Las legumbres tienen un papel fundamental - LA GACETA Tucumán

Las legumbres tienen un papel fundamental

Los cultivos leguminosos representan un alimento económico y accesible para millones de personas, además de ser una fuente esencial de elementos vitales como vitaminas y minerales.

13 Feb 2021 Por Gustavo Frías Silva
1

Los porotos que consume un importante porcentaje de los habitantes del mundo y que son cultivados en muchas regiones del planeta también tienen su día de festejo.

El pasado 10 de febrero se conmemoró el Día Mundial de las Legumbres, por pedido de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre lo importante que son estos alimentos para la seguridad alimentaria mundial.

El objetivo buscado por este organismo es potenciar la investigación, promover la producción y el consumo de estos alimentos, muy ricos en proteínas, y que se los reconozca por los grandes beneficios que tienen para las personas y el planeta.

Esto es algo que viene desde 2016, con la declaración del Año Internacional de las Legumbres, en la que se intentó fomentar a nivel mundial la importancia de los cultivos leguminosos como las lentejas, los garbanzos y los porotos, que son sin dudas elementos fundamentales de las canastas de compras de los consumidores de todo el mundo.

Si comparamos a este alimento natural con otros aportantes de proteínas, las legumbres representan un alimento económico y accesible para millones de personas y una fuente esencial de otros elementos vitales como vitaminas, minerales y demás aminoácidos de origen vegetal, por lo que son vitales para el mantenimiento de niveles nutricionales aceptables.

Actualmente, con la onda verde que hay en el mundo en procura de producir alimentos amigables con el medio ambiente, objetivo fundamental para la sostenibilidad de los sistemas productivos, la producción de legumbres tiene la propiedad de fijar nitrógeno del suelo, lo que contribuye a la fertilidad del mismo, disminuyendo la huella de carbono y de agua, causando un efecto positivo hacia el medio ambiente.

Las legumbres, además, don consideradas una fuente de proteínas alternativa a la carne, siempre que sean combinadas con cereales, son ricas en sustancias antioxidantes y aportan una gran cantidad de fibras solubles e insolubles, lo que ayuda al organismo en la regulación de los niveles de glucemia y colesterol.

Por suerte nuestra región NOA es una zona que tiene una importancia enorme en la producción de legumbres estivales e invernales con más de 50 años de historia, habiendo recibido un gran aporte tecnológico de distintas instituciones oficiales a partir de fines de la década del 70, en la que colaboraron también productores de diversas envergaduras.

El poroto, particularmente, demostró ser una de las mejores alternativas en la diversificación agrícola de la región por las excelentes condiciones agroecológicas de esta para la producción de legumbres secas; es el principal cultivo, además, para el desarrollo de la región subhúmeda seca y semiárida del NOA por su buena adaptación, como integrante principal de los sistemas de rotación que se pueden diseñar para esta amplia superficie.

Al sembrarse a mediados de la estación de verano, por lo que todavía se está sembrando en la región NOA y en Tucumán, cierra el ciclo de siembra de los cultivos estivales, ampliando el período de siembra de los mismos, cuestión muy importante en una región donde la variabilidad climática y la disponibilidad de agua edáfica definen la siembra y juegan roles imprescindibles en el rendimiento futuro.

Afortunadamente este año las perspectivas de producción y de precios en el mercado internacional están teniendo una buena tendencia, de acuerdo a lo comentado por técnicos y productores vinculados a esta importante actividad productiva, lo que genera optimismo.

Se estima que se terminará de sembrar en la provincia, en la región y en el país una importante superficie de diversos porotos que serán comercializados en diferentes países del mundo que tienen una gran tradición por su consumo y en la cual Argentina debe fortalecer un sistema de comunicación que destaque la importancia de su consumo, para que los habitantes de nuestros país conozcan sus virtudes y procedan a consumir un mayor volumen, que todavía es muy exiguo comparado con otros países.

Es por ello necesario que tanto las instituciones de investigación, los gobiernos involucrados y los productores trabajen en estrategias para dar a conocer a la sociedad los beneficios que tiene el consumo de legumbres secas.

Comentarios