Esperan una multitud en la despedida de Maradona - LA GACETA Tucumán

Esperan una multitud en la despedida de Maradona

Poco después del mediodía, una enfermera lo encontró sin vida en su casa del Tigre. Duelo nacional.

26 Nov 2020 Por Juan Manuel Montero
1

LA ÚLTIMA FOTO. Maradona junto a su médico Leopoldo Luque luego de su operación.

“Fecha, 12 horas, se hace presente personal policial en el lote 45 del Barrio San Andrés, complejo Villanueva, donde se produjo el fallecimiento de Diego Armando Maradona, tomando conocimiento por parte del jefe de Seguridad, señor Julio Coria, y personal de salud privada, en momentos en que al mismo se le iba a suministrar la medicación correspondiente, al día de la fecha constatando descompensación y posterior fallecimiento. Interviene UFI Benavidez, doctora Capra. Ampliaré”.

La frialdad de la comunicación policial contrastaba con la noticia que ayer conmovió al mundo entero. Un paro cardiorrespiratorio acabó con su vida a los 60 años, que había cumplido el 30 de octubre. Diego estaba en una casa de Tigre, en la que se había instalado luego de haber sido operado de un hematoma subdural el 4 de noviembre. Los médicos que lo habían atendido, o en realidad los de su círculo íntimo, habían dicho que la operación había sido un éxito. Y todos esperaban que el 10 le hiciera otra gambeta a la muerte.

De a poco se fueron reconstruyendo sus últimos momentos. Se había levantado temprano para desayunar, caminó un poco, miró televisión y luego se volvió a acostar. Como lo hacía siempre. Una enfermera, un psicólogo y un psiquiatra estaban en la vivienda, donde se había montado una pequeña sala de terapia para casos de urgencia. Fue la enfermera quien pasado el mediodía, al llevarle uno de los medicamentos que debía tomar, quien descubrió el cuerpo. Sus intentos por despertarlo fueron en vano. Se comunicaron con el 911 y nueve ambulancias llegaron al barrio privado, pero ya no había nada que hacer. Diego había muerto. No fue su cerebro luego de la operación el que dijo basta. Fue el corazón el que dijo hasta aquí llegó.

Las primeras noticias llegaron vía twitter y en el acto fueron replicadas por todos los portales, los programas de televisión y las radios. Fue un reguero de pólvora que recorrió el mundo en cuestión de minutos. Y las repercusiones fueron inmediatas. El Gobierno nacional decretó un duelo nacional de tres días debido a la muerte del ídolo y Alberto Fernández le agradeció a Maradona “todas las alegrías vividas”. Fernández además es hincha fanático de Argentinos Juniors, el club en el cual Maradona se formó como jugador.

Las internaciones

En el 2000, Maradona había ingresado ingresado en Policlínico La Barra de Punta del Este (Uruguay) con un cuadro crítico, relacionado con el consumo de cocaína. Tras sortear la muerte por primera vez, el ‘10’ se instaló en Cuba para rehabilitarse de las adicciones.

En 2004, con 43 años, Diego volvió a ser internado, esta vez en Buenos Aires, por una crisis hipertensiva que mantuvo en vilo al país durante dos semanas, y un año más tarde fue tratado por los problemas relacionados con el sobrepeso, llegando a estar en los 120 kilos. Pese a la cirugía del by pass, en 2007 volvió a ser ingresado con un físico deteriorado por la mala alimentación. Después, en 2012, tuvo que ser intervenido en Emiratos Árabes por unos cólicos renales que le fueron extraídos y en 2015, otra cirugía gástrica. El año pasado, al ‘10’ se le detectó un sangrado estomacal y más tarde le colocaron una prótesis en la rodilla derecha. Ya en 2020, al cuadro físico se le sumó esa depresión en tiempos de pandemia y el bajón llamativo visible el día de su 60 cumpleaños.

Luego de conocido el deceso, el cuerpo fue llevado a la morgue judicial, donde se le practicó la autopsia correspondiente. El fiscal general de San Isidro, John Broyad, dijo únicamente que no había señales de violencia en el lugar en el que estaba el cuerpo. Por eso se esperan los resultados de los análisis para las próximas horas para confirmar las causas de la muerte.

Multitudinario adiós

Maradona será velado en la Casa Rosada, abierto durante 48 horas a lo que se espera una afluencia masiva para despedir al mito. Se habla de más de un millón de personas desfilando por Plaza de Mayo

Fernández, confirmó a la televisión pública y a otros medios argentinos que, en contacto con la familia, se pusieron en marcha los preparativos para que los restos mortales de Maradona sean velados en la Casa Rosada desde hoy por la mañana y durante 48 horas.

En uno de los salones de Balcarce 50, el ‘Diez’ tendrá un velatorio abierto a todo el mundo, aunque desde el Gobierno recordaron que tendrá que ser bajo un importante protocolo de seguridad ante la pandemia de coronavirus.

“Con motivo del fallecimiento de Diego Armando Maradona, el Presidente de la Nación decretará tres días de duelo nacional a partir del día de la fecha”, anunció también el Gobierno argentino en un comunicado.

Comentarios