“Por lo que mi hijo está acusado no es su mundo”, contó la madre del trabajador de salud - LA GACETA Tucumán

“Por lo que mi hijo está acusado no es su mundo”, contó la madre del trabajador de salud

Celia Sánchez señaló que no sabe por qué el sospechoso salió de la provincia pero descarta que haya estado involucrado con la droga.

30 Oct 2020 Por Santiago Re
1

APOYO FAMILIAR. La madre de Jesús Busto, Celia Sánchez (izquierda), junto con su hermano, su abuela y su tía recibieron a LA GACETA en su vivienda de Delfín Gallo. La familia sostiene la inocencia del empleado público, quien se desempeña en el Sistema Provincial de Salud. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

“Hay un gran error, eso por lo que mi hijo está acusado no es su mundo”, indicó Celia Susana Sánchez, de 49 años, quien recibió a LA GACETA en su casa para explicar su versión de los hechos. Su hijo es Jesús Mario Busto, de 35 años, quien el lunes fue detenido por la Policía santiagueña junto con Mónica Mabel Costilla, de 42, en la ruta 130, porque en el baúl del Chevrolet Onix en el que se trasladaban se hallaron 120 kilos de marihuana.

Según indicaron los agentes que realizaban el control vehicular de rutina, la mujer conducía el auto y se había mostrado muy nerviosa durante la requisa. Ambos habrían indicado que en las cajas donde se halló la sustancia llevaban barbijos y alcohol en gel. Los detenidos fueron acusados por tráfico de drogas.

Sánchez aseguró que su hijo no pertenece al mundo del narcotráfico, y aunque entiende que aclarar el hecho queda en manos de la Justicia, señaló que su hijo siempre trabajó honradamente desde los 16 años, cuando comenzó como mozo del bar de un sanatorio de la capital, luego pasó a ser administrativo en el centro asistencial. Más tarde Busto conseguiría empleo en una conocida firma de hamburguesas y comida rápida y luego en un supermercado, hasta que consiguió un puesto en el Sistema Provincial de Salud (Siprosa).

“Desde 2009, cuando falleció su padre, él me ayuda con algunos gastos de la casa. Yo trabajo en la comuna de Los Bulacio y pusimos también una carnicería. Miren cómo vivimos, anoche teníamos que sostener los techos para que no se cayeran por el viento”, indicó la mujer, señalando algunas falencias de su humilde casa, ubicada en el barrio San Lorenzo de la localidad de Delfín Gallo.

“Su vida siempre fue la vocación de servir al prójimo; trabajando en el área de Salud, él usaba sus contactos para facilitarles a sus vecinos un par de anteojos, unos remedios o lo que hiciera falta. Eso le enseñé yo, a ayudar siempre desde la política y apartarnos de la corrupción”, añadió Sánchez.

Sobre la detención

“Estamos desesperados y sorprendidos con todo esto”, contó su madre con lágrimas en los ojos al ver que la abuela de Busto se quebraba en un momento de la entrevista. “Él trabajaba actualmente en los controles de Las Cejas; le tocaba ayer y le tocó el domingo. El lunes y el martes descansaba y el miércoles le iba a tocar de nuevo la guardia. Todo lo que sé es que esto ocurrió en su día de descanso, pero desconozco por qué y con quién salió de la provincia. No puedo hablar mal de esa chica (Costilla) porque sé que sus hijos deben estar sufriendo al igual que yo”, enfatizó la madre del empleado público. La mujer también aclaró que están dejando la defensa en manos de un abogado que sería de la vecina provincia. “Voy a vender la casa si hace falta para defender a mi hijo. Todo lo que sé de la causa es que mi hijo tiene muy buenos antecedentes y que la Policía está recibiendo muy buenas referencias de Jesús”, concluyó.

En el barrio San Lorenzo los vecinos se mostraron sorprendidos con la noticia. María Elena Espeche, de 50 años, recordó con afecto al detenido: “nunca tuvo problemas con nadie; no puedo opinar sobre lo que pasó en Santiago. Aquí era un muchacho servicial; yo sufro del corazón y él me conseguía los remedios”. Juan Julio Mansilla, por su parte, no salía de su asombro. “Podría definirlo como trabajador y solidario. Cuando no había colectivos él nos conseguía un transporte para poder ir a trabajar en la capital. Tenía muchos contactos por su función; la verdad que no se olvidó del barrio”, ilustró.

Comentarios