Javier Nadal Testa: “me importa sonar a mí mismo”

El músico ofrecerá canciones para decir las cosas como son.

VERSÁTIL. El artista trabaja con distintos formatos.  VERSÁTIL. El artista trabaja con distintos formatos. GENTILEZA: VALENTÍN MOPTY
25 Septiembre 2020

El Septiembre Musical es un evento gigante con el que siempre soñó con participar. “Vengo en proceso de jugar con estéticas distintas, entonces decidí que esta era una gran oportunidad para mostrar las cosas más actuales que tengo producidas con mi música, ser fiel a mi actualidad y brindar lo mejor que tengo”, le cuenta a LA GACETA el cantautor Javier Nadal Testa.

El músico tucumano radicado en La Plata presentará esta noche un set que no le resultó nada fácil. “Pude trabajar una vez que me empecé a sentir mejor. Había asumido este compromiso en el cual me siento muy agradecido de participar y estaba bastante ansioso por reponerme y hacerlo. En un principio iba a ser al aire libre, pero nos cacheteó la realidad”, dice refiriéndose a la covid-19, que lo mantuvo enfermo en cama.

“Preparé canciones en las cuales hablo sobre animarse a decir lo que sentimos y lo que nos pasa de la manera que se pueda, de la manera que nos salga. Es decir las cosas como son, lo cual también implica un modo de sanación dentro de uno. Como dejar de caretearla por un rato y desnudarse frente al espejo, eso también es parte de sanar”, responde durante la entrevista compartida por teléfono con el diálogo por WhatsApp.

Su show seguramente será uno de los momentos de mayor despliegue del llamado folclore alternativo, entre ritmos andinos y el jazz, con una fuerte impronta visual.

-¿Entendés al cantautor como un género?

- Es una manera de llevar a cabo un proyecto. La canción es algo que va más allá de los géneros, y pienso que los cantautores podrían ser quienes cantan sus propias canciones. Podríamos decir que la canción es un “meta género” en el cual confluyen muchos géneros. En mi caso, producir y cantar mis propias canciones es solo una parte de mi trabajo cotidiano como artista; porque compongo muchas canciones para otras personas que solamente las cantan, produzco a diversos artistas que cantan cosas propias y no propias, y también doy talleres de composición que apuntan a pensar a la canción justamente como códigos que van más allá de los géneros y de las distintas artes.

- En algunas piezas tuyas aparecen el jazz y el folclore...

- Me pasa con los géneros que me gustan como unidades identitarias, como conjunto de rasgos que representan por una cosa o por otra. Me gusta jugar con ellos: depende de la canción, depende de para qué, no deja de ser una parte más de las dimensiones de la música que son funcionales a la expresión. Lo que más me importa es expresar lo que quiero, sonar a mí mismo y jugar con la identidad desde la mayor cantidad de lugares posibles. Los formatos, guitarra y voz, banda grande, banda pequeña, o, como en este caso, set con computadora y varios instrumentos, los uso según lo que quiera expresar. Toqué en banda en mi primer disco varias veces, incluso en México con todos músicos de allá, y eran ese tipo de canciones con arreglos, que decían una cosa en particular. Luego giré por muchas ciudades de Argentina, México y Chile solo, con mi disquito “Equipaje”, porque quise abordar ese concepto, más íntimo y desafiante, y era lo más funcional y posible. Y hace un año paré de girar para dedicarme a trabajar como productor con diferentes personas; me encuentro jugando en mi estudio con tantas estéticas distintas que no son concebibles con la guitarra sola, sino que pueden suceder más en el terreno de la combinación de elementos mediante la electrónica, el multiintrumentismo y demás. Conectar todas las cosas y jugar con ellas.

Tamaño texto
Comentarios