Así actuaba la banda investigada por el caso Dominé

Los siete imputados serían integrantes del grupo que se habría dedicado a cometer delitos, entre ellos secuestros extorsivos. Cinco de ellos nunca fueron condenados, pese a que tienen numerosas causas en su contra. Los detalles de la investigación.

24 Sep 2020 Por Gustavo Rodríguez

1.- Vidas paralelas

Todos los imputados por el crimen de Ana Dominé, registrado el 12 de septiembre en la esquina de avenida Alem y Crisóstomo Álvarez, están unidos por alguna razón. La mayoría de ellos reconoció que se dedican a la venta callejera de ropa, puertas y ventanas y bolsas de residuos o construyen muebles. Todos viven en los mismos barrios: Victoria, San Miguel y San Cristobal, que son cercanos.

Salvo el taxista Raúl Antonio “Tonio” Greco, quien hasta el momento no tiene ninguna causa abierta en la Justicia, todos los otros ya afrontaron un tribunal o esperan hacerlo por delitos, algunos graves, como robos y homicidios. El listado está integrado por Sebastián “Hormiga” Quiroga (homicidio y robos), Federico “El Loco Fede” Sánchez (doble homicidio, robo y secuestro), Braian “El Hijo de Zenón” Leguizamón (robo, resistencia a la autoridad e incumplimiento del aislamiento social, todos cometidos cuando era menor de edad) y Ezequiel “Charatín” Tous (robos y amenazas). En tanto que Raúl “Pety” Godoy, señalado como el autor del crimen, fue condenado dos veces en Buenos Aires y Edgard “El Negro” Visuara, fue penado por robo y tentativa de homicidio en Mendoza. Ambos también tienen acusaciones en su contra en nuestra provincia, que siguen sin resolverse.

El grupo quedó al descubierto con este caso. No sólo están apareciendo personas que señalaron haber sido víctimas de esta banda. Además, los vecinos y allegados, por la presión policial que sufrieron en los últimos tiempos, decidieron decir basta y contar todo para que su situación procesal se complique aún más.

PROTAGONISTA. Ezequiel

2.- El primer chat

A lo largo de la pesquisa, fueron surgiendo varios testimonios de allegados con los que el fiscal Carlos Sale y el abogado querellante Patricio Char acumularon elementos de prueba para ir cerrando el cerco contra los acusados.

Una mujer, que es cuñada del detenido Sebastián “Hormiga” Quiroga, se contactó con una sobrina de la víctima. Lo primero que hizo fue enviarle unas capturas de pantalla donde mantenía una conversación con “Charatín” Tous, otro de los procesados. Este fue la charla que mantuvireron por WhatsApp:

- Tous: Eu… Y “Hormiga” qué onda. Dónde mierda está. La “gorra” (la Policía) anda todo mal por esa vieja.

- Testigo: No sé loco. “Hormiga” no es mi marido para andar controlando dónde está. ¿Y qué pensaron, boludo, que la Policía no iba andar? Hicieron una muerte.

- Tous: Qué tarada que sos. Preguntale al otro boludo si sabe dónde andan “Hormiga” y “Zenón” (por Braian Leguizamón, conocido como “El Hijo de Zenón”, otro de los imputados).

- Testigo: ¿Por qué la mataron si ya le habían quitado el bolso con la plata? ¿No pensaron en el dolor de esa familia? Mente seca. No me jodan…

- Tous: Uuuuh… Saltó la defensora del pueblo (agrega un emoji de risas). ¿A poco ya sabe quién disparó?

- Testigo: ¿Adivino? ¡Vos de seguro! Cuando es un robo no te tiembla el pulso.

- Tous: Papá te deja con la duda. Chau mi amor está cada vez más hermosa. ¿Cuándo le ponemos los cuernos al tuyo? ¿Sabés lo que te haría?

- Testigo: ¡Matate!

La mujer desapareció cuando los investigadores salieron a buscarla para que ratificara todos sus dichos. La secretaria de Derechos Humanos de la provincia, Érica Brunotto, hizo las gestiones necesarias para protegerla, pero ni siquiera así pudieron convencerla y actualmente no se sabe cuál es su paradero.

¿PEREJIL? Una testigo desvinculó a Sebastián

3.- Prueba arruinada

Y si de confesiones se trata, hubo otra que generó revuelo en las redes sociales. Rocío Dominé abrió un perfil en Facebook para que los tucumanos le enviaran datos que pudieran ser utilizados para esclarecer el crimen. Allí llegó una información clave, pero al haberse viralizado, no sólo no sirvió como prueba, sino que el informante terminó huyendo por la exposición que tuvo.

En varios mensajes, el datero dijo que el autor del hecho había sido “Pety” Godoy y que la otra persona que estuvo a la par de la camioneta era “El Loco Fede” Sánchez. Contó además que se habían movilizado en un taxi Fiat Palio que era conducido por “Tonio” Greco y que habían huido en una moto que era conducida por “El Negro” Visuara. A “Pety” también lo señalaron como un supuesto vendedor de drogas, pero dieron otra dirección. En el lugar que proporcionaron vive el hermano del acusado que, hace menos de un mes, se enfrentó a tiros con la Policía.

La misma persona, que nunca más se contactó con la víctima, también despegó del caso a “Hormiga” Quiroga, que fue el primer detenido en la investigación.

Hubo otro testigo que dijo saber dónde los sospechosos, después de haber cometido el hecho, se repartieron el dinero: en la casa de “Hormiga”, y que contaba con un video para demostrar sus dichos. Pero al hacerse pública la información, esa persona no volvió a comunicarse nunca más con la familia ni con el personal de la división Homicidios que investigaba el caso.

4.- Se terminó la banca

La cuñada de un sospechoso, la abuela de otro y varios vecinos fueron los responsables de brindar información clave para que la investigación se encaminara. ¿Por qué lo hicieron? “Porque estamos cansados de esos giles que se hacen los hampones y son un perejil. No respetan nada. Desde hace mucho tiempo que andaban moquéandose y, como tienen banca de sus familiares, nadie les podía decir nada. Ahora, que el lío es grande, nadie los salvó, sino que los entregaron atados”, explicó Pedro Barros, un vecino de barrio Victoria que conoce los secretos que encierran las calles de ese sector de la ciudad.

Contaron los habitantes de ese caserío que los integrantes de esta banda no respetaban nada. Eran capaces de “mejicanear” botines o drogas a otros grupos y que también cometían escruches en casas de vecinos. Eso, en el mundo del hampa, sigue siendo imperdonable. “Muchos de sus parientes son del palo, pero nunca mataron a nadie. Además, son de perfil bajo, no como estos que cada vez que cometían un golpe andaban palanganeando (presumiendo) con las cosas que compraban”, agregó el hombre que fue uno de los pocos que aceptó ser entrevistado por LA GACETA.

EL SOSPECHOSO. Raúl

Los integrantes del grupo se transformaron en Judas. “Pety” Godoy dijo que está enemistado con “El Loco Fede”, pero Greco, al ser detenido dijo de manera espontánea que los trasladó a los dos. También los pesquisas encontraron otra evidencia que tiraría por tierra esa versión: ambos sospechosos se daban “likes” a las publicaciones que realizaban en diferentes redes sociales. “Hormiga” Quiroga declaró que no conocía a ninguno de los otros sospechosos, pero Tous se comunicó con su cuñada para preguntarle por su paradero y el del “Hijo de Zenón”, que además es su primo hermano.

5.- Grupo polirrubro

Con el correr de los días se fueron descubriendo algunos detalles de esta organización singular. Por ejemplo, se sabía que varios de sus integrantes eran especialistas en salideras bancarias (elegían en el interior de los bancos a sus víctimas, las seguían y luego las asaltaban), robo a comerciantes y a empresarios que sabían que trasladarían importantes sumas de dinero y realizaban escruches selectivos. Pero ahora se conoció una nueva modalidad: cometían atracos y mantenían privados de su libertad a los damnificados. LA GACETA pudo comprobar que el 28 de septiembre de 2019, una familia en el sur de la ciudad fue atacada por un grupo de asaltantes. Los habrían tenido cautivos varias horas hasta que se apoderaron del dinero. Por el hecho, fueron detenidos “El Loco Fede” y Visuara. La Justicia les dictó la prisión preventiva, pero a los siete meses recuperaron la libertad porque se venció la medida cautelar y ahora esperan ser enjuiciados por el hecho.

Un mes después se registró otro hecho similar, también ocurrido en el sur de la capital, pero hasta ayer no se había logrado identificar a los autores. El hijo de la víctima reconoció a Greco como el conductor del Fiat Palio que se utilizó en el caso y el padre reconoció la voz de “Pety” Godoy en la nota que le hizo Matías Auad en “Buen día” de LG Play.

Los investigadores sostuvieron que esta era una banda que tenía toda una estructura. Después de obtener un dato concreto, actuaban. Primero hacían tareas de inteligencia, después se dedicaban a vigilar a la víctima y por último se dividían las tareas para cometer el hecho. En este caso, según la investigación del fiscal Sale, “El Hijo de Zenón” al haberse presentado cuatro veces en una semana en el negocio de la víctima, podría haber sido el que realizó tareas de inteligencia junto a Greco, que fue quien trasladó al “Loco Fede” y a “Pety” -supuesto autor del disparo mortal- para que cometieran el robo. Visuara manejaba la moto en la que huyeron los sospechosos y “Charatín” y “Hormiga” habrían brindado apoyo logístico al grupo.

En este caso, por ahora, no surgieron datos sobre quién pudo haber brindado el dato del dinero que manejaba la víctima en sus negocios.

6.- En varias provincias

Quedó confirmado que la banda no sólo actuaba en Tucumán. Según los datos recogidos por LA GACETA, varios tienen causas abiertas y condenas en otras provincias. Los investigadores sospechan que los integrantes del grupo, como ocurre con organizaciones de este tipo, suelen realizar viajes relámpagos a otras tierras para cometer delitos. Visuara tiene dos condenas en Mendoza: una por robo agravado y otra por haberse enfrentado a tiros con la policía luego de cometer un atraco en el coqueto departamento Godoy Cruz. Tendría un pedido de captura vigente de Buenos Aires por un asalto y, en Santiago del Estero también habría sido procesado por delitos contra la propiedad.

“Pety” también fue condenado en Buenos Aires. Los pesquisas ahora buscan información para ver si no tienen causas pendientes en Salta, Jujuy y Catamarca, entre otras provincias.

COMPLICADO. En sus declaraciones, Edgard

7.- Estilo de vida

Los investigadores encontraron pruebas para sospechar que los imputados llevaban un estilo de vida que no se condice con los entre $3.000 y $7.000 que aseguraron ganar cada vez que el juez Rafael Macoritto les preguntó sobre sus ingresos.

El caso más llamativo es el del “Hijo de Zenón”, que reconoció que se dedicaba a la venta de puertas y ventanas con su padre por las mañanas, y por las tardes comercializaba prendas de vestir con su madre. En un debate aseguró que para su cumpleaños número 18, sus padres le regalaron un BMW modelo 2009 -valuado en por lo menos $1 millón- y que compró en el negocio de la víctima entre $70.000 y $80.000 en champagne para su festejo.

El viernes cumplirá una semana de encierro, pese a que la Justicia dispuso que quedara libre si, entre otras cosas, presentaba un bien de $1 millón como caución. “El vehículo no se transfirió y no lo puede utilizar. Es el único medio de movilidad que tiene la familia”, indicó Camilo Atim Antoni.

El profesional no pudo explicar cómo una persona que se dedica a la venta callejera de puertas y ventanas no tenga un medio para transportar la mercadería. “Al ‘mocoso’ lo dejaron solo por hablar de más”, dijo Jeniffer Medina, vecina del acusado.

En el barrio San Cristóbal cuentan que no pueden creer la vida que lleva “El Loco Fede”. En menos de cinco años, según los comentarios de los vecinos, confirmados por fuentes policiales, habría sido propietario de una carnicería y de una pañalera. “En el barrio todos saben que puso esos negocios después de haber metido varios ‘caños’ (asaltos) importantes’, pero al primer negocio lo tuvo que vender por las dos muertes que causó. Ahora dicen que pasará lo mismo con la pañalera”, relató Jimena García.

EL POTENTADO. Braian

8.- La política metió la cola

Si algo le faltaba a este polémico caso es que surgieran datos de vínculos políticos. Y eso es lo que ocurrió en la última audiencia. Visuara dijo que el año pasado ”trabajó en la “política” para Christian Rodríguez, el actual titular del Ente de Infraestructura Comunitaria. “Conocí a ‘Pety’ Godoy porque hacía lo mismo para (Armando) ‘Cacho’ Cortalezzi y lo vi un par de veces en la sede de ellos”, declaró el imputado.

Manuel Pedernera, defensor de Godoy, lo interrogó y el sospechoso comenzó a cambiar su discurso. “Ratifico que no conozco a ‘Pety’. En realidad nunca estuve en esa sede, sino que pasé por el frente y lo vi. Así lo conocí, pero porque él estaba trabajando para otro sector. Eran tiempos electorales y había pica entre todos, inclusive con los de Rolando ‘El Tano’ Alfaro, que también estaba en el tema. Fueron tiempos muy picantes”, agregó el hombre, que está indocumentado desde hace más de un año, por lo que resulta extraño que haya sido convocado para realizar tareas electorales.

EL ESCENARIO. La banda está acusada de asesinar a la empresaria en la esquina de Alem y Crisóstomo Álvarez.

“Fue un claro movimiento defensivo para desviar la atención e involucrar a mi defendido en algo que no tuvo nada que ver. Evidentemente alguien quiso ensuciar al legislador Cortalezzi metiendo a mi defendido en el medio. Ahora lo único que falta es que se trate de una banda de punteros políticos”, explicó, molesto, Pedernera.

El querellante Char, por su parte, dijo: “no hace al fondo de la cuestión si prestaban servicios para algún dirigente. No sirve para atender el reclamo de la sociedad, que es que sepa la verdad”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios