Se conocieron más detalles del crimen de Ana Dominé - LA GACETA Tucumán

Se conocieron más detalles del crimen de Ana Dominé

Habrían participado más de tres personas.

16 Sep 2020 Por Gustavo Rodríguez
2

AQUÍ COMENZÓ TODO. Los asaltantes habrían comenzado a perseguir a las víctimas desde su distribuidora de bebidas ubicada en La Madrid al 1.300.

Habrían sido más de tres los participantes en el sangriento ataque que causó la muerte de Ana Dominé. Este es una de las hipótesis con que trabajan la Policía y la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale, en la investigación del crimen que conmocionó a los vecinos de avenida Alem y Crisóstomo Álvarez el sábado a la noche.


1- Un robo preparado

El robo ocurrido el sábado en el que perdió la vida la empresaria estaba bien preparado por una banda que venía siguiendo sus pasos porque, supuestamente, tenía un informante que les avisaba de cada uno de los movimientos que harían y, posiblemente, el dinero que manejaban gracias a su actividad comercial. Ahora están investigando si hubo dos intentos anteriores al que tuvo el trágico final. No fue un ataque de “rompevidrios” al azar.

Dominé y su hijo Lucas Quesada salieron cerca de las 21 de su negocio ubicado en La Madrid al 1.300 (en la misma cuadra donde fue asesinado Pablo Mariotti en febrero pasado) y caminaron varios metros hasta llegar a su camioneta. Subieron por La Madrid, tomaron Alem hasta que se detuvieron para que el joven comprara cigarrillos en un quiosco ubicado en la avenida. Dejó encendida la camioneta. Hizo el trámite y cuando estaba dentro del vehículo, aparecieron los asaltantes, que habrían sido más de tres y que podrían haberse movilizado en dos motocicletas y un automóvil.

Hay un detalle que no cierra: ¿por qué eligieron la avenida Alem para cometer el robo, teniendo en cuenta que un sábado a las 21 tiene más movimiento que la La Madrid al 1.300? Por una sola razón: los comerciantes tenían contratada una persona para que realizara tareas de custodia en su local. Ese también es un indicio de que los delincuentes sabían muy bien los pasos que debían tomar para intentar quedarse con el dinero.


2- El momento

Si el video que se viralizó sobre el momento del ataque fue cruento, los detalles de esos 40 segundos son mucho más duros. Por ejemplo, el primer delincuente que se abalanza sobre la camioneta, con la culata del arma que manipulaba, rompe el vidrio de la ventanilla del acompañante y lucha con Dominé para quitarle la cartera.

Antes de que llegara el cómplice, se produjo el disparo que ingresó por el pómulo izquierdo y atravesó la cabeza de la víctima. El proyectil impactó en el apoyacabezas del conductor, a centímetros de la cabeza de Quesada.

El hijo de la mujer, después de observar que los delincuentes le habían robado la cartera con el dinero de la madre, se bajó de la camioneta y fue tras sus pasos, pero no pudo atraparlos. Sólo cuando volvió al rodado se dio cuenta de que su madre estaba gravemente herida.


3- La caída

Quesada intentó a toda costa perseguir a los delincuentes. Dos veces pretendió atraparlos, pero siempre fracasó. La primera vez, cuando el homicida salió corriendo. Él lo siguió y no pudo atraparlo porque le apuntó con el arma.

El hijo de Dominé regresó unos pasos y, al observar que el asesino de su madre se había caído, hizo el segundo intento. Pero otra vez no pudo. El delincuente, desde el suelo, volvió a apuntarle con un arma y no dejó de hacerlo hasta que se pudo subir a la moto que lo esperaba.

De ahí en más poco se sabe. Los investigadores creen que en los alrededores de la zona se distribuyeron para despistar a las autoridades. Podrían haber subido a una moto y a un vehículo para despistar a posibles perseguidores.


4- Los antecedentes

Daniel Dominé, hermano de la víctima, dijo el lunes que su hermana había sufrido un ataque de motochorros hace poco más de un mes en 24 de Septiembre y José Colombres, pero que en esa oportunidad no pudieron quitarle nada porque ella se aferró a la cartera donde llevaba el dinero. “Esta vez (por el crimen) han ido a matarla para que suelte la plata”, opinó el hermano.

Patricio Char, abogado que representa a la familia, dijo que ella antes había sufrido otro ataque de estas características, aunque no pudo precisar el lugar con exactitud. “Ese fue el motivo por el que tomaron la decisión de cambiar el vehículo que usaban porque pensaban que los tenían marcados”, explicó. Iban a reemplazar la Toyota Hilux por una camioneta más chica, pero el ataque llegó antes de que se concretara el cambio.

Comentarios