Escándalo en Alderetes: investigan a policías por el video de los presos que consumen drogas

Autoridades de Seguridad abrieron un expediente para determinar si hubo responsabilidad por parte de los custodios.

14 Sep 2020
2

COMISARIA ALDERETES. CAPTURA DE MAPS

El Ministerio de Seguridad de la Provincia, que está a cargo de Claudio Maley, anunció hoy la apertura de una "profunda investigación" contra los efectivos de la comisaría de Alderetes.

La medida fue dispuesta luego de la difusión de un video en el que se ve a detenidos consumiendo drogas dentro del calabozo, mientras profieren amenazas por otra grabación que se hizo viral y que involucra a un delincuente atrapado por vecinos en esa ciudad.

Ante esta situación, las autoridades incluso evalúan el traslado de los internos alojados en la dependencia policial hacia el penal de Villa Urquiza.

“En atención al vídeo que tomó estado público a través de las redes sociales, se iniciaron actuaciones procesales y administrativas tendientes a determinar la responsabilidad de los empleados policiales encargados de la custodia de las personas en contexto de encierro", aseveró el subsecretario de Seguridad, José Ardiles.

Por otro lado, explicó, se dispuso "reforzar las inspecciones sistemáticas a los arrestos para evitar el ingreso a los mismos de elementos y sustancias prohibidas”.

En las imágenes que se viralizaron en las últimas horas, tres presos parecen estar aspirando una sustancia ilegal, que sería cocaína. Además, los reos profieren amenazas a raíz de otro video en el que personas golpean brutalmente a un presunto delincuente, que además habría sufrido abuso sexual.

DROGAS. En dos videos, tres presos tomaban cocaína y prometían venganza.

“Estamos colaborando activamente con la investigación de la Justicia y se está consultando la situación procesal de cada uno de los internos que aparece en el video a fin de ser trasladados eventualmente al penal”, afirmó el secretario de Seguridad, Luis Ibáñez.

El funcionario  recordó que, entre las primeras medidas, se realizó una requisa completa del calabozo en la que, como resultado, se secuestró un teléfono celular y otros elementos que fueron puestos a disposición de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos.

Además, Ibáñez informó que la División de Delitos Telemáticos realizará un análisis riguroso del teléfono encontrado para determinar fehacientemente cuándo fue filmado y publicado el video.

Comentarios