Investigan el abuso sexual que sufrió un acusado de robo

Allegados del joven prometieron vengarse.

14 Sep 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

DROGAS. En dos videos, tres presos tomaban cocaína y prometían venganza.

“Así quedó el ‘choro’ que vino a robar en El Corte. Así quedarán todos los que vengan a robar aquí”, amenazó un vecino de ese sector de la ciudad de Alderetes que lleva puesta una camiseta de San Martín en un video que se viralizó el viernes por la tarde. Luego, se agacha, y posa para una foto, mientras un policía intenta calmar a otros. En el suelo está tirado un joven acusado de robo. Está desnudo y se queja a los gritos porque había sido abusado sexualmente con un palo. Esa imagen generó conmoción y las más insospechadas reacciones en una ciudad que quedó conmocionada con el hecho.

El titular de la Unidad Fiscal de Graves Delitos contra las Personas Ignacio López Bustos inició una investigación paralela a la de robo. Pidió que un médico forense revisara al procesado por haber cometido un delito contra la propiedad. El profesional confirmó las lesiones, pero aclaró que debía esperar unos 20 días para determinar qué secuelas le quedaron por haber sido empalado. La víctima del grave ataque no habría denunciado el hecho, sino que el fiscal decidió actuar de oficio al enterarse de lo que había ocurrido a través de los videos y de las actuaciones policiales.

Con ese informe, el fiscal solicitó al personal de la Brigada Este que identificara a los autores del ataque. El que habría abusado del joven sería un conductor de un taxi de más de 40 años que vive en ese sector de la ciudad de Alderetes. Pero los pesquisas se dieron cuenta de que el acusado de lesiones había decidido ocultarse. No porque era buscado por la Justicia, sino porque teme por su vida y la de sus familiares. El sábado a la madrugada, desconocidos balearon el frente de su vivienda. Los investigadores sospechan que los autores de los disparos podrían haber sido allegados al ladrón detenido.

La historia

“El chango ese robó a una persona del barrio y los vecinos lo atraparon. Salieron corriendo un montón de vecinos y le hicieron de todo. Lo agarraron a golpes para reducirlo, después le pegaron latigazos y por último, lo lastimaron sus partes íntimas con un palo. Se pasaron, hay que reconocerlo”, explicó María Eugenia Sierra.

Las palabras de la joven, que llevaba a un pequeño en brazos generó la inmediata reacción de hermana Claudia. “Sabe lo que pasa, la gente está harta. Está podrida de que los vagos de siempre la tengan fácil. No trabajan, roban y andan de joda todo el tiempo. El honesto se mata laburando para apenas llegar a fin de mes. Da bronca que vengan estos sucios y te roben lo poco que uno tiene para drogarse. No es justo”, indicó.

El Corte está ubicado en una zona dura de Alderetes. Sus vecinos dicen que es una de las zonas rojas. Don Anselmo Ríos, de 82 años, dijo que nunca antes había visto algo así. “Vivo desde que nací por estos lares. Me parte el alma ver las cosas que están pasando. El respeto se perdió hace rato. Y ahora gana el salvajismo. Los ladrones ya no les tienen miedo a la ‘polecía’ y la gente tampoco les tiene miedo a los ladrones. He vivido muchas cosas, pero nunca nada como esto. Ahora lo único que les importa es sacarse fotos con los celulares”, señaló con amargura.

El aparente final de esta historia llegó cuando intervino un agente. “El ‘canita’ no sabía qué hacer. Quería parar la agresión, pero los vecinos le decían que no se metiera porque todo eso era culpa de ellos. Las cosas se calmaron cuando vinieron los refuerzos. Estaba hasta un comisario, pero no dijeron nada a nadie. Lo cargaron al delincuente y se lo llevaron”, agregó Zulma Heredia.

La respuesta

Pero aún quedaba más. Mientras López Bustos realizaba la investigación para dar con el agresor se topó con otros dos graves videos. En uno de ellos se puede observar a un detenido de la comisaría de Alderetes anunciando que esperaban al agresor por “haber atacado a su compañero”. “Ya te van a traer aquí y te vamos a hacer lo mismo”, dijo el procesado mientras manipulaba un palo de escoba.

Pero en otro video, filmado horas antes en la misma dependencia policial, aparecen los detenidos consumiendo una importante cantidad de cocaína. En la imagen también se puede presenciar que además de las líneas de la droga correctamente instalado en una base plana, uno de los arrestados tiene en su poder una bolsa con más sustancia.

López Bustos también decidió actuar luego de haber observado esa imagen. Realizó unas actuaciones y remitió una copia a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos que conduce Daniel Marranzino para que investigara cómo habían hecho los arrestados para tener un celular y cómo lograron ingresar esa importante cantidad de cocaína.

Versión oficial

“Desde que se tomó conocimiento del contenido de las imágenes que circulaban, se impartieron las instrucciones para iniciar las actuaciones procesales correspondientes en cuanto a los internos identificados”, informó el secretario de Seguridad Luis Ibáñez. “En una primera instancia, se dio intervención a la Justicia y se procedió a hacer una requisa completa del calabozo en la que, como resultado, se secuestró un teléfono celular y otros elementos que fueron puestos a disposición de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos. La División de Delitos Telemáticos realizará el análisis riguroso del teléfono encontrado para determinar fehacientemente cuándo fue filmado y publicado el video”, agregó el funcionario. “Estamos colaborando activamente con la investigación de la justicia y acompañaremos su decisión en caso de que se le atribuya algún tipo de responsabilidad a los efectivos policiales que se desempeñan en la dependencia”, cerró.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios