“Batalla” perdida para el turf tucumano

Debido al avance de casos de covid-19, el Gran Premio “Batalla de Tucumán” no se concretará el 24 de septiembre como es tradición. Aún no está definida la fecha en la que se programará.

03 Sep 2020 Por Carlos Chirino

Será un golpe duro para los amantes del turf. Debido al avance de la pandemia por la covid-19 en nuestra provincia, este año el Gran Premio “Batalla de Tucumán” no se disputará el 24 de septiembre y aún no está definida la fecha en la que se correrá una de las competencias más importantes del interior del país. “Lamentablemente tenemos que anunciar que la jornada interprovincial del ‘Batalla’ no se disputará en la fecha prevista originalmente. La reunión será reprogramada cuando el Comité Operativo de Emergencia nos autorice las competencias y cuando las condiciones sanitarias mejoren en Tucumán, algo que esperamos sea pronto”, expresó Rubén Moisello, delegado de la actividad hípica.

A la noticia se la veía venir, porque en el circo hípico del “Jardín de la República” solamente se realizó una reunión en tiempos de pandemia, que fue el pasado 23 de julio. Luego, la acción se detuvo y el mitin previsto para el 6 de agosto fue suspendido debido al crecimiento de casos positivos de coronavirus en la provincia. El 13 de agosto, en LG Deportiva, Moisello había anunciado que si la cuestión sanitaria no mejoraba, evaluarían modificar la fecha del Batalla. “Nuestro objetivo era que la jornada se desarrolle el 24 de septiembre, porque es una tradición y no hay dudas de que es el día más esperado por la gente del turf de toda la región. Pero lamentablemente no podemos seguir esperando, porque los caballos necesitan una preparación especial para participar en una carrera de 2.200 metros como es esta”, indicó el dirigente.


La más esperada

La jornada hípica más importante del NOA es una de las más esperadas durante la temporada y se convirtió en un clásico para el turf argentino. El año pasado, el mitin contó con la presencia del jinete uruguayo Pablo Gustavo Falero, que terminó segundo en el Gran Premio sobre la montura de In Your Honor. También participaron ejemplares de Buenos Aires, Córdoba, San Juan, Mendoza, Santiago del Estero y de nuestra provincia, lo que deja en claro la relevancia que tiene a nivel nacional.

“Me invade una gran tristeza por no poder cumplir con un rito tradicional, porque ese día al hipódromo concurren personas que nunca antes fueron a ver una carrera de caballos. Y por otro lado también es muy duro porque la gente está esperanzada en volver a tener competencias lo antes posible, ya que el turf es una fuente de trabajo de la que dependen muchas familias en nuestra provincia. Ahora vamos a solicitarle a la Caja Popular de Ahorros una nueva ayuda social para el mes de septiembre, tanto en dinero como en mercaderías, para brindarles una ayuda a los peones, vareadores, entrenadores y jockeys. Pero no es a lo que aspiramos. El objetivo es tratar de correr lo antes posible, pero es imposible en las condiciones sanitarias por la que atraviesa la provincia actualmente”, señaló Moisello.

¿Y hay una fecha probable para la disputa del ‘Batalla’? “No podemos dar fecha, porque nadie sabe cuándo tendremos el pico del coronavirus. Una jornada como la del ‘Batalla’ necesita organizarse con tiempo, porque casi todos los años tenemos récord de participantes. Para este año el objetivo era superar lo realizado en 2019, cuando el Gran Premio se disputó por un millón de pesos. Lo que teníamos planeado era muy superior en cuanto a premios. Queríamos convocar a los mejores caballos del país y contar con la presencia de los jinetes y entrenadores más destacados. El objetivo era invitarlo al brasileño Jorge Ricardo, que es el más ganador del mundo y que ya había mostrado interés en estar presente el 24 de septiembre. Además íbamos a inaugurar una confitería VIP, al frente del disco, con una vista privilegiada. Muy parecida a la que tiene el hipódromo de Palermo. También teníamos previsto inaugurar murales alusivos al turf realizados por artistas plásticos locales. Mi sueño era muy grande, pero lamentablemente este virus nos golpeó muy fuerte, como a todas las otras actividades”, comentó Moisello.


Un duro golpe

La noticia de que el “Batalla” no se realizará en la fecha prevista pegó muy fuerte. “Es un golpe muy duro a nuestra ilusión. Nos venimos preparando con una gran expectativa para el 24 de septiembre, que es una tradición. Esta fecha es esperada durante toda la temporada y no sólo por la gente de Tucumán, sino también de otras provincias. Las autoridades del COE deben entender que son muchas las familias que dependemos de esta actividad”, dijo Marcelo Suárez, uno de los entrenadores que más ejemplares tiene actualmente en nuestra provincia. “El hipódromo de Tucumán está pasando por su mejor momento en cuanto a cantidad y calidad de caballos. En los últimos meses llegaron muchos ejemplares de gran calidad y creo que el principal objetivo de los propietarios era poder correr la jornada del ‘Batalla’. Ahora habrá que ver cómo reaccionan los propietarios con esta noticia, porque si deciden llevarse los ejemplares a otros lugares quedará mucha gente sin trabajo. Realmente es muy preocupante el tema y más teniendo en cuenta que ya empezó la actividad en Buenos Aires y en algunos hipódromos de Córdoba, por lo que no sería extraño que muchos caballos se vayan a esos lugares”, comentó el “Chelo”.


Pedido

Los propietarios, entrenadores, jinetes, peones y vareadores presentaron una nota dirigida a Moisello, en la que le solicitaron volver a competir, argumentado la crisis por la que pasa la actividad. “No correr afecta directamente a muchísimas personas que viven de la actividad. A través de las carreras pueden acceder a los premios y comisiones que permite que la rueda del turf pueda girar. No correr provoca enormes problemas en el corto y el mediano plazo: éxodo de caballos a otros hipódromos, una marcada merma en la reinversión por parte de los propietarios en nuevos ejemplares y, lo más preocupante que tarde o temprano desembocará irremediablemente, en la pérdida de puestos de trabajo de muchísimos trabajadores del turf. Mantener un caballo sin correr es muy oneroso y desalentador, lo que llevará a que muchos propietarios pierdan el incentivo”, dice en un tramo la nota. “Lo peor de todo es el sufrimiento de la gente que no tiene posibilidades materiales de subsistir sin la actividad. En nuestro hipódromo, gracias a su gestión y con el respeto de los protocolos sanitarios, se pudo realizar exitosamente la reunión hípica el 23 de julio, siendo uno de los primeros hipódromos del país en reiniciar la actividad turfística. Se dieron muestras acabadas de que se puede competir sin público y con un sistema de apuestas online que funcionó perfectamente. En la actualidad se están autorizando las carreras en distintas provincias. No es casualidad que nuestra actividad fue una de las primeras en recibir la autorización para realizarse en distintas partes del mundo, ya que los hipódromos han extremado las medidas sanitarias, corren sin público y el trabajo que se practica se realiza con distancia social, en lugares muy amplios y al aire libre”, agrega.

“Estamos desmotivados. Es muy triste que no se corre el ‘Batalla’. Nos preparamos todo el año para la reunión del 24 de septiembre y teníamos la esperanza de que se reanude la actividad. Con esta noticia nos terminan de matar, porque estamos pasando muchas necesidades debido a que no tenemos carreras”, dijo el jinete Facundo Navarro. Su colega Arnaldo Maximiliano Lastra también pronosticó un futuro incierto. “El panorama es complicado. Del turf dependen muchas familias y seguramente varios se quedarán sin trabajo. Veníamos muy mal y creo que ahora estamos peor. Y lo lamentable es que no le veo una buena salida en un futuro cercano”, dijo “Willy”.

La gente del turf siente que esta vez perdió la “batalla”.

Comentarios