Reforma judicial: para la oposición, es inoportuno y para los oficialistas, una promesa de campaña - LA GACETA Tucumán

Reforma judicial: para la oposición, es inoportuno y para los oficialistas, una promesa de campaña

21 Ago 2020
7

Cámara de Diputados de la Nación. ARCHIVO

Oposición

Un proyecto inoportuno


Domingo Amaya considera inoportuno e imprudente tratar la reforma judicial hoy. “Cuando pase la pandemia hay que sentarse a trabajar seriamente, si es que hay voluntad de una verdadera reforma”.

Domingo Amaya

“No es el momento, el Estado está endeudado, además hay que armar una mesa de asesores imparciales, que no sean amigos de uno u otro lado; porque tenemos que tener una Justicia independiente de los otros poderes. Votaré en contra porque es una reforma impuesta con fórceps, hay intereses creados y demasiado apuro, cuando este necesita más consenso”, señaló el ex intendente capitalino. “No hay urgencia que justifique tratar este tema, que requiere de mucho consenso, hay otros aspectos más importantes para discutir”, dijo.

Lidia Ascárate

Su par, la radical Lidia Ascárate, coincidió. “La Justicia debe ser reformada, pero esta es una oportunidad perdida, porque no se reconoció el sentido de la oportunidad para su tratamiento”, opinó.

“No salen los proyectos para las pymes -prosiguió-, para las empresas paralizadas, pero se apunta a una inversión (con la reforma) de $ 4.000 millones sólo en recursos humanos”.

Según la parlamentaria no hay una visión de futuro sobre la Justicia, “porque se crea una gran estructura sobre una estructura judicial arcaica”, y tampoco tiene una mirada federal “porque es una reforma centrada en el ámbito penal, en Comodoro Py, ámbito donde la conflictividad no amerita esta modificación”.

Tras sostener que se necesitan más fiscales y no más jueces, Ascárate mencionó que si bien hay personas de prestigio en el consejo consultivo, faltan miembros del Poder Judicial Federal. “El propósito es claro: garantizar impunidad con un proyecto que interfiere en los poderes legislativo y judicial con una mayor concentración del poder”, finalizó.

José Cano

“Estamos convencidos que hay muchas cosas por mejorar en la Justicia Federal y en las provinciales, pero la reforma del Gobierno es inoportuna y contradictoria. Habla de cuidar la salud, preservar la vida, atender las fuentes de trabajo y la economía y en lugar de convocar  a un consejo económico y social para ver de qué manera salimos, el oficialismo instala un tremendo tema con un Congreso que funciona a medias y de manera virtual. Es escandaloso”, expresó José Cano.

El radical señaló que sucedió algo similar en los 90; cuando se amplió el número de miembros de la Corte y se nombraron 12 juzgados en Comodoro Py. “Ahora es el mismo debate; ampliar la cantidad de jueces de la Corte, crear juzgados federales de la Capital Federal y con jueces subrogantes, cuando hay fallos en contra”, acotó.


Mensaje claro

Sostuvo que no se trata de una reforma de la Justicia, sino de meterse en las causas que son complejas para el oficialismo, “como los ocho procesamientos y elevación a juicio oral de la ex presidenta (Cristina Fernández); lo que buscan es mandar un mensaje claro: que ellos están administrando nuevamente la centralidad del poder económico, político y judicial”.

Cano entiende que esta iniciativa va a contramano de los consensos y acuerdos generados en toda reforma y que no se puede presentar en una semana y tratarlo. “Nadie sabe cómo surge, cuando esto debería trascender a un Gobierno”, concluyó.


Oficialismo

Una promesa de campaña

“¿Hace falta mejorar la Justicia Federal Penal en la Argentina? Sí, hace falta. ¿Es una promesa de campaña del partido? Sí, lo es. Por eso vamos a acompañar (la reforma judicial) porque nos parece importante”. Así lo expresó el diputado nacional Pablo Yedlin (Frente de Todos). “Por otro lado, esto no genera ni tiene nada que ver con ninguna impunidad para con ningún tipo de corrupción -prosiguió-, porque si así fuera no lo vamos a acompañar nunca. Yo no lo votaría”.

Pablo Yedlin

“Este proyecto de cambiar la Justicia no tiene nada que ver con ningún nivel de impunidad, sino con generar un mejor acceso a la Justicia, que es un derecho de los ciudadanos”, dijo el ex ministro de Salud de la provincia.

Respecto de los planteos de Juntos por el Cambio para rechazar la propuesta del Presidente, el parlamentario opinó que sólo se trata de una conducta política de la oposición “que encontró una bandera sólo para oponerse al Gobierno”. Y destacó que la reforma no fue bien comunicada por el oficialismo, “es una gran autocrítica que tenemos que hacer, para dar un gran debate: la oportunidad de discutir es en el Congreso”.

Según Yedlin, la mayoría de los ciudadanos no conocen la letra fina del proyecto, “porque toda causa que está en curso por corrupción seguirá con los mismos jueces que hoy las tienen; no se entiende por qué eso derivaría en un sistema de impunidad”. Finalmente, señaló que es bueno que el Estado trabaje para garantizar el derecho de acceso a la Justicia, “fue una promesa de campaña, nadie puede ofenderse por eso”.

Mario Leito

Su par de bancada, Mario Leito, ratificó lo último. “El Presidente, en la campaña, propuso la necesidad de una reforma judicial y lo que se está haciendo en este momento es dar cumplimiento a la palabra empeñada”, dijo, y añadió: “el proyecto pretende lograr la descentralización de la Justicia Federal y tratar de evitar que un grupo minúsculo de jueces tengan el poder de decisión  sobre todas las cuestiones”. Con relación a la Capital Federal, indicó que se pretende la creación de 23 nuevos juzgados, acompañados por algunas fiscalías: “lo que se lleva adelante es la transferencia a la ciudad de la competencia sobre delitos no federales”.

Remarcó que, en cuanto a las provincias, se toma un proyecto presentado por senadores de Cambiemos cuando hablaban sobre la “Justicia 2020” sobre la creación de 94 nuevos juzgados, de 85 nuevos fiscales y de 23 defensores. “Se establecen algunas pautas para los jueces en cuanto a sus funciones y conductas, es importante, pero se cuestiona si es el momento para llevar adelante la discusión de este proyecto. La pregunta sería: ¿cuál es el momento? Sabemos que proyectos como estos generan posiciones encontradas. Desde ese punto de vista, más allá del tiempo que vivimos, debemos tratar y llevar adelante  la reforma judicial, para que todos podamos encontrar en la Justicia lo que le reclaman”, finalizó.

Gladys Medina

“Hay que ser cautelosos y respetuosos, y analizar todos y cada uno de los artículos del proyecto, especialmente los que vienen con cambios sustanciales para la Justicia”, manifestó la diputada Gladys Medina, pese a lo que precisó que acompañará la decisión política de su bloque. “La Justicia le debe muchas respuestas a la sociedad”, acotó, y señaló que pese a la pandemia, la Cámara funciona con tecnología para debatir temas de interés público, como lo es el proyecto del Gobierno. Añadió que conversará sobre la reforma con el gobernador, Juan Manzur, y con el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, porque hay cuestiones que atañen a la provincia.

Comentarios