Según UTA, el sistema salteño garantiza el pago de sueldos

El gremio fue al paro 28 días este año para reclamar por el pago de salarios.

01 Ago 2020

Para el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de la seccional tucumana, César González, tras los días de paro al fin llego el alivio: los trabajadores ya cobraron la totalidad del sueldo de junio y el 50% del aguinaldo.

“Sobre el tema salarial, gracias a Dios se cumplió en su totalidad y todas las empresas han depositado el sueldo, algunas terminaron de pagar hoy -por ayer-, otras saldaron durante los días anteriores la totalidad del sueldo, todos los compañeros han percibido el sueldo de junio y el 50% del aguinaldo”, respondió el sindicalista a la consulta de LA GACETA.

Durante la pausa en la conflictividad, hasta resolver cómo se podrá pagar el sueldo de julio, González valoró el modelo salteño y mendocino de gestión del transporte público.

“El Estado en Salta a través de una sociedad anónima estatal donde participa el Estado, empresarios y el gremio, se hace cargo de las compensaciones tarifarias de la Nación, de la recaudación y a los empresarios se les abona por kilómetro recorrido. Eso garantiza el pago de las remuneraciones de cada uno de los trabajadores”, valoró González. Y agregó: “Salta en esta pandemia que tenemos que atravesar, no está teniendo problemas. Desde marzo para acá que cuando comenzó la pandemia de covid-19, Salta paga los sueldos en tiempo y en forma: pagó el 30 de junio el aguinaldo y el sueldo lo pagó el 6 de julio, sin inconvenientes, en tiempo y forma”.

Los empresarios adjudicaron las complicaciones para poder pagar el sueldo de los trabajadores a dos situaciones: a la inequidad en la distribución de subsidios nacionales (el 83% de los subsidios nacionales van dirigidos a las firmas porteñas mientras que el resto se distribuye para las empresas de las provincias); y a la caída en la recaudación del 70% a raíz de la pandemia, por las restricciones de circulación. Para destrabar el conflicto, la Provincia y la Legislatura echaron mano a una ley que ordenaba que los subsidios nacionales y provinciales sean destinados prioritariamente al pago de salarios.

“Lamentablemente no se puede sostener un esquema de transporte en el que la carga total del sistema recaiga sobre el boleto que paga el usuario, porque si no habría subsidios, que en realidad son compensaciones tarifarias, el boleto estaría rondando los $ 90. Ningún trabajador podría pagar ese boleto con la caída del poder adquisitivo que hay, sobre todo pensando en aquellos que deben utilizar hasta cuatro boletos por día. Por es urgente una solución de fondo”, reflexionó González.

Comentarios