Erbes ahora sueña con ganar la Copa Sudamericana

El volante quería quedarse y tras renovar el contrato blanqueó su objetivo: un título internacional.

02 Jul 2020

Hace exactamente un año, Rodrigo Aliendro firmaba el contrato con Colón y oficialmente dejaba de ser jugador de Atlético. En ese momento, significaba el adiós definitivo y total al histórico medio campo “decano” que navegó por aguas internacionales y convirtió a toda la camada en la “Generación Americana”. Unos días antes se había ido a Racing David Barbona y en enero de ese año había hecho lo propio Guillermo Acosta, pero a Lanús (luego volvería). Nery Leyes ya había avisado que se iría y días después se mudó a Chile. Podía decirse que era el fin de una era. Para el equipo en sí, pero más que nada en esa zona de la cancha. Y si una era se terminaba, otra debía comenzar para Atlético. Ricardo Zielinski, que no se movió (ni se mueve del banco) se apuró en comenzar esa nueva era con la llegada de un volante central: Cristian Erbes. Un jugador que generó dudas al principio, pero que terminó afianzándose y cuya renovación en este receso (la primera de todas) se festejó como un gol, de esos que todavía (y por un largo tiempo) no podrán gritarse en 25 de Mayo y Chile.

“La gente me apoyó siempre, eso fue un motivo para quedarme”, le reconoce “Pichi” a LG Deportiva. Todo un motivo para seguir viviendo en la misma provincia y jugando en el mismo club por 18 meses más. Es que esas dudas del principio jamás se tradujeron en críticas. Y eso que se trataba de un claro momento de transición. Después de la salida de un ícono como Aliendro en un sector clave de la media cancha, eran inevitables las comparaciones, la nostalgia y esas dudas. Sin embargo, Erbes logró dejar eso atrás y pudo comenzar su propia era en el círculo central.

Una era es un período significativo de tiempo y si bien no hay definiciones exactas en cuanto a los años de ese período, con dos y medio se puede empezar a hablar. “Me sentí muy cómodo”, dice Erbes. Una confesión fundamental para proyectarse viviendo mucho tiempo en un lugar. Erbes además adelantó que se comprará una casa en nuestra provincia para vivir con su familia. Otra muestra de comodidad y de que la nueva era está siendo tal.

Las dudas del comienzo también las pudo haber tenido Zielinski, que empezó con Erbes como titular pero luego de unos partidos lo dejó en el banco. Promediando la Superliga, en el peor momento del equipo, Erbes regresó al 11 inicial y no salió más. Acompañó y ayudó a las cinco victorias seguidas del equipo y a su resurgimiento.

TRABAJA PARA LOGRARLO. Erbes hace flexiones de brazos en uno de sus tantos entrenamientos de cuarentena.

La performance de Atlético durante esas fechas, el cierre de torneo ante River y lo mostrado en la Copa Libertadores pese a la ajustada eliminación en tercera ronda ante Independiente de Medellín por penales, hicieron pensar a Erbes que Atlético está para cosas grandes. “Ojalá estos 18 meses vengan con muchos triunfos y alegrías”, deseó en su saludo al sitio oficial de Atlético. En su charla con LG Deportiva, sin embargo, fue por más. “Mi objetivo personal es ganar la copa. Sinceramente lo digo. Creo que se puede y tengo esa meta”, aseguró Erbes. Se refiere a la Sudamericana aunque también esté pendiente la disputa de la Copa Argentina. La Sudamericana debiera haber comenzado en mayo para Atlético pero por la pandemia de la covid-19 se retrasó, como todo lo deportivo. En principio, según la Conmebol, septiembre sería un buen mes para retomar la competencia.

Decidido, así está Erbes en esta nueva era en Atlético. Esa que empezó el año pasado y que se aseguró continuar hasta finales de 2021.


¿Hoy renueva otro?
Se espera que por estas horas, Atlético pueda cerrar la renovación contractual de un nuevo jugador luego de la de Erbes. Los dirigentes trabajan para conseguirlo en charlas constantes a distancia con los jugadores involucrados.

Comentarios