Ruralistas piden que Manzur dé un paso al costado si no puede resolver la inseguridad

"Las muertes injustas por asaltos siguen creciendo en Tucumán", manifestó Apronor a través de un comunicado.

27 Jun 2020
1

"Gobernador Manzur, estamos hartos y cansados que siempre los que estemos tras las rejas seamos nosotros, y los delincuentes libres como el viento". La frase pertenece a una parte del comunicado que esta mañana envió la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) para pedir mayor seguridad tras  el crimen del empresario José "Pepe" Porcel, asesinado por tres delincuentes que ingresaron a su finca con la intención de robarle.

"De pronto la desazón e impotencia inundaron la familia rural de Tucumán. Nos dejó “Pepe” Porcel: productor de La Ramada de Abajo y ante todo hombre de bien, persona honesta y trabajadora. Tres sinvergüenzas entraron a su casa a robar y le dispararon sin remordimientos apoderándose de su vida. Una persona más fue víctima de la delincuencia reinante en Tucumán. Mientras tanto, la policía constatando la libertad de circulación y los delincuentes como Pancho en su casa", dice otro extracto del comunicado.

Por último, Apronor apunta directamente contra el mandatario provincial: "Si usted (por Manzur) no sabe cómo cuidar a su gente, hágase a un costado. Los hechos hablan por sí solos y las muertes injustas por asaltos siguen creciendo, imparables como un tsumani". 

El crimen

José "Pepe" Porcel, de 77 años, se dedicaba a la cría de cerdos. Anoche, mientras se encontraba en su estancia "La Arisca", en la localidad de La Ramada de Abajo, departamento Burruyacu, fue abordado por tres delincuentes fuertemente armados, que se movilizaban en un automóvil Volkswagen Gol color blanco y una moto Browser 150 cc roja.

Los asaltantes ingresaron a la vivienda por la parte trasera y se toparon con un allegado a la familia Porcel, a quien redujeron y dejaron atado con alambres. Luego, los delincuentes abordaron a Porcel, quien se encontraba en la galería de la casa junto a su esposa, y lo asesinaron de un disparo. La mujer entró corriendo a la casa y los delincuentes huyeron sin llevarse nada.

De acuerdo al parte policial, cuando escapaban, dos de los ladrones volcaron el auto en el que se movilizaban y sufrieron heridas de distinta consideración, tras lo cual fueron detenidos por la policía.

El crimen causó indignación entre los ruralistas de Tucumán. La Sociedad Rural de Argentina también se manifestó por el asesinato. "Ante tan lamentable hecho, nuestro reclamo a las autoridades Judiciales y de Seguridad por su inmediato esclarecimiento y castigo de los responsables. Este Estado debe asumir la responsabilidad que le compete en el combate contra este flagelo que limita nuestra capacidad productiva, motor importantísimo de la economía nacional", dijeron.

Comunicado Apronor

Comentarios