El productor Porcel reconoció a uno de los asaltantes y este lo asesinó

Uno de los delincuentes había realizado una tarea de inteligencia días atrás. Malestar entre dirigentes ruralistas. Otros hechos. Dos miembros de la banda que intentó cometer el asalto fueron detenidos después de volcar con su auto.

27 Jun 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

ACCIDENTE. Los vecinos, en un primer momento, asistieron a los asaltantes, pero después detuvieron a uno.

“¡Vos viniste a buscar chanchos el otro día!”, le habría gritado José Porcel al grupo de asaltantes que habían ingresado a su finca de La Ramada de Abajo. La respuesta no tardó. Uno de los delincuentes reaccionó disparándole en el pecho. El productor rural, de 77 años, murió en el acto. Dos miembros de la banda fueron detenidos después de haber sufrido un accidente cuando se escapaban del lugar.

El hecho, que conmocionó los habitantes de esa localidad del noreste de la provincia y generó revuelo entre los productores tucumanos, ocurrió ayer cerca de las 19. Porcel se encontraba en su casa junto a su esposa. Al menos cuatro personas en un VW Gol y en una moto, se presentaron en el lugar. Golpearon las manos y cuando Porcel salió a atenderlos lo amenazaron con armas y, después de la discusión, lo mataron de un balazo.

Los ladrones huyeron, en principio sin llevarse nada. Tomaron un camino de ripio y a toda velocidad intentaron escapar. A unos cuatro kilómetros de la escena del crimen, el conductor perdió el control del vehículo y volcaron. Según fuentes policiales, los vecinos, sin saber lo que había ocurrido, llamaron a una ambulancia.

El personal de la sanidad cargó a uno de los heridos y se lo llevó al Centro de Salud. El otro sospechoso se quedó cuidando el vehículo, fingiendo ser un comerciante que se había trasladado hasta el lugar.

Pero rápidamente se comenzó a divulgar lo que le había sucedido a Porcel. Entonces, fueron los propios vecinos los que detuvieron al acusado. Luego avisaron al chofer de la ambulancia que el herido que trasladaba había participado en el crimen del productor. Al llegar al centro asistencial fue aprehendido por los efectivos de la guardia hospitalaria.

67 homicidios se registraron en lo que va del año, según los datos que maneja de LA GACETA

Mientras ello sucedía, personal de la Unidad Regional Este y los productores rurales de La Ramada realizaban rastrillajes en la zona para dar con los otros dos miembros de la banda que habían participado en el cruento asalto, pero hasta el cierre de esta edición no los habían hallado.

Los investigadores sospechan que los asaltantes abandonaron a sus compañeros y siguieron viaje hacia algún sector del Gran San Miguel de Tucumán, donde estarían ocultos.


Antecedentes

Los dos detenidos tienen antecedentes penales y varias veces fueron acusados de integrar bandas que se dedicaban a asaltar a personas que manejaban importantes sumas de dinero.

Oriundos de Villa 9 de Julio y de Las Talitas, los delincuentes, según consignaron fuentes policiales, se caracterizaban por hacer tareas de seguimiento e inteligencia de sus futuras víctimas para asegurarse el éxito de los atracos que protagonizarían. Hasta el momento no se pudo determinar si el blanco eran Porcel o uno de sus hijos, que también viven en el lugar, pero que no se encontraban cuando se produjo el hecho.


Más casos

La noticia del crimen del productor generó un profundo malestar entre los ruralistas de la provincia. “´Pepe’, como se lo conocía, era un hombre que siempre se dedicó al campo y lo único que hacía era producir”, explicó uno de los dirigentes de Apronor.

El homicidio de Porcel movilizó a las entidades que nuclean a los hombres del campo. Al cierre de esta edición no habían emitido ningún comentario sobre la situación, pero se especula que lo harán hoy.

Los ruralistas, por los diferentes hechos de inseguridad que se habían producido en zonas rurales, se habían unido para reclamar medidas de seguridad. Presentaron una serie de propuestas que consideraban debía tomar el gobierno. El ministro Claudio Maley les había contestado que escucharía sus reclamos y analizaría sus sugerencias.

Este no es el primer crimen que se registra en zonas rurales en 2020. Damián Gómez, de 76 años, fue asesinado en enero pasado en un campo de Tala Pozo, Burruyacu. La víctima estaba cuidando el campo de un productor conocido.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Inseguridad
Comentarios