Luka Romero y una historia de sueños posibles

El debut en Mallorca, con 15 años, remite a otros “estrenos” prematuros de figuras como Maradona, Messi y Agüero; en nuestra provincia, también hubo casos destacados.

26 Jun 2020 varios autores
2

LA PRIMERA VEZ. Luka Romero, el chico de las tres nacionalidades, se retira del campo de Real Madrid. Ya había debutado en Primera, con la camiseta de Mallorca. rcd mallorca

“Está en el equipo porque merece estarlo. Lo hizo muy bien. Incluso fue agresivo. No hay que olvidar que es un niño de 15 años”. Si lo que hoy es un proyecto que termina por convertirse en una realidad, Vicente Moreno, técnico de Mallorca, pasará a la historia como aquel que hizo debutar en La Liga a Luka Romero. 15 años y 219 días. 24 de junio de 2020. Edad y fecha para que el adolescente nacido en Durango (México), radicado en España y que cuenta con la nacionalidad argentina (ya jugó en la Selección sub15), pise por vez primera como profesional una cancha, en el minuto 82 del partido que enfrentó a su equipo, con Real Madrid, en el estadio “Alfredo Di Stéfano”. Vean bien el nombre del rival y del lugar donde se forjó esta historia.

¿Se puede hablar de precocidad a esta altura de los tiempos? Teniendo en cuenta lo temprano del debut de deportistas en otras disciplinas que se viene registrando año a año, la respuesta es no. Aun así Luka, como lo dijo Moreno, es un niño (“le pedí que esté tranquilo, le puse la mano en el corazón y estaba a 2.000 revoluciones”). Y es uno que, con el paso que dio, se une a un club exclusivo de figuras del fútbol mundial. Que reconoce apellidos ilustres.

Apuntamos algunos “bien” argentinos, en esa edad que va desde los 15 a los 16.

El 20 de octubre de 1976, el DT Juan Carlos Montes ordenó que Diego Maradona reemplace a Rubén Giacobetti, en el entretiempo de la derrota de Argentinos Juniors ante Talleres de Córdoba, por el Campeonato Nacional. Le faltaban diez días para cumplir 16 años. Con los años, quedó como fecha fundacional de una carrera de barrilete cósmico.

TAMBIÉN PRECOZ. Lionel Messi dio su primer gran paso con Barcelona.

Frank Rijkaard dirigía a Barcelona. El holandés tenía por delante un amistoso contra Oporto. Le preguntó a Pere Gratacós técnico del “Barça” B qué jugadores llevar a Portugal. “Llévate a ‘Leo’. Ni te lo pienses”, le dijo. El 16 de noviembre de 2003, el rosarino Lionel Messi debutó en el equipo “culé”: tenía 16 años, cuatro meses y 24 días. De manera oficial, y ya en el torneo español, jugó su primer partido el 16 de octubre de 2004, ante Espanyol. A esa altura, ya tenía 17 años, tres meses y 22 días.

El 5 de julio de 2003 debutó Sergio Agüero en Independiente, frente a San Lorenzo, en el Torneo Clausura. El técnico Oscar Ruggeri mandó a la cancha al “Kun” a los 24 minutos del complemento, en reemplazo de Emanuel Rivas. Tenía 15 años, un mes y tres días.

Como delicioso dato extra, vale recordar que el crack brasileño Pelé, considerado por mucho tiempo como el mejor del mundo, tiene un lugar en este club de precocidad: debutó en Santos en 1956, a poco de cumplir 16 años.

Romero rompió una marca que tenía 80 años en España: Sansón jugó su primer partido en Celta de Vigo con 15 años y 255 días. Ahora tiene por delante todo un mundo, con una gran cantidad de otras marcas por quebrar. Parece prematuro decirlo, pero hay indicios de que se está frente a un jugador a quien habrá que seguir de cerca.

En España dicen que todo lo que es hoy Luka recuerda a Messi. Desde su físico, al manejo de la pelota siempre pegada al pie, su condición de zurdo, su forma de moverse por la cancha, su habilidad y su regate. “Hay que dejarlo tranquilo. No se le puede marear comparándolo con Messi”, dijo de él su papá, Diego Romero. Tiene razón. Pero, a esta altura de los hechos, ¿quién nos quita la ilusión de que así sea?

Comentarios