Ambición y realidad

20 Jun 2020

Hay quienes piden que se incorpore a los e-Sports como disciplinas que otorguen medalla en los Juegos Olímpicos de París en 2024. En un principio, el copresidente de la Comisión, Tony Estanguet, expresó un gran interés en esa posibilidad. En 2018, el CEO de Logitech, Bracken Darrell, no anduvo con vueltas: “creo que es inevitable, creo que formarán parte de los Juegos Olímpicos. Y creo que será el deporte más grande del mundo”. Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, sostuvo: “los JJ.OO. nunca considerarían un deporte-juego que promueva la violencia y la discriminación”. Más aún: un informe solicitado por la Confederación Olímpica del Deporte Alemán le niega a los eSports el carácter de deportes alegando que no cumplen con un requisito clave, como es la exigencia de un rendimiento físico importante. El informe sostiene que el concepto de deporte se define, a través de una jurisprudencia de muchos años, en su sentido tradicional de exigencias al cuerpo. “Los juegos ante una consola no caben dentro de ese concepto. No son deportes en el sentido del derecho vigente”, agrega el informe.

Comentarios