Investigan de qué arma salió el proyectil que mató a Luis Espinoza

El crimen del trabajador rural se produjo en medio de un operativo irregular con el que se quería poner fin a una carrera cuadrera clandestina.

28 May 2020

La causa por el crimen del trabajador rural Luis Espinosa, en la cual están involucrados nueve efectivos de la policía de la comisaría de Monteagudo y que permanecen detenidos, avanza a paso firme.

En la jornada de hoy, por solicitud de la fiscal Mónica García de Targa, titular de la Fiscalía de Instrucción Penal I del Centro Judicial de Monteros, personal del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del Ministerio Fiscal (ECIF) está realizando pericias al plomo encontrado en el cuerpo de la víctima y que fuera extraído en oportunidad de realizarse la autopsia.

En el Laboratorio de Criminalística del ECIF se está analizando en el microscopio del Comparador Balístico, tanto el plomo como las vainas servidas que fueron levantadas en el lugar del hecho. 

El procedimiento prevé establecer científicamente de cuál de las pistolas secuestradas salió el proyectil que causó la herida mortal y posterior desaparición de Espinosa.

Una vez cumplido este procedimiento se realiza el pertinente estudio en el Microscopio Comparador Balístico, (con la tecnología del mismo hay sólo tres de estos aparatos en el país) del plomo que fue encontrado en el cuerpo de la víctima con cada uno de los proyectiles “testigos” de las armas secuestradas, para determinar de cuál de ellas partió el disparo mortal.

En las últimas horas se supo que los familiares del trabajador rural denunciaron que los policías habrían participado de un beberaje antes de concurrir al operativo. La madre de Luis Espinoza aportó más datos a la causa. Hubo una polémica reunión previa al homicidio.

Por este hecho están procesados  el subcomisario Rubén Montenegro y el equipo que formó para esta ocasión, integrado por el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González, el vigía ciudadano de la comuna, Sergio Santillán, y otro civil que sería hermano de uno de los efectivos.

LA VÍCTIMA. Luis Armando Espinoza tenía 31 años.

El caso

El viernes 15 de mayo Espinoza recibió un disparo en el omóplato izquierdo en el momento en que se producían incidentes entre los policías y los asistentes a una carrera cuadrera. Juan Espinoza dijo que su hermano lo había intentado defender porque estaba siendo castigado por los agentes. Relató además que, en medio del episodio, sintió un disparo de arma de fuego y que vio que llevaban arrastrando al monte a Luis. Una semana después, el cuerpo del trabajador fue encontrado en un precipicio del camino que lleva a Catamarca.

Comentarios