Caso Espinoza: los policías habrían actuado alcoholizados

Los familiares del trabajador rural denunciaron que los policías habrían participado de un beberaje antes de concurrir al operativo. La madre de Luis Espinoza aportó más datos a la causa. Hubo una polémica reunión previa al homicidio.

28 May 2020 varios autores
2

EN CATAMARCA. Los rescatistas de la Policía en la zona donde encontraron los restos del trabajador rural. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

La investigación por el crimen del trabajador rural Luis Armando Espinoza se va ampliando. Por pedido de la fiscala Mónica García de Targa, se desarrollaron nuevos allanamientos en la comisaría de Monteagudo, lugar donde prestaban servicios los nueve policías detenidos. Paralelamente, los familiares de la víctima pidieron que se profundice la pesquisa porque sospechan que hay más personas implicadas.

El viernes 15 de mayo Espinoza recibió un disparo en el omóplato izquierdo en el momento en que se producían incidentes entre los policías y los asistentes a una carrera cuadrera. Juan Espinoza dijo que su hermano lo había intentado defender porque estaba siendo castigado por los agentes. Relató además que, en medio del episodio, sintió un disparo de arma de fuego y que vio que llevaban arrastrando al monte a Luis. Una semana después, el cuerpo del trabajador fue encontrado en un precipicio del camino que lleva a Catamarca.

La fiscala García de Targa descubrió que el procedimiento realizado por los efectivos de la comisaría había sido totalmente irregular y que, desde Melcho, el lugar donde se produjo el homicidio, el cadáver fue trasladado hasta esa dependencia policial y de allí llevado a Catamarca, donde fue arrojado, envuelto en pástico, en un barranco. Por ese motivo, procesó al subcomisario Rubén Montenegro y el equipo que formó para esta ocasión, integrado por el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González, el vigía ciudadano de la comuna, Sergio Santillán, y otro civil que sería hermano de uno de los efectivos.

LA VÍCTIMA. Luis Armando Espinoza tenía 31 años.

Planteo

Gladiz Herrera, madre de la víctima, en declaraciones formuladas a LA GACETA señaló que sospecha que habría más personas implicadas en el crimen. Por eso la mujer pidió la ampliación de la pesquisa. “Tenemos información de que además de los nueve policías, hay otras personas involucradas en lo que sucedió con mi hijo. Es que los homicidas, según nos dijeron, han estado bebiendo en la casa de un tal ‘Pequeño’ y de ahí salieron hacia Melcho”, explicó.

Miedo a testimoniar

Doña Gladiz tiene la sospecha de que el operativo que terminó con la muerte de su hijo fuer programado en ese lugar con información y complicidad de otras personas que estuvieron en ese beberaje. “Hay quienes aseguran que los policías, cuando regresaron del operativo, y cargando en uno de sus vehículos el cuerpo de mi hijo, llegaron al mismo lugar en donde estuvieron bebiendo. Pero la gente no se anima a testimoniar por miedo. Creen que les puede pasar lo mismo que a mi hijo”, apuntó. 

El martes pasado doña Gladiz, su hijo Juan, atacado y lesionado por policías, y otras personas, prestaron declaración ante la fiscal García de Targa. “Hasta el momento la justicia hizo lo que tenía que hacer. Y esperamos que finalmente meta a esa gente a la cárcel de por vida. Es lo que se merecen”, exigió. Según la mujer, el comisario Montenegro y los uniformados que actuaron en el operativo en que dieron muerte a Luis tendrían antecedentes de otras agresiones y estaban sospechados de participar en la muerte de un joven de Simoca. “De la forma en que actuaron, con total frialdad, es seguro que ya estaban acostumbrados a la violencia y a la impunidad. Ahora tocaron fondo y merecen no salir nunca de la cárcel”, concluyó.

Nuevas medidas

Allanan la comisaría de monteagudo

Personal de la Brigada Sur realizaba anoche un nuevo allanamiento en la comisaría de Monteagudo. La fiscala Mónica García de Targa solicitó esas medidas para tratar de encontrar documentación que podría ser utilizada como elemento de prueba. En principio, según confirmaron fuentes judiciales, buscan los papeles para confirmar o descartar que el operativo que se organizó para poner punto final a la cuarentena fue irregular.

Por otro lado, en las próximas horas se realizará la pericia clave que ayudará a terminar de esclarecer el polémico caso. Los especialistas tratarán de establecer de qué arma reglamentaria salió el disparo que le provocó la muerte a Luis Armando Espinoza. Hasta el momento, se sabe que fueron cuatro las pistolas reglamentarias que fueron disparadas el viernes 15 de mayo, día en el que se produjo el hecho. Además, dos de los seis hijos de la víctima fueron trasladados ayer hasta la capital para que se les tomen muestras y así realizar un perfil genético de la víctima. Con ese resultado se podrán hacer comparaciones de ADN.

Homicidio y pesquisa

1- Luis Armando Espinoza fue asesinado de un tiro en la espalda el viernes 15 de mayo. El hecho se produjo en la localidad de Melcho.

2- El crimen del trabajador rural se produjo en medio de un operativo irregular con el que se quería poner fin a una carrera cuadrera clandestina.

3- Los familiares de la víctima le pidieron a la fiscala Mónica García de Targa que se investigue a otras personas que estarían implicadas.

4- Gladiz Herrera denunció que los implicados en el caso podrían haber participado en un beberaje que se desarrolló en la casa de un tal “Pequeño”.

Comentarios