Ocho de los nueve diputados tucumanos asistieron en Casa de Gobierno a la primera sesión virtual

Historia para algunos diputados, excepción para otros.

14 May 2020
2

DEL OTRO. Lidia Ascárate, José Cano, Gladys Medina y Beatriz Ávila.

Ocho de los nueve diputados tucumanos asistieron en la Casa de Gobierno a la primera sesión virtual de la Cámara Baja. Con traje los varones y de media gala las mujeres, en un Salón Blanco honorablemente preparado con manteles blancos y caminos de mesa azules, los legisladores peronistas y radicales evaluaron el hecho en disidencia: mientras que para los del Frente de Todos y Beatriz Ávila, de Unidad Federal, fue un día ejemplar, para José Cano y Lidia Ascárate se trató de una situación excepcional e indeseable, aunque necesaria a causa del aislamiento social.

A diferencia de lo que ocurrió en la Legislatura, donde las senadoras tucumanas no tuvieron ningún inconveniente tecnológico, en la sede del Ejecutivo hubo algunos problemas con el sonido y los gráficos (por ejemplo, Sergio Massa aparecía en la pantalla con delay). Aunque, al final de cuentas, los más de 20 asesores presentes fueron de utilidad para resolver esas fallas.

Pablo Yedlin, del Frente de Todos, observó que el Congreso no se encontraba paralizado antes de las sesiones de ayer. “Hoy es un día histórico: la primera vez que el Congreso sesiona a distancia. Hoy la tecnología lo permite y lamentablemente la situación de salud lo obliga. Pero hay que aclarar que el Poder Legislativo estaba trabajando: se reunieron sus comisiones y los ministros brindaron informes. Así que el control sobre el Poder Ejecutivo sí se estaba realizando”, transmitió.

DEL OTRO. Lidia Ascárate, José Cano, Gladys Medina y Beatriz Ávila. LA GACETA/FOTO DE ANTONIO FERRONI

Por su parte, Cano insistió en que las sesiones presenciales deben retornar lo antes posible y pidió que el parlamento recupere su centralidad. “El Gobierno tiene hoy demasiadas facultades delegadas -consideró-. No estamos de acuerdo con darle al jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) superpoderes para distribuir partidas y vamos a agotar todas las instancias institucionales para quitárselas”.

Entretanto, Ávila destacó la importancia de que por primera vez la tecnología cumpla un papel indispensable en el Congreso de la Nación y atestiguó que estaban dadas las garantías para sesionar con transparencia. “El pueblo puede tener la tranquilidad de que lo que votemos realmente se va a plasmar en el tablero. Se trata de una primera sesión con leyes acordadas por todos los bloques, pero aun así tengo muchas expectativas”, expresó.

Además de los diputados ya citados, estaban Carlos Cisneros, Mabel Carrizo, Gladys Medina y Mario Leito (Domingo Amaya asistió en el recinto). La sesión comenzó alrededor de las 18 con la patriótica entonación del himno y continuó con un debate sin demasiadas disidencias. La próxima vez será realmente el turno de la política.

Comentarios