"La situación es desesperante", relató una tucumana varada en Cuba - LA GACETA Tucumán

"La situación es desesperante", relató una tucumana varada en Cuba

Marcela Albaca y su pareja durmieron en la calle a la espera de un vuelo. "No puedo más", confesó con la voz entrecortada.

22 Mar 2020
1

CON EL EMBAJADOR. Figueroa visitó a los argentinos en el aeropuerto de La Habana. CAPTURA DE VIDEO

El cierre intempestivo de las fronteras provocó que miles de argentinos se encuentren imposibilitados de regresar al país, en los vuelos que tenían previstos. Desde hace casi dos días, dos tucumanos están atrapados en el aeropuerto de La Habana, en Cuba, a la espera del ansiado regreso a casa. "Sobrevendieron los vuelos e hicieron abandono de personas. La situación es desesperante. No puedo más", reclamó Marcela Albaca, con la voz entrecortada.

Marcela es contadora y tiene 54 años. Viajó el jueves 14  juntoa su pareja, Enrique Jorge, de 64 años. Jamás pensó que en una semana, las vacaciones se transformarían en un calvario. "Estamos hace 30 horas en el aeropuerto de La Habana, durmiendo en la calle. (La aerolínea) Copa no dejó varados. El embajador (Javier Figueroa) estuvo aquí y le echó la culpa a Copa y ellos a la Argentina".

Una de sus mayores preocupaciones es la salud de Enrique, que es hace poco tiempo sufrió un accidente cerebrovascular (ACV). "Es diabético, insulino dependiente, está inmuno deprimido y tiene poca medicina", lamentó la mujer.

"Viajé porque no había medidas y con la seguridad de que iba a volver. Estábamos ayer arriba del avión y nos hicieron bajar porque al vuelo, de Panamá a Buenos Aires, no lo iban a dejar aterrizar, algo que finalmente no ocurrió. Sobrevendieron los vuelos e hicieron abandono de personas. La situación es desesperante. No puedo más", relató consumida por la angustia.

Concretar otro vuelo fue la primera opción, pero los obstáculos se multiplican para los argentinos en el exterior. "Hemos buscado pasajes por Chile, Brasil, Bolivia, lo que sea. Nos dicen que compremos para sacarnos de encima. Aquí hay 1.000 personas varadas. Hay muchos que sacaron vía Chile y están varados en Panamá. Están cerrando los hoteles, los comercios y ya no va a haber taxis", presagió.

Con escasas comodidades, La Habana no ofrece demasiado. "No nos cubren la comida, no nos cubren el hotel, la situación del aeropuerto es asquerosa, no se puede entrar a los baños. Hay un solo lugar para comer un sandwich. Dormimos en la calle, como perros. Peor que un animal. Viajamos sin saber el comunicado del presidente. Esto se desenvolvió en una semana", explicó Albaca, que como miles de compatriotas espera el milagroso vuelo de repatriación, todavía sin fecha ni horario.

Comentarios