Los docentes exigen que el aumento de la “cláusula gatillo” se incorpore al básico

Los gremios expresaron su rechazo al decreto que dispone sumar en la boleta un ítem no remunerativo por la deuda de la “cláusula gatillo”.

05 Mar 2020 Por Martín Soto
1

MARCHA DOCENTE. Tras las protestas del lunes, el Gobierno y los gremios continuaron las negociaciones salariales. la gaceta / foto de antonio ferroni

El nudo que mantiene amarrado al conflicto docente permanece tan cerrado como la semana pasada. Y aunque los encuentros entre las partes avanzan en tono cordial y con diálogo constructivo, las herramientas para desatar ese enredo por ahora no aparecen.

En el marco de la conciliación obligatoria vigente, los representantes del Frente Gremial Docente (FGD) y autoridades del Gobierno mantuvieron ayer una nueva reunión en Casa de Gobierno para arrimar posiciones en busca de una solución. Al finalizar, sin embargo, los representantes gremiales manifestaron su rechazo al Decreto Acuerdo 6/1. Además, remarcaron que es excluyente que el pago adeudado por la suspensión de la “cláusula gatillo” (del 15,11%) se incorpore al sueldo básico y no como un ítem no remunerativo.

“No tenemos una nueva propuesta. Y para que quede absolutamente claro: lo que está exigiendo el Frente Gremial Docente es que se restituya la cláusula de revisión. El Gobierno debe incorporar lo que estaba previsto al haber básico de los trabajadores de la educación”, manifestó el secretario general de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), David Toledo.

El encuentro se extendió por unas dos horas y media, y se realizó en el despacho de la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse (a cargo de las negociaciones). Por parte de la Provincia, también participó el titular de la cartera de Educación, Juan Pablo Lichtmajer.

Acompañado por Isabel Ruiz, secretaria general de la Agremiación del Personal de Enseñanza Media y Superior (APEM), y por María Eugenia Iovane, secretaria de actas y administración de la Asociación Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Toledo insistió en rueda de prensa en que no recibieron un nuevo ofrecimiento. Aclaró que el FGD rechazó las condiciones que se plasmaron luego en el decreto; que no participó del acto del viernes y que las autoridades les manifestaron que la Provincia está haciendo los esfuerzos financieros para responder a sus pedidos.

El Decreto Acuerdo 6/1 dispone que a partir del 1 de marzo (sueldo percibido en abril) se abone a los trabajadores un estatales un adicional no remunerativo equivalente al 15,11% aplicado sobre el sueldo bruto menos los descuentos de ley, sobre los conceptos financiados con fondos provinciales. También se reconoce una deuda por los meses de diciembre, enero y febrero por la suspensión de la “cláusula gatillo”, a pagar según una mecánica a definir. Se explicó que ese ítem va a quedar incorporado a la boleta de sueldo.

Toledo, en ese sentido, consideró que el Gobierno debe fijar una fecha próxima para abonar esa deuda, y fijar una recomposición salarial que vaya al haber básico de maestros y profesores a partir del 1 de marzo, igual o superior a los índices de inflación.

“Nosotros rechazamos (la propuesta del viernes), por eso hemos decretado un paro por 48 horas con movilización. Luego, acatando una ley, lo hemos suspendido; no lo hemos levantado”, dijo. Y advirtió que, de no hallar una salida durante la conciliación (15 días hábiles, con posibilidad de prorrogarla cinco más), tomarán nuevas medidas de fuerza. “Ya tenemos aprobado por nuestros cuerpos orgánicos un paro de actividades por 48 horas con movilización”, explicó.

El rol de los negociadores, especialmente de Toledo, había sido cuestionado y puesto en tela de juicio durante las masivas manifestaciones de docentes autoconvocados y de gremios que no forman parte del FGD. Al respecto, el titular de ATEP se defendió de las críticas. “Todos los docentes de la provincia han sido muy claros y categóricos. También han manifestado, y no lo vamos a eludir, aquello de que no se sienten representados. Nosotros genuinamente representamos a los trabajadores de la educación. Coincidimos en el reclamo, pero no en la forma de llevarlo adelante. Me parece muy bien que reclamemos, como lo estamos haciendo. Hay gestiones, pero en lo que no coincidimos es en el agravio, con el insulto, con la descalificación; en un Estado de derecho y democrático no se puede permitir”, esgrimió.

El titular de ATEP fue consultado respecto a una denuncia que se realizó en Aguilares contra su hijo, Daniel Toledo, a quien otra docente acusó de haberla agredido durante la marcha del martes. “Es totalmente falso que la haya golpeado. La señora exhibía un cartel con términos irreproducibles hacia mi persona. Mi hijo no es un chico violento. De todos modos, esto está en manos de la Justicia”, señaló.

En el marco de la conciliación obligatoria, las partes mantendrán una nueva reunión mañana.

Comentarios