Los Tarcos clavó su bandera - LA GACETA Tucumán

Los Tarcos clavó su bandera

El equipo del ex aeropuerto se quedó con la edición 21 del Seven de Tafí del Valle y regresó a casa con la copa "Club LA GACETA".

02 Feb 2020 Por Federico Espósito
1

POR UN TRY. Tarcos Se impuso a Huirapuca por 14-7, en un partido intenso. LA GACETA OSVALDO RIPOLL

En un evento que, deportivamente hablando, se ha convertido con el paso de los años en un “Huirapuca vs. resto del mundo”, los del ex aeropuerto finalmente se animaron a ir por todo y celebraron su primer título, un reino que hasta ahora se le había negado varias veces.

Bajo la identidad de Cowmen, empresa que lo patrocinó, el equipo del ex aeropuerto demostró que también lleva en su ADN la modalidad reducida, tan distinta al rugby “tradicional” que muchos la consideran un deporte distinto. Y con mucha razón. Lleva tiempo agarrarle la mano, porque las condiciones y las estrategias son muy distintas. Por eso, la conquista de los “Rojos” no es cosa de un día. Comenzó a gestarse mucho antes, en el club, cuando algunos jugadores comenzaron a tomarle el gusto a la dinámica del rugby de siete. Como en su momento lo hizo Huirapuca, una potencia de seven en el norte, y también Universitario, otro equipo muy difícil de vencer.

Sacamos la identidad que tiene Los Tarcos. Por más cansados que estemos, seguimos peleando cada pelota hasta el final. Terminamos fundidos (Nicolás Alvizo, Los Tarcos)

Los Tarcos dejó en claro desde el principio que estaba en condiciones de llegar a la final. A Tafí llegó con un plantel muy equilibrado y con el plus de contar entre sus filas a varios de los “Naranjas” que venían de ser campeones argentinos en el Seven de la República, a principios de diciembre: empezando por el entrenador, Ricardo Gravano, y siguiendo por los veloces Agustín Cortés y Facundo Herrera Bornes (letales por las puntas), y los habilidosos Nicanor Alves Rojano y Nicolás Alvizo. Hay que decirlo: los “Rojos” tenían un equipazo. Y es que sólo un equipazo podía hacerle frente a ese gigante en que se convierte Huirapuca cuando juega el Seven de Tafí. Lo respaldan ya ocho finales consecutivas, una estadística demasiado elocuente.

Me voy contento porque hay chicos jóvenes que se están sumando y aprendiendo lo que los más grandes vamos dejando. Dimos todo lo que pudimos (Ezequiel Faralle, Huirapuca)

El camino a la final
Después de vencer a Universitario (Prensa Obra Social), Tigres (Cerveza Salta), Cuyo (Estancia Mendoza) y a Buenos Aires (Agua Rica 7) en fase clasificatoria, y a Córdoba (Jumbo) en la semifinal, se ganó el derecho a jugar la final contra el bicampeón defensor, esta vez conducido por Macario Villaluenga. Como era de esperarse, fue un partido muy parejo y emotivo. “Huira” (Unsta) pegó primero con el try de Miguel Romero convertido por Juan Manuel Molinuevo, pero una gran acción de Nicanor Alves Rojano y la conversión de Alvizo le permitió a Los Tarcos igualar antes del descanso. Ya en la segunda mitad, ambos jugaron con mucha intensidad dentro de lo que les permitieron las piernas, hasta que en tiempo cumplido, y con “Huira” en inferioridad numérica por amonestación, Alvizo se coló por el medio y asestó el try que le dio a Los Tarcos un premio largamente esperado: la Copa de Oro “Club La Gaceta”.

Comentarios