¿Cuáles son los tesoros históricos que Estados Unidos podría atacar en su conflicto con Irán?

La ONU recordó a ambos países el convenio firmado mediante el que se comprometen a no dañar el patrimonio cultural y natural.

08 Ene 2020

Tras desatarse el conflicto entre Estados Unidos e Irán, el sábado el presidente de Estados Unidos Donald Trump compartió en sus redes sociales un tweet en el que advertía que su país tenía en la mira 52 sitios, algunos de ellos con gran importancia cultural para los iraníes.

El número de sitios amenazados tiene un significado: corresponde a la cantidad de rehenes que Irán retuvo entre 1979 y 1980, durante 444 días en la embajada estadounidense.

Pasárgadas

La ciudad es considerada la cuna del imperio persa y fue la primera capital de la dinastía de los aqueménidas.

Según la Unesco, "sus palacios y jardines, así como el mausoleo de Ciro, no sólo constituyen una muestra excepcional de la primera fase del arte y la arquitectura aqueménida, sino también un testimonio ejemplar de la civilización persa".

Persépolis

Desde 1979 la Unesco la incluyó en su lista patrimonial y asegura que allí no se ha realizado ninguna reconstrucción. Todos sus vestigios monumentales son auténticos.

Su construcción comenzó en el año 518 por Darío el Grande, rey del imperio aqueménida. Luego, reyes sucesivos erigieron varios palacios, conformando un complejo arquitectónico donde destacan el palacio de Apadana y el de "Las Cien Columnas".

Palacio de Golestán

La Unesco designó en 2013 como patrimonio de la humanidad y lo considera un símbolo de la modernización de Irán y del impacto occidental en su arte.

El Jardín Persa

De acuerdo con la Unesco, el Jardín Persa exhibe un importante intercambio de valores humanos, siendo la principal referencia para el desarrollo del diseño de jardines en Asia occidental, países árabes e incluso Europa.

Mezquita del Viernes de Isfahán

En 2012 fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad. Su diseño sirvió como prototipo para varias mezquitas posteriores edificadas en la zona de Asia central. Se trata de un complejo de más de 20.000 metros cuadrados cuyas cúpulas abovedadas fueron una auténtica innovación arquitectónica.

Es la mezquita congregacional del viernes más antigua de Irán.

Comentarios