La ONU advierte sobre la ira popular - LA GACETA Tucumán

La ONU advierte sobre la ira popular

La organización dijo que los líderes mundiales soportarán más protestas por la desigualdad. Las manifestaciones en América Latina y en otros lugares están relacionadas con la impaciencia frente a los líderes que necesitan abordar los problemas sociales del siglo XXI.

10 Dic 2019

BOGOTÁ.- Los líderes políticos de todo el mundo podrían enfrentar una creciente ira si no dan soluciones a la población descontenta, dijo ayer un funcionario de Naciones Unidas, en momentos en que mandatarios de diversos países afrontan una ola de protestas.

Las manifestaciones en América Latina y en otros lugares están relacionadas con la impaciencia frente a los líderes que necesitan abordar las desigualdades del siglo XXI, dijo en una entrevista Achim Steiner, administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Los que detentan el poder deben reconocer que a menos que puedan responder al sentimiento particular de dolor que siente la gente, su legitimidad será cuestionada”, señaló el funcionario durante el lanzamiento en Bogotá del informe anual del PNUD sobre desarrollo humano. “Espero que estas protestas sean, en muchos aspectos, un llamado de atención”, acotó.

A medida que los países se desarrollan, la frustración de quienes permanecen sin acceso a educación superior, la economía digital o a servicios como la banda ancha podrían alimentar la tensión política, agregó Steiner.

El informe muestra que, si bien la brecha en los niveles básicos de vida se ha reducido, los países con bajo desarrollo afrontan una nueva generación de desigualdades, y la proporción de adultos en países muy desarrollados que ingresan a la educación universitaria crece seis veces más rápido que en las otras naciones.

Clima extremo

Las suscripciones a banda ancha crecieron 15 veces más rápido en los países altamente desarrollados que en los poco desarrollados, agregó el informe. El cambio climático también contribuirá a la desigualdad, ya que aquellos con menos recursos tienen mayores problemas para protegerse del clima extremo y los desastres naturales.

“No es casualidad que esto no sea un fenómeno de Colombia o de América Latina; está sucediendo en todo el mundo”, dijo Steiner. “La polarización política y, a veces, la explosión de protestas están ocurriendo en todo el mundo”.

Las recientes protestas en la región también han sacudido a países como Chile, Ecuador y Bolivia. En otras regiones del mundo ha habido manifestaciones masivas, como en Líbano y Hong Kong.

En Colombia los manifestantes han organizado una serie de huelgas nacionales desde finales de noviembre.

Liderados por los sindicatos y las organizaciones estudiantiles, los manifestantes han presentado 13 demandas al gobierno del presidente Iván Duque, incluido el rechazo de los planes para reducir los impuestos a las empresas.

“(Las protestas) no nacen del momento, sino que cada vez surgen más en las calles basadas en desarrollos y tendencias a largo plazo”, dijo Steiner, y agregó que aunque las manifestaciones han sido provocadas por diferentes problemas en cada país, reflejan un “sentido subyacente de preocupación, de frustración, una sensación de falta de justicia”. (Reuters)

Comentarios