Con aportes de la comunidad se inician las obras en San Francisco

Se hicieron trabajos pre lluvia para evitar que siga el deterioro progresivo del templo histórico. De $ 7 millones que se necesitan, la gente aportó $ 380.000.

03 Dic 2019 Por Magena Valentié

En contraste con la perezosa burocracia, en sólo un mes la comunidad tucumana logró reunir los fondos suficientes para poder iniciar las obras pre lluvia en el templo de San Francisco. Las tareas preventivas no son más que un paliativo para evitar que se siga deteriorando el templo histórico, pero sin la colaboración de los fieles y de otros tucumanos conscientes de recuperar el patrimonio, no se hubieran podido juntar los $ 380.000 que se reunieron en 30 días. Aunque todavía falta mucho. Sólo para abrir la nave central del templo, clausurada hace varios meses, se necesitan $ 7 millones.

De uno en uno fueron llegando los billetes a medida que se vendían los bonos de $ 100, $ 500 y $ 1.000 que se pusieron a la venta como iniciativa de la Comisión Intersectorial de Puesta en Valor y Patrimonio Cultural de Tucumán. Esta comisión, presidida por la arquitecta Olga Paterlini de Koch, también integrante de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, decidió generar una conciencia en la comunidad de que el patrimonio es de todos y debemos cuidarlo y recuperarlo. Esta comisión, formada el 22 de febrero de este año, se propuso un nuevo modelo de gestión, que incluye: sectores público y privado, académico (con la participación de las universidades), religioso, obviamente; organismos civiles y especialistas en el tema.

Qué se hizo y qué falta

“Los trabajos pre lluvia se realizaron en un 100%”, informa el ingeniero Daniel Mafud, integrante de la comisión intersectorial. El resto de las trabajos depende de los fondos que vayan llegando. Por un lado, están los $ 4,5 millones del Presupuesto Nacional gestionados por la senadora Silvia Elías de Pérez. Estaban en proceso de licitación. Por otro lado, la orden franciscana recurre a otras fuentes de financiamiento.

DESAGÜES PLUVIALES. Limpian la cámara y los canales.

Las tareas que se necesita hacer para poder reabrir la nave central del templo son:

- Colocación de mallas de seguridad sobre nave central. Estas mallas resistentes permitirán retener cualquier desprendimiento de revoque desde el cielo raso.

- Construcción de vallas metálicas de seguridad que se ubicarán entre la nave central y los laterales bajo los arcos. Servirán para generar una zona de uso y circulación seguras.

- Ejecución de una mampara vidriada en el comulgatorio entre la nave central y el crucero. Esta mampara permitirá a la gente que participe de las ceremonias religiosas observar la imponencia del templo en condiciones de seguridad, inclusive mientras se realizan los trabajos en la zona de crucero.

- Construcción y colocación de la tarima para el altar.

- En la fachada: andamios sobre calle 25 de Mayo, plataforma de trabajo sobre la fachada y protecciones.

Además se necesita llevar a cabo muchos estudios para determinar en qué situación se encuentran el templo y el convento. “Debemos verificar las instalaciones de desagües pluviales y cloacales del conjunto (templo y convento). Hacer un monitoreo de las fisuras y las grietas que encontramos. También debemos hacer un proyecto de restauración de las fachadas tanto del templo como del convento y otro proyecto de restauración de los pilares de mampostería del convento, que tienen grietas profundas. Debemos saber si han avanzado esas grietas”, detalla el ingeniero.

Estas son las tareas necesarias en una primera etapa de intervención. Luego, una vez conocidos los resultados de distintos estudios que demandarán aproximadamente seis meses, podrán elaborarse pliegos licitatorios para encarar otras etapas de intervención, explica.

En síntesis, los trabajos pre lluvia que ya se hicieron se centraron en: sellado de fisuras e impermeabilización de las cubiertas, aplicación de herbicidas para que no sigan creciendo plantas en los techos, y limpieza desagües pluviales.

DÓNDE COLABORAR

• Se puede colaborar en la cuenta corriente n° 18477-9089-2-

CBU 0070089420000018477920 del Banco Galicia, Provincia Franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen. Cuit 30-62381015-8.

Comentarios