Las motos copan las peatonales

Como si tuviesen prioridad, estos vehículos se amontonan en los espacios exclusivos para peatones. El municipio de la capital tiene nuevos proyectos: en conjunto con empresarios locales harán cursos de educación vial.

03 Dic 2019 Por Florencia Bringas

Daniel González Iriarte trabaja en una guardería exclusiva para motocicletas, ubicada en el casco histórico. El joven aseguró que no ha bajado la cantidad de clientes. Entonces no tiene una explicación para lo que se ve a diario y, sobre todo, los fines de semana: esos vehículos se amontonan de a decenas en la peatonal Mendoza, en la semipeatonal de 25 de Mayo (frente a Anses y a algunos locales de comida que tienen delivery) y en otros sectores cercanos a oficinas de la administración pública. El microcentro es un enorme estacionamiento al aire libre, a pesar de que hay cocheras hasta con “precios cuidados”, en los que la hora arranca en $ 20.

Según datos municipales, circulan por las 9.500 cuadras que tiene San Miguel de Tucumán unas 187.000 motos. En lo que va del año se han secuestrado 13.050. Y si se tienen en cuenta esos números, hasta las autoridades reconocen que los controles no son perfectos. “Se ha convertido en un método de transporte importante, no sólo por esa cantidad, sino porque ante el crecimiento de la tarifa de ómnibus y taxis, fue tomado como el modelo de fácil acceso, con créditos blandos. Ahí encaramos un proyecto: con empresas que venden motos. Ya tuve reuniones con una de las más grandes, para encarar acciones conjunta”, detalló a LA GACETA Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte Operativo de San Miguel de Tucumán.

Sobre las acciones conjuntas, añadió será coordinar cursos de Seguridad Vial antes de que compren un vehículo. La capacitación podrá ser dictada por especialistas privados o del municipio de la capital.

Con respecto a las multas, el funcionario reconoció que a los conductores de motocicletas les da lo mismo estacionar tanto en las puertas de los restaurantes, como en las veredas ampliadas de San Martín y 25 Mayo, en las rampas de discapacitados y en las puertas de los cajeros automáticos. “Estamos viendo de qué modo ampliar los estacionamientos. Ahora si yo amplio y siguen transgrediendo las normas como lo vemos ahora, demuestra que es una falta total de educación. Por esto, le respondo a Dante Loza que se preocupe más por sancionar la Ley de Educación y Prevención Vial, porque sin educación no vamos a resolver el tema del tránsito. Si tuviéramos conductores apegados a las normas, se reducirían en un 85% de las transgresiones”, resaltó.

FRENTE A ANSES. Durante la mañana, es común ver motos en la semipeatonal de 25 de Mayo.

A mediados de noviembre, el legislador Loza (PJ) envió a LA GACETA un video que mostraba una moto con cuatro pasajeros a bordo, todos sin casco, mientras transitaban por avenida Belgrano y Camino del Perú. Por ello criticó la falta de controles del municipio local. A lo que Romero respondió -y todavía lo sigue haciendo- que el nuevo legislador “desconoce” el trabajo que se hace desde la repartición, y le plantó algunos números vinculados a los controles que se realizan en las calles.

Desde Uruguay

La fundación uruguaya Gonzalo Rodríguez, creada en 2000 en memoria del piloto uruguayo Gonzalo Rodríguez, y referente internacional en seguridad vial, dictó el 13 de noviembre en Salta un curso de capacitación orientado a los responsables de emitir las licencias para circular en moto de Tucumán, Santiago del Estero y Salta. La capacitación contó con certificación oficial y el apoyo institucional de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). De la jornada participaron 13 representantes municipales de San Miguel de Tucumán (dos por la capital), Las Talitas, Alberdi, Aguilares, Concepción, Lules, Bella Vista, Banda del Río Salí, Famaillá, Monteros, Trancas y Tafi Viejo.

El cometido final de la capacitación es crear una especialización de emisores de licencias para motociclistas, que permita que exista al menos un especialista por municipio, en provincias con más siniestralidad. En Tucumán, según datos registrados en el Anuario Estadístico de la Dirección del Observatorio Vial, que depende del gobierno Nacional, el 67% de las víctimas de siniestros viales en Tucumán son motociclistas.

“Concluimos en general que hay una falta de capacitación y -a la vez- una necesidad de conocimiento. La gente (por los municipales) está súper comprometida. Notamos alegría y entusiasmo. Para nosotros eso es fantástico. Porque muchos están encerrados u opinan que estamos ajenos a su realidad. En este caso fue lo opuesto. Y son conscientes de que el mayor problema que ustedes tienen, son las motos”, contó a LA GACETA Florencia González, subdirectora de la Fundación. Por otra parte, asumió que les queda una sensación de ir por más en Tucumán, para llegar a capacitar a más representantes de los municipios que no participaron en esta última edición. Y eso es lo que quieren completar en 2020, con otros cursos ya previstos.

¿Qué les queda por hacer a los municipios? González opinó que reforzar las fiscalizaciones traería resultados a corto plazo. “Fiscalizar el uso del casco, la conducción bajo influencias y el uso de la moto con más de dos personas. Con ello se puede lograr solucionar gran parte del problema. ¿Van a seguir teniendo siniestros? Sí, seguro, pero no tan fatales. Y el uso del casco adecuado (bien colocado, del tamaño correcto, que sea homologado y mantenerlo en buen estado) es primordial: se ha demostrado a nivel mundial que reduce un 70% las lesiones en la cabeza”, añadió la representante de la fundación.

Comentarios