El futuro gabinete ya tendría seis ministros confirmados

Danza de nombres para los distintos cargos.

02 Dic 2019
1

ÚLTIMOS DÍAS. Alberto Fernández tendría definido el futuro Gabinete. REUTERS

Muchas personas pasaron los últimos días por las oficinas que el presidente electo, Alberto Fernández, tiene en Puerto Madero. La mayoría se reúne con él o con Santiago Cafiero, el próximo jefe de Gabinete del gobierno peronista. En esas múltiples conversaciones se arma y se desarma el nuevo gabinete. A 8 días de la asunción del nuevo gobierno, hay solo seis ministros confirmados y un grupo más amplio que tienen grandes posibilidades de ocupar algún ministerio.

Además de Cafiero, el dirigente de máxima confianza de Fernández y el hombre que sigue su agenda cada día, están confirmados otros cincos ministros. El ministerio del Interior será ocupado por uno de los líder de La Cámpora, Eduardo “Wado” De Pedro, quien durante los últimos meses fue uno de los principales armadores del nuevo gobierno y quien se reporta directamente a la vicepresidenta electa, Cristina Fernández.

Otro de los confirmados es Felipe Solá. El diputado nacional será el próximo canciller argentino. Participó de la mesa chica de Fernández desde el inicio de la campaña electoral y es uno de los pocos dirigentes que se mueve con soltura en eventos donde expresa la mirada de la próxima gestión con respecto a la política exterior. En las últimas semanas ha sentado la postura del nuevo presidente sobre la crisis en Venezuela, el vínculo con Brasil, la relación que esperan tener con Estados Unidos y el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

El diputado nacional Daniel Arroyo -cercano al líder del Frente Renovador, Sergio Massa- será el próximo ministro de Desarrollo Social. Desde un principio el legislador expresó la mirada de Fernández sobre el lugar que quería que ocuparan los movimientos sociales a partir del 10 de diciembre, la relación que la Iglesia católica en términos de ayuda social y las políticas sociales para combatir el hambre y la desigualdad social.

Uno que dejará la Cámara baja para pasar al Poder Ejecutivo es Agustín Rossi. El jefe del bloque de diputados FpV-PJ le dejará ese lugar a Máximo Kirchner y será el próximo ministro de Defensa, cargo que ocupó entre 2013 y 2015, durante el último mandato presidencial de Cristina. El propio Rossi fue el encargado de confirmar que su lugar sería ocupado por el ex hijo de la ex presidenta aunque evitó hacer referencias a su futuro inmediato.

La sexta confirmación es la de la santafecina María Eugenia Bielsa, quién fue precandidata a gobernadora por Santa Fe, pero perdió la interna con Omar Perotti, gobernador electo. Será una de las pocas mujeres que tengan un lugar de relevancia en el gabinete albertista.

Hay cerca de 10 ministerios con nombres asignados, pero no confirmados. El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, ocuparía el Ministerio de Infrastructura, mientras que el ex candidato a jefe de Gobierno porteño Matías Lammens se haría cargo de Turismo y Deporte.

El abogado Claudio Moroni ocuparía el Ministerio de Trabajo y Nicolás Trotta sería el designado para Educación. Marcela Losardo, socia de Fernández en su estudio jurídico, tiene grandes chances de ocupar el Ministerio de Justicia, mientras que Vilma Ibarra, una de las designadas por el presidente electo para participar del proceso de transición, podría estar al frente de la Secretaría Legal y Técnica.

Al ministerio de Salud volvería a ocuparlo Ginés González García (lo hizo en la gestión de Néstor Kirchner), a la de Cultura iría el cineasta Tristán Bauer y al de Medio Ambiente lo ocuparía el diputado Juan Cabandié. A Ciencia y Tecnología iría el ex titular del Conicet Roberto Salvarezza, mientras que suena para ministerio de Equidad y Género Elisabeth Gómez Alcorta, abogada defensora de la dirigente social Milagro Sala. (Infobae)

Comentarios