En la capital: el Concejo quiere saber si hay edificios que presentan riesgos

Ediles le enviaron un pedido a la Intendencia para saber cómo se hacen los controles.

15 Nov 2019 Por Florencia Bringas
1

BIBLIOTECA ALBERDI. Postal de una inspección luego del derrumbe.

A un año y medio de la tragedia del ex cine Parravicini, en la que murieron tres personas, otro sacudón despertó más temores en la ciudad: el 6 de noviembre el cielorraso de la biblioteca Alberdi se derrumbó y dejó un triste paisaje; no hubo pérdidas humana, pero sí un espacio repleto de escombros y oscuridad. Con esos elementos como antecedentes, las nuevas autoridades del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán hicieron un pedido especial: un informe a la Intendencia sobre la situación de los inmuebles “en problemas” de la ciudad.

El concejal peronista Gonzalo Carrillo Leito, nuevo presidente de la Comisión de Obras Públicas y Estética, detalló que solicitaron al Ejecutivo municipal que explique de qué manera trabajan realizan los controles y cómo evalúan el estado de los edificios de la ciudad, entre otras cuestiones.

“Hemos escuchado a funcionarios que dijeron que la habían clausurado (a la biblioteca Alberdi), pero que habían sacado la faja. Queremos investigar a fondo estas cuestiones que no pueden volver a suceder. Vemos que hay fallas en los controles”, opinó el edil. Argumentó este pedido no solo por lo ocurrido en la biblioteca, sino también por lo que pasó con Parravicini, derrumbe que sucedió en mayo de 2018, y en el que murieron Cora Sosa y su hijo, Miguel Morandini, y Víctor Aranda. Además, las autoridades municipales deben responder si hay un relevamiento “concreto y real” sobre las condiciones en las que se encuentran los distintos organismos y edificios públicos de la ciudad. “Esperamos el informe. Hemos presentado el pedido hace poco y si no lo envían, les pondremos un plazo acotado. Son temas complejos, pero para los cuales la sociedad busca una respuesta”, añadió Carrillo Leito, concejal peronista afín al gobierno provincial.

En la Municipalidad dijeron que hasta el cierre de esta edición aún no habían sido notificados sobre este pedido de informe.

Cómo sigue

Luego del derrumbe del cielorraso, en la biblioteca ubicada en 9 de Julio al 100 no se registraron nuevos movimientos, tampoco han vuelto las clases ni el mercado de diseño de los viernes. Los libros siguen en su lugar. Sucede que ese espacio de lectura, pero que también posee salas de teatro y un bar continúa clausurado hasta que “cese la situación de mal estado edilicio y cubran las medidas de seguridad”, detallaron desde el municipio.

Como ya había advertido en una nota publicada en LA GACETA el 6 de noviembre, el presidente de la Comisión Directiva de la Biblioteca, Pedro Ruarte, dijo que la institución necesitará ayuda estatal para recuperar el edificio. “Ahora nos encontramos con el problema de cómo continuar: no tenemos la posibilidad de reparar el cielorraso y las anormalidades que tiene el edificio. Si no surge una propuesta de la Provincia o la Municipalidad, si ellos no toman la decisión de colaborar, para nosotros será casi imposible reabrir”, había advertido.

Comentarios