Los Acevedo hacen una investigación paralela del crimen de su hermano y ofrecen recompensa

Vía Facebook, la hermana de Claudio Acevedo, la víctima mortal, prometió dinero por datos que permitieran hallar a los sospechosos.

12 Nov 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

EN SAN MIGUEL AL 1.800. El miércoles pasado, Claudio Acevedo recibió 11 balas cuando circulaba por la calle. la gaceta / foto de hector peralta

La palabra miedo se escribe con mayúsculas y se percibe en cada centímetro del barrio El Sifón. El crimen de Claudio Acevedo (19 años) aterroriza a todos sus habitantes. El homicidio, ocurrido hace menos de una semana, ha generado un estado de alerta general durante los últimos días. Y más aún luego de que la hermana de la víctima ofreciera una “muy buena” recompensa a la persona que brinde los datos que sirvan para encontrar a los prófugos de haber participado en el hecho. La información debe ser entregada, según explicaron, a la “familia Acevedo”, no a la Policía y, mucho menos, a la Justicia.

El miércoles, Acevedo, junto a Joaquín Zelarayán, circulaban en una moto y al llegar a la altura de San Miguel al 1.800 fueron sorprendidos por tres jóvenes que se movilizaban en un auto. Sin mediar palabra los acribillaron. Acevedo recibió 11 balazos y murió al poco tiempo en un centro asistencial. Su amigo, que sobrevivió al ataque, fue alcanzado por al menos seis disparos. Aún no se sabe si los atacantes usaron tres pistolas o, por la cantidad de disparos, una ametralladora. Varios testigos indicaron que los autores serían miembros del clan Juárez.

Hace seis años que las familias Juárez y Acevedo protagonizan un sangriento enfrentamiento en el bario El Sifón. En agosto de 2013, por una vieja disputa, Nelson Agustín Juárez apuñaló a Walter “Chichilo” Acevedo –creador y líder junto a sus hermanos de “La Inimitable”, la barra brava de Atlético- hiriéndolo de gravedad. En noviembre de ese año, Jorge “Jazo” Acevedo, hermano del herido, se presentó en la casa del agresor. Como no lo encontró, le disparó en el pecho y en la pierna al hijo del atacante, Nelson Exequiel Juárez. Por ese hecho, “Jazo” se encuentra cumpliendo una condena de ocho años en el penal de Villa Urquiza.

Los problemas no terminaron allí. El 18 de febrero de 2018, también en el vecindario, fue asesinado de dos disparos Walter “Chupín” Acevedo, hijo de “Chichilo”. Por el caso fue detenido Nelson Exequiel Juárez, que actualmente se encuentra detenido en Villa Urquiza esperando ser enjuiciado por el hecho. En esa calurosa tarde de verano, Gustavo “El Gordo” González, hoy detenido en un penal de Chaco acusado de haber participado en el secuestro de Margarita Toro, dijo: “¿hasta cuándo van a seguir contra nosotros?”.

Y el miércoles, miembros del grupo Juárez habrían acabado con la vida de Claudio Acevedo. Las razones del ataque aún no están claras. Los vecinos, espantados, aseguraron que es un nuevo capítulo de la disputa que mantienen ambas familias por el dominio territorial. Algunos hasta avisaron que se dividieron en dos el barrio y que el fallecido habría violado el acuerdo. Los investigadores no descartan esa hipótesis, pero también manejan que el crimen fue movilizado por una venganza. Investigan si el sábado 2, Claudio habría atacado a uno de los victimarios que salvó su vida. También están pendientes de otro dato que provino del penal de Villa Urquiza: “Chichilo” (padre del chico asesinado) y “Jazo” Acevedo habrían castigado duramente al Juárez que está en la cárcel y sus familiares, como represalia, hirieron mortalmente al joven.

Mensaje

“Esto es culpa del diario. No somos ningún clan. Somos laburantes, no delincuentes. Queremos que la Justicia se ponga los pantalones y actúe correctamente”, dijo a los gritos Dolores Acevedo, tía del fallecido.

El jueves 8 de noviembre, Flor Acevedo, hermana del joven asesinado, realizó un polémico posteo en Facebook: “(A) estos se busca por asesinos. Damos una buena recompensa. Esto no puede quedar así. Quien sepa de ellos, que se comunique con la Flia. Acevedo”, fue lo que escribió.

Desde una de las fiscalías de Homicidio, que es conducida por Adriana Giannoni, se explicó que no es legal realizar un ofrecimiento de esas características. Normalmente, es el Poder Judicial (PJ) el que realiza un planteo de esas características y el Poder Ejecutivo (PE) colabora aportado el dinero. “Hay que ver qué pretenden hacer”, agregó una fuente de tribunales. No se descarta que se inicie una investigación.

Giannoni confirmó la situación procesal de Sebastián Agustín Juárez (19), el único detenido por el crimen. Los estudios de dermotest dieron positivo y los análisis toxicológicos revelaron que tenía restos de marihuana, cocaína y psicofármacos en su organismo. La víctima, en cambio, dio negativo en el reactivo que se hace para confirmar o descartar que haya manipulado un arma.

Intranquilos

Los vecinos de “El Sifón” sí están intranquilos con lo que sucede en el barrio. “Es muy grave lo que está pasando. Pidieron recompensa para buscarlos como sea a los chicos esos que mataron a Acevedo. Están desesperados por encontrarlo. Si lo atrapan, harán justicia por mano propia”, dijo María Luisa, una vecina que pidió no ser identificada.

“No me interesa cuáles son los problemas que ellos tienen, pero el drama es que lo resuelven en la calle, haciendo tiros a mansalva, sin importar nada. No puede ser que vivamos así”, agregó a LA GACETA.

Mario Jiménez, también vecino, se mostró preocupado. “Este problema viene desde hace varios años. Lo único que puedo decir es que esto no quedará así. Habrá más muertes porque esto no se soluciona con una condena, si no se van a solucionar a los tiros. Hoy, mañana, dentro de una semana o un mes”, pronosticó.

Ambos vecinos aún no se pueden olvidar lo que pasó el día del homicidio. “Llegó la Policía y la gente de los Acevedo los agarró a los tiros. Desde ese día, hay varios ‘soldaditos’ que andan en el barrio buscando a los Juárez. Obviamente que no es para atraparlos y llevarlos a la seccional 6ª para que lo encierren”, comentó María Luisa.

El crimen de Acevedo y sus posibles consecuencias movilizó a la fuerza. Desde hace una semana que una luz amarilla ilumina las 24 horas a El Sifón. “Se organizaron una serie de recorridos especiales para evitar nuevos enfrentamientos. Personal de la división Homicidios también está trabajando para dar con los autores del hecho. Estamos trabajando para evitar represalias”, concluyó Joaquín Girbeau, segundo jefe de la Unidad Regional Capital (URC).

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios