El tan temido corte de boleta afectó a las dos listas legislativas más votadas

En contrapartida, las tres nóminas que no obtuvieron bancas de diputados les "ganaron" el duelo a sus postulantes presidenciales.

28 Oct 2019
1

FOTO LA GACETA / ANALIA JARAMILLO

De las cinco listas de candidatos a diputados que compitieron en Tucumán, tres obtuvieron más votos que los postulantes presidenciales a los que iban anexadas. En cambio, quienes sí padecieron el corte de boleta fueron los aspirantes legislativos del peronismo y del macrismo. 

El tan temido "efecto tijera" le pasó factura a las dos listas más votadas. En el caso del Frente de Todos, Alberto Fernández recogió 584.885 votos en Tucumán (un 57,78%), mientras que la  nómina liderada por Mario Leito obtuvo 532.466 adhesiones (55,22%). Es decir, unos 52.000 votos menos. 

El corte de boleta afectó a Domingo Amaya, pero no fue tan drástico y eso le permitió achicar diferencias con el peronismo y quedarse con la quinta banca para Lidia Ascárate. En rigor, Mauricio Macri contabilizó en esta provincia 342.980 votos (33,88%), y la lista parlamentaria de Juntos por el Cambio 311.680 adhesiones (32,32%).

En contrapartida, quienes pueden sentirse conformes -aunque no hayan resultado electos- son los postulantes de las tres listas que compitieron en la provincia por llegar al Congreso.

Quien más diferencia le sacó a su candidato presidencial fue Fuerza Republicana. En Tucumán, el ex carapintada Juan José Gómez Centurión tuvo apenas 21.062 votos (2,08%), mientras que Ricardo Bussi cosechó 54.435 (5,64%).

Aunque con una diferencia ínfima, Silvio Bellomio también le "ganó" a su postulante a la Casa Rosada. Roberto Lavagna sacó 42.123 sufragios (4,16) y el ex legislador se quedó con 43.865 adhesiones en su carrera para Diputados (4,54%).

Finalmente, la nómina encabezada por Ariel Osatinsky casi duplicó a la fórmula presidencial del Frente de Izquierda. El dirigente gremial universitario fue votado por 21.799 tucumanos (2,26%), mientras que Nicolás del Caño por apenas 12.405 (1,22%).

Eso sí, hubo una abrumadora diferencia en cuanto a los votos en blanco. En la categoría Presidente, solo 7.331 tucumanos dejaron vacío ese casillero (0,71%). En cambio, en el casillero Diputados, 46.250 votantes optaron por no elegir a ninguna de las listas, lo que representa un 4,52% del padrón. 

Comentarios