Los cruces y los chicanas ardieron de movida, pero se fueron apagando hacia el final

Las barras políticas.

17 Oct 2019
1

Ardió la sala de las barras de los candidatos en cuestión de minutos. Los acompañantes de los cinco espacios arrancaron muy bulliciosos y exaltados. Las chicanas, los comentarios filosos, las risas y los cruces de mesa a mesa sobraron durante el primer bloque, especialmente durante el primer debate libre. El grupo de Juntos por el Cambio estalló eufórico cuando Amaya ironizó que Alperovich tenía más diálogo con Bussi. También aplaudió a Osatinsky, cuando arremetió contra el candidato Leito. La tensión creció por un intercambio de palabras entre el grupo del Frente de Izquierda con Fuerza Republicana por posturas opuestas. Parecía que la situación podía irse de las manos, pero se apaciguó sin inconvenientes. Luego de un primer bloque caliente, con posturas de los aspirantes al Congreso en temas netamente políticos, la efervescencia que había en la sala se fue extinguiendo y las exposiciones del segundo bloque sólo fueron acompañadas con aplausos. Las risas de cuatro espacios aparecieron en el cierre, cuando Bussi ofreció a la gente que corte boleta.

Comentarios