Los Pumas ya tienen la cabeza en 2023

El seleccionado argentino su participación en el Mundial ante Estados Unidos.

08 Oct 2019 Por Federico Espósito

Para Los Pumas, en cierta forma, el partido de mañana a las 1.45 -es decir, pasada la medianoche de hoy- ya tiene más que ver con el Mundial de Francia 2023 que con el de Japón 2019. Consumada la eliminación tras la derrota a manos de Inglaterra y el sufridísimo triunfo galo sobre Tonga (la mediocridad de este Francia ya clasificado a cuartos de final no hace más que echar sal en la herida), el valor del encuentro contra Estados Unidos se reduce a tratar de ganar para asegurar el tercer puesto del grupo y con ello la clasificación directa al próximo Mundial.

También es la oportunidad de darle minutos de Mundial a jugadores que hasta aquí no los tuvieron. Entre ellos, Juan Manuel Leguizamón, cuya convocatoria obedeció más a motivos grupales que rugbísticos. Distanciado de los referentes, Mario Ledesma necesitaba una voz de mando dentro del plantel, y la encontró en el santiagueño, compañero suyo en el bronce de 2007 y también en Nueva Zelanda 2011. Al tiempo que “Legui” tendrá su despedida de la órbita mundialista, otros como Rodrigo Bruni y Juan Cruz Mallía tendrán su primera función. La titularidad de estos últimos también forman parte de los nueve cambios que decidió introducir el head coach teniendo en cuenta el cambio de contexto y el escaso tiempo de recuperación entre el partido anterior y este (apenas cuatro días), sobre todo por el enorme desgaste físico que demandó el duelo contra los ingleses.

La nota saliente es el regreso a la titularidad de Nicolás Sánchez, luego de la polémica que desató su desafectación del test contra “La Rosa”. Con 30 años y tres Mundiales disputados, este también podría ser el último partido en una Copa del Mundo para el goleador histórico del seleccionado. No sólo eso: también habrá que ver qué lugar ocupa en los planes futuros del entrenador, quien por ahora no ha mostrado intención de dar un paso al costado, y sí ha dejado entrever que contempla una profunda renovación después de Japón. La relación entre ambos nunca fue muy cercana -y menos ahora-, y el hecho de jugar en Europa y no en Jaguares también le juega en contra a “Cachorro”, quien de todos modos ha aceptado las decisiones sin chistar y aportado al equipo desde cualquier lugar que le haya tocado ocupar en este torneo, algo que resaltaron mucho sus compañeros y hasta el propio Ledesma.

TRABAJAN. Ledesma (izquierda) y su ayudante Nicolás Fernández Miranda.

Quien no estará en esta oportunidad es Matías Orlando, cuyo lugar como segundo centro será ocupado por Mallía. Tampoco estará Ramiro Moyano: el wing no se llevará el mejor recuerdo de su primer Mundial, en el que apenas pudo sumar 45 minutos en cancha, en el fallido debut contra Francia. Por la lesión de Tomás Cubelli, Felipe Ezcurra ingresará como medio scrum titular y Gonzalo Bertranou, que llegó ayer a Kumagaya tras ser convocado de urgencia debido al desgarro de “Cubo”, estará entre los suplentes y podría también llegar a tener sus primeros minutos de acción mundialista. Joaquín Tuculet, desplazado hasta aquí por Emiliano Boffelli, jugará por primera vez en este Mundial, que seguramente será el último. Por su parte, Matías Alemanno entrará en la segunda línea en reemplazo de Tomás Lavanini, expulsado contra Inglaterra y sancionado con cuatro partidos de suspensión. Dado que Enrique Pieretto aparece entre los suplentes, Santiago Socino será el único que no habrá tenido la chance de jugar.

Van con todo

“Hay muchas razones para jugar un buen partido. Primero por esta camiseta, después por toda la gente que nos acompañó acá y también allá, que es muchísima. Todos los mensajes que recibimos son de aliento. A su vez, tenemos jugadores que no van a estar en el próximo Mundial y que le han dado mucho a Los Pumas. Me pone muy contento que Legui (Leguizamón) juegue este partido, por lo importante que es para muchos de los chicos que están acá”, comentó Ledesma.

“No tenemos que perder el foco de todo lo bueno que se está haciendo en el rugby argentino. Entiendo perfectamente el dolor de la gente, la autocrítica y que es normal que no vean la foto grande, pero eso está y existe. Los jugadores lo ven todos los días porque hoy las condiciones para trabajar son otras, respecto a otros años y es una realidad muy tangible. Eso va a dar sus frutos. Yo soy un convencido de que si las cosas se hacen bien, como se vienen haciendo en la UAR, eso va a florecer”, agregó el entrenador.

“Es una nueva oportunidad para llevar a la cancha todo lo que nos preparamos y el esfuerzo que hicimos, que si somos sinceros, no lo pudimos hacer en ningún momento durante 80 minutos en todo el Mundial”, aportó el capitán Pablo Matera.

Será la primera vez que Los Pumas enfrenten a Estados Unidos en una Copa del Mundo. La última vez que el seleccionado mayor argentino se midió con los estadounidenses fue en 2003, cuando los derrotó 42-8 en el viejo estadio de Biei.

Temas

Los Pumas
Comentarios