En 25 años, la Legislatura sólo castigó a dos miembros

Brodersen tendrá que tener en cuenta los precedentes con penalización a la hora de elaborar su defensa.

04 Sep 2019 Por Luis María Ruiz
4

JORGELINA VALEDEZ / ARCHIVO

Discusiones. Insultos. Denuncias escandalosas. En ocasiones, las tensiones que se experimentan en la Legislatura pueden llevar a los representantes del pueblo a situaciones límite. La mayoría de las veces quedan en el anecdotario. Pero hay antecedentes de hechos -o de palabras- que motivaron la tramitación de una cuestión de privilegio, proceso que puede derivar en multas, sanciones y hasta en la remoción de un legislador.

Los precedentes con penalización son los que deberá tener en cuenta el macrista Luis Brodersen (PRO) a la hora de elaborar su defensa, en el marco del caso abierto en su contra.

El lunes, la comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales, que preside Marcelo Caponio (PJ) le corrió traslado de la cuestión de privilegio planteada por el radical Ariel García, reciente postulante a diputado por el lavagnismo. Sus pares le dieron hasta mañana para contestar las acusaciones de García, motivadas en que Brodersen había anunciado su intención de pagarles $ 5.000 a los empleados de su empresa, Tarjeta Premier SA, en caso de que el presidente, Mauricio Macri, alcance el balotaje. Si bien el macrista luego afirmó que desistirá de sumarse a esa idea (asignada al productor rural Gonzalo Blasco), su situación en el cuerpo no parece sencilla. En este contexto, Brodersen le marcó por nota al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, que aquel plazo no está estipulado en el reglamento interno. Según el macrista, la comisión debería darle 15 días hábiles, como sucede en los procesos de juicio político que cursa la Cámara. A menos de dos meses de que asuman los legisladores electos, es un interrogante si el PJ y sus aliados le darán a Brodersen el tiempo que pide.

Brodersen: “me parecía injusta la forma en la que se atacaba a Gonzalo (Blasco), que es amigo. Apoyar a un candidato con fondos propios no es clientelismo”.

Son incontables los antecedentes de cuestiones de privilegio planteadas entre pares desde que rige la composición unicameral (1994). Pero sólo dos casos terminaron en sanciones, ambas de suspensión.

El más reciente fue citado por el peronista Caponio el lunes, cuando anunció que se correría traslado a Brodersen. El 26 de enero de 2016, el peronista Emiliano Vargas Aignasse fue arrestado por la Policía de Santiago del Estero en jurisdicción de Tucumán, cuando llevaba en su camioneta unos 40 gramos de marihuana. Aunque pidió una licencia de 100 días, la Legislatura le dio curso a la cuestión de privilegio impulsada por el macrista Alberto Colombres Garmendia, y suspendió a Vargas Aignasse por 120 días, sin goce de dieta, por haber incurrido en “desorden de conducta” e “inhabilidad moral”. Sobre el cierre de ese año, la Cámara Federal de Apelaciones sobreseyó al oficialista, quien de todos modos purgó la pena impuesta por sus pares.

El precedente restante se remonta al 24 de noviembre de 1998. Jorgelina Valdez (foto superior), de Fuerza Republicana, fue suspendida por 60 días, luego de que la ex interventora del Ipacym, María Vizoso de Posse, la denunciara por supuestas presiones para entregar fondos públicos y designar personal, según los archivos de LA GACETA.

Al margen de estos episodios, en la Legislatura hubo otros incidentes que no implicaron castigos. Brodersen, por lo pronto, trabaja en su defensa técnica.

1. Nace la Polémica: El audio de un productor

La semana pasada, el productor Gonzalo Blasco (candidato a diputado por Cambiemos en 2017) transmitió un audio de WhatsApp en el que advertía a otros ruralistas que había una iniciativa personal de ofrecer $5.000 a sus empleados si el presidente, Mauricio Macri, supera las generales y llega al balotaje.

2. Planteo formal: de García contra Brodersen

El macrista Brodersen, dueño de una tarjeta de crédito, anunció luego que se sumaba a la propuesta de Blasco, e invitó a otros empresarios a imitarlo. Ante esto, el radical lavagnista Ariel García, “vice” 2° de la Legislatura, planteó una cuestión de privilegio en contra del legislador del PRO.

Ariel García: “Brodersen pretende eludir un hecho que surgió de sus propias palabras: dijo que iba a pagar $5.000 si Macri pasaba a segunda vuelta. Lo que tiene que hacer es aclarar ante el cuerpo legislativo las razones por las que incurrió en delitos electorales tipificados en el Código Electoral. Pretende engañar a un elector para que vote de determinada forma”, afirmó en diálogo con LG Central.

3. En la Carta Magna: atributo de los legisladores

La comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales de la Legislatura está a cargo del tratamiento de estos planteos. La Carta Magna provincial establece que la Cámara, con dos tercios de los votos, podrá “corregir” y hasta “excluir” a un miembro por “desorden de conducta” o inhabilidad “física o moral”.

4. Decisión Unánime: traslado de la acusación

El lunes, la comisión de Asuntos trató la cuestión de privilegio contra Brodersen. Se corrió traslado del planteo. Votaron a favor los oficialistas Marcelo Caponio (titular de la comisión), Stella Maris Córdoba (secretaria), Eduardo Bourlé, Ramón Santiago Cano, Zacarías Khoder y Luis Morghenstein. El radical José Canelada, “vice” de la comisión, estuvo ausente.

5. Contraataque: a la espera del descargo

Antes de la reunión de Asuntos, Brodersen planteó una cuestión de privilegio contra el Caponio por los “mercaditos sociales”. En paralelo, anunció que había decidido volver atrás sobre sus pasos, y que no pagaría a sus empleados el bono “pro-Macri”. Ahora, el opositor debe elevar su descargo formal.

6. Nuevo planteo: una acusación por sus dichos

En declaraciones a LA GACETA, Brodersen expresó duros cuestionamientos hacia García, recordando incluso una denuncia en su contra efectuada por una ex empleada por presunto acoso sexual. Ante ello, el vicepresidente 2° de la Cámara inició un nuevo planteo contra el macrista.

7. Los Plazos: un proceso a contrarreloj

Si la Legislatura resuelve avanzar con alguna medida en contra del macrista, deberá darse prisa porque el mandato de la composición actual caduca a fines de octubre. Por lo pronto, a Brodersen le dieron hasta mañana para responder la cuestión de privilegio. El macrista pidió 15 días hábiles.

8. Posibilidades: del archivo a una penalización

La mayoría de las cuestiones de privilegio planteadas desde 1994, cuando se pasó a una composición legislativa unicameral, quedaron en el anecdotario y en los archivos. Pero el trámite posibilita que la Legislatura “corrija” al macrista (puede ser apercibido, sancionado o privado de su dieta) e incluso que lo excluya, algo que no tiene precedentes en la Cámara.

Comentarios