Según Dietrich, el kirchnerismo discriminaba al interior en la repartición de subsidios

El ministro insistió con que la Provincia cuenta con los recursos suficientes y aseguró que la Nación no subvenciona el gasoil a Buenos Aires.

30 Jul 2019 Por Martín Soto

Llegó relajado y sonriente, pero su expresión cambió cuando se le preguntó por la situación del servicio de ómnibus de la provincia.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, estuvo ayer en Tucumán y embistió contra el kirchnerismo para rechazar las declaraciones vertidas por las autoridades provinciales respecto a la distribución de subsidios.

“En 2015, en el interior del país, el boleto de colectivo era el doble o el triple que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En Buenos Aires salía $ 3 y en Córdoba salía $ 9,15 ($ 4,83 en Tucumán). Eso era discriminación que hacía el gobierno kirchnerista al interior del país”, expresó ayer el funcionario nacional, desde el aeropuerto Benjamín Matienzo.

La semana pasada, tanto el gobernador como su vice, Osvaldo Jaldo, habían declarado que el 90% de los subsidios para el transporte se quedan en Buenos Aires. El tranqueño, incluso, había usado la palabra discriminación. “Realmente no sé por qué dijeron que hay discriminación. He leído las declaraciones y, en algunos casos, con cierta agresividad que me llama la atención”, dijo el ministro.

Dietrich recorrió ayer la Terminal de Cargas Aéreas (TAC) de Tucumán, que desde hace unos meses es el primer Puerto Seco del país. Esto permite realizar en la provincia toda la operatoria de verificación aduanera y sanitaria que antes se hacía en puerto de Buenos Aires, lo que permite ahorrar tiempo y dinero (se informa por separado). Estuvo acompañado por la senadora Silvia Elías de Pérez; el diputado José Cano; y los precandidatos a diputados Domingo Amaya y Lidia Ascárate, entre otros.

“Sin ninguna ayuda”

Dietrich insistió con que en el Presupuesto 2019 se estableció que se generarían ingresos en los presupuestos provinciales para abonar con esos fondos los subsidios para el transporte. En ese sentido, aclaró: “acá se dice que discriminamos; la Provincia de Buenos Aires va a poner $ 27.000 millones de su presupuesto (para subsidios en el transporte público de pasajeros). Tucumán este año pondrá, como máximo, $ 1.700 millones (en subsidios). Para la Ciudad de Buenos Aires, estos serán $ 5.000 millones. Es decir que el área metropolitana de Buenos Aires está destinando desde su presupuesto, sin ninguna ayuda del Gobierno nacional, $ 32.000 millones”, dijo.

El ministro, en rueda de prensa, insistió con que la Provincia cuenta con los fondos suficientes para subsidiar la actividad, subrayó que se generó un fondo compensatorio por el cual a Tucumán le corresponden unos $ 700 millones para transporte y destacó que incluso Manzur cuenta con un superávit por plata que se transfiere de manera automática a los distritos, sin importar el signo político.

El funcionario de la Nación opinó también que, si hubiese continuado el gobierno kirchnerista, no hubiese habido una política de integración para hacer equitativo la distribución de subsidios. En ese sentido, mencionó que la gestión de Mauricio Macri distribuyó recursos a todas las provincias de otra manera, no sólo en subsidios sino también en obras. En ese sentido, afirmó que la Nación lleva invertido en Tucumán unos $ 12.000 millones en obras de infraestructuras. Remarcó además que la ampliación de la plataforma comercial en el aeropuerto Benjamín Matienzo fue la primera obra que hizo Macri en su gestión.

Gasoil sin subsidios

Los transportistas tucumanos manifestaron que, pese a la suba del precio del boleto, no están en condiciones de afrontar la suba salarial del 20% (a retroactivo a junio) y un pago excepcional de $ 16.000, según salió por resolución ministerial. Además, reclaman que la Nación ya no les subsidia el precio del gasoil, algo que -según afirmaron- sí ocurre en Buenos Aires.

Consultado al respecto, Dietrich negó que sea así. “No. El gasoil de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires lo pagan la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires; las condiciones para todas las provincias son exactamente iguales”, sostuvo.

“Reitero: el Gobierno de Provincia y de Ciudad de Buenos Aires pagan de sus recursos este año $ 32.000 millones (en subsidios). Las demás provincias argentinas, sumadas, gastan en el orden de los $ 10.000 millones. Por lo tanto, si supuestamente hubo un perjuicio con este cambio, contrariamente a lo que se dice, los perjudicados son la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. No hubo perjudicados porque se generaron recursos, pero en ese proceso los que más tienen que pagar de sus presupuestos son estos dos distritos”, insistió.


“No soy Papá Noel”, le respondió a Jaldo

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, ironizó sobre el reclamo lanzado ayer por el vicegobernador Osvaldo Jaldo, respecto a que “vienen con las manos vacías” los funcionarios nacionales que visitan la provincia. “No soy Papá Noel”, ironizó Dietrich en una entrevista con Telefé Tucumán. Y agregó: “da un poco de pena que se plantee lo de las manos vacías. No quiero entrar en una discusión, pero sí aclarar a los tucumanos. La mirada del Presidente (Mauricio Macri) es mayormente federal, independientemente de que haya mayor o menor sintonía con el gobierno local. En Tucumán estamos invirtiendo $ 12.000 millones”, afirmó.
Según el ministro, pareciera que Jaldo “no simpatiza mucho con nosotros, conmigo en particular. De hecho, yo tengo afecto con el gobernador Juan Manzur, con quien trabajé mucho tiempo”.
El vicegobernador había expresado que los funcionarios que visitan la provincia vienen a pedir votos para Macri. “No les interesa el interior del país, sólo aparecen cuando necesitan un voto”.

Comentarios