Ariel Rojas bajó del avión para ir entrenar con Atlético

El volante hizo una escala en el club para firmar el contrato y de allí pasó al complejo de Ojo de Agua para jugar como titular en la práctica.

24 Jul 2019
2

ES SUYA. Sobre la izquierda y con pechera amarilla, Rojas lleva la pelota durante el ensayo de ayer. la gaceta / foto de franco vera

Estaba previsto que el vuelo N° 1.464 de Aerolíneas Argentinas, que traía a Tucumán a Ariel Rojas aterrice en el aeropuerto Benjamín Matienzo a las 8.40. La nave tocó pista, sin embargo, hacia las 9.05. El breve retraso no resultó suficiente como para modificar la agenda prevista, pero sí apuró compromisos: el volante debía ver un par de profesionales -en el marco de la revisión médica-, instalarse, almorzar y, por la tarde, presentarse en la práctica. Práctica de la que no solo formaría parte sino que jugaría como uno de los titulares que alistó Ricardo Zielinski, en el típico partido ante los suplentes.

Es que no queda mucho tiempo. Pocos días le quedan por delante -a Rojas y al “Decano”-, para la puesta a punto. Atlético debutará en la edición 2019/20 de la Superliga a las 21.10 del lunes, cuando reciba a Central. Por la mañana, detrás de un carrito que llevaba cuatro enormes valijas apareció el rostro cansado, pero sonriente, del “Chino”. Y gustoso, habló con los medios.

“Estoy bien. Hace cuatro semanas que iniciamos la pretemporada con San Lorenzo; así que vengo entrenando. Me falta un poquito de fútbol, pero lo normal”, dijo, respecto del tiempo que resta para el debut. ¿Estás en condiciones de jugar el lunes?, insistió LG Deportiva. “Lo decidirá el técnico; yo entrené hasta ayer (por el lunes). Ya charlaré con (Ricardo Zielinski) y con el cuerpo técnico, y ellos decidirán”, respondió.

ES SUYA. Sobre la izquierda y con pechera amarilla, Rojas lleva la pelota durante el ensayo de ayer. LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA.-

Las arduas negociaciones por Rojas fructificaron el lunes, cuando logró desvincularse de San Lorenzo. Luego firmó un contrato que lo une al “Decano” por 12 meses. Horas después, ya tenía puesta la indumentaria “decana” en el complejo de Ojo de Agua y comenzaba a hacerse dueño del mediocampo, en el que jugó como uno de los volante centrales.

“Lo que viene consiguiendo año tras año. Se viene superando, viene con objetivos muy claros, con un proyecto respaldado por un técnico que lleva tiempo frente al equipo. El club está haciendo bien las cosas, está ordenado, es serio. Eso se ve desde afuera, y se valora al momento de elegir”, afirmó. La hinchada no quedó al margen del análisis: “sabemos que (el “Decano”) se hace muy fuerte local, por su gente, y que juega a estadio lleno; intentaré dar lo mejor”.

El calendario de partidos de Atlético -competencia internacional incluida- también sedujo al volante. “El año que viene está la Sudamericana; es un objetivo y un desafío muy lindo. Este semestre debemos tratar de afianzarnos; de hacernos fuertes, de convertirnos en un equipo importante para llegar a la copa con un buen rodaje y con un buen funcionamiento”, señaló. Rojas, de 33 años, se inició en Vélez y, tras un paso por Godoy Cruz, mostró su mejor nivel en River. En 2015 fue transferido a Cruz Azul (México), de donde regresó al “Millonario”, aunque sin el éxito de su primera vez. En 2018 jugó en San Lorenzo. Puede actuar como volante central o por izquierda, donde rinde mejor.

Con Rojas, Atlético completa una decena de refuerzos. Los otros nueve son: Fabián Monzón, Dylan Gissi, Cristian Erbes, José Luis Fernández, Federico Bravo, Augusto Lotti, Gustavo Toledo, Leonardo Heredia y Marcelo Ortiz. “Está el desafío de reinventarse, de seguir manteniendo la competitividad, con otros nombres. En lo grupal, quisiera que el equipo dé un pasito más de lo que se viene haciendo, y continuar en los primeros lugares. Y en lo personal, tratará de ganarme un lugar dentro del equipo, de sumar minutos y de entregar todo”, expresó.

Comentarios