Un partido entre ferrocarrileros en 1924

25 Jun 2019

> HOJEANDO EL DIARIO

MANUEL RIVA

LA GACETA

El desarrollo del fútbol en nuestro país, en sus inicios, se produjo de la mano de los ferrocarriles, que eran ingleses, y como el deporte provenía de allí, las vías férreas fueron el camino elegido para que el balón comenzara a girar por nuestro país. De ahí que muchas escuadras, en distintas provincias, llevaran nombres como Central Norte, Central Argentino o Central Córdoba.

Encuentro internacional

Una multitud de más de 6.000 espectadores colmó las instalaciones del gimnasio 24 de Septiembre (donde hoy está el Centro de Salud) para presenciar el encuentro entre los equipos de los ferroviarios chilenos y argentinos. Aquel 20 de junio de 1924 se ponía en juego el “Trofeo FF.CC. del Estado de Chile”; el partido tuvo gran repercusión y terminó en un empate a tres goles.

Los chilenos entraron al campo de juego con Robles; Lewellyn y Witke; E. Carrasco, Baeza y Sánchez; Paredes, J. Carrasco, Muñoz, Molina y Veas. Los argentinos lo hicieron con Pacott (Santa Fe); Sabattini (Santa Fe) y Mazzini (Buenos Aires); Balfreda (Santa Fe), Luna (Tucumán) y Villagra (Tucumán); Bafi Pera (Santa Fe), Camargo (Tucumán), Cuello (Tucumán), Sánchez (Santa Fe) y Drago (Tucumán).

Los equipos ingresaron juntos el campo de juego y el público aplaudió con ganas. Mientras se realizaban los saludos de rigor sobrevoló el predio un avión del Aero Club -al mando de Fernández Acardi-, que en una de las pasadas arrojó sobre el estadio “un gran ramo de flores, con un moño formando la bandera chilena”. Y tras otro par de recorridos dejó caer “un pequeño paracaídas, del que pendía el balón con el que se jugaría el match”.

La sorpresa de los presentes quedó reflejada en nuestra crónica, que indicaba: “el espectáculo visto por primera vez en nuestros fields produjo el consiguiente buen efecto y el público también tuvo entusiastas palmas para recibir los presentes aéreos, que trasladaba a aquel campo de deportes, el Aero Club”.

CHILENOS. Los futbolistas trasandinos dejaron una buena marca tras jugar en Tucumán.

Un buen partido

En referencia al partido nuestro cronista expresó: “hemos consignados que el encuentro fue bueno. Sin llegar a ser un match excepcional en lo que se respecta a bondad de juego, puede asegurarse sin temor, que la brega tuvo momentos emocionantes y pasajes de vivo interés”. También destacó que los dos conjuntos habían mostrado un perfecto estado físico y que el ritmo del encuentro no había decaído durante los 90 minutos.

La noticia destacaba: “el team chileno demostró conocerse mejor, cumpliendo más acertadamente la técnica del juego”. Pero esa dinámica cambió para el segundo tiempo cuando los argentinos ajustaron sus líneas.

“He notado que los dos cuadros hicieron alarde de entusiasmo, y aunque en los primeros momentos no se observó un marcado entendimiento, luego lo equipos consiguieron desempeñarse con eficiencia y realizar un buen match”, declaró tras el partido el representante del conjunto chileno, Armando Vanegas. Además rescató que el resultado final había sido un empate para satisfacción de ambos equipos.

Por su parte, Muñoz, el arquero visitante, señaló que estaban satisfechos del resultado que había arrojado el partido. “Debo manifestar que reconocemos todos las condiciones del cuadro argentino, que tuvo sus mejores puntos en el ala izquierda de la línea delantera y en el goalkeeper, quien hizo una defensa segura y eficaz”, añadió.

El partido fue la primera presentación de un equipo chileno en nuestra provincia y era la devolución de gentilezas de la visita realizada un año antes a Chile. Los ferrocarrileros transandinos y argentinos realizaron una visita de cortesía a las instalaciones de los talleres de Tafí Viejo.

Los chilenos, tras jugar en Tucumán, fueron hacia Santa Fe donde jugaron un encuentro con otro combinado ferroviario y luego viajaron a Buenos Aires, donde disputaron al “Copa Pavez”.

A fines del siglo XIX

El primer encuentro de fútbol interprovincial, según información anunciada en nuestras páginas de 80 años atrás, fue un encuentro entre Córdoba Athletic (fundado en 1885 y solo con jugadores británicos) y una -por entonces- “amorfa agrupación deportiva local, que concreta los primeros pasos en el siglo actual”.

Fervor por el fútbol

La trascendencia del balompié se refleja en el protagonismo que fue ganando en las noticias de los diarios. En nuestras páginas la primera nota al respecto corresponde al 8 de setiembre de 1912; era la edición número 6 (por entonces el diario era semanal) y tenía solamente el título “Foot ball”. Allí se anunciaba que se jugaría un encuentro amistoso entre el equipo de Atlético Tucumán y el de Central Norte.

En la segunda crónica, publicada el 29 de setiembre de 1912, se anunciaba que se iba a disputar un amistoso entre Argentinos del Norte y San Martín. Los cuatro protagonistas de ambas crónicas, que aún siguen batallando en los campos tucumanos y de otras provincias, eran las únicas escuadras hasta 1912.

La primer equipo que se fundó en la provincia fue Atlético en 1902. Argentinos del Norte surgió en 1907; en 1909 nace San Martín y Central Norte. en 1911.

Ya no están

En 1921 los empleados del Departamento de Policía crearon el “Tucumán Police Club” que participó en los certámenes por algunos años hasta desaparecer. En aquel mismo año algunos de los equipos que participaban de los torneos y que dejaron de existir fueron Racing, Sportivo Comercio, Alfredo Nougués, Unión Santa Ana y Talleres Central Norte.

Otro club que dejó su marca durante las décadas de 1920 y 1930 con algunas participaciones en Primera -pero siempre en el resto de las divisiones- fue “Canillitas”, que habían organizado los vendedores de diarios y revistas de nuestra provincia.

> Las entidades rectoras del fútbol

“Si bien es cierto que en 1912 se registró la primera visita de jugadores del litoral, motivando ello una novedad de grandes proporciones, puede decirse que la vida febril del fútbol comenzó en 1915, con la segunda fundación de la Liga Tucumana de Football , entidad que fue fundada el 3 de abril de 1915”. De esta manera nuestro diario, al cumplir 25 años, hacía una crónica sobre los inicios de la entidad que existió hasta 1927. De acuerdo con el relato, fueron sus presidentes Percy Hill hasta 1918, Luis Grunauer hasta 1927 y Segundo Colombo hasta 1927, cuando la entidad se fusionó con la Federación. En el acta fundacional (foto derecha) se ve que los clubes participantes eran Central Norte, San Martín, Quilmes, Atlético Tucumán, Tucumán Central, Rivadavia y Buchardo. En 1918 un grupo de clubes (Atlético, Argentinos del Norte y San Martín) decidió alejarse de la Liga, y se armó la efímera Unión; se intentó fusionarla con la Liga, pero no ocurrió. El 18 de febrero de 1919 quedó conformada la Federación Tucumana. Entre los clubes firmantes del acta (foto Izq) estaban: Atlético, Rivadavia, Unión Central, Alberdi, Argentinos del Norte, San Martín, All Boys, Norluz, Everton, San Pablo, River Plate, Artes Gráficas y Tiro Federal. El primer presidente fue Percy Hill. Muchos de aquellos clubes fundacionales ya no existen, por ejemplo River, Rivadavia, Norluz (de los empleados de la empresa eléctrica), Unión Central y Artes Gráficas ya habían desaparecido para 1930. Algunos de sus primeros presidentes fueron Iván Fontana, Guillermo Remis, José Padilla, Matías Salazar Colombres, Mario Bron, y hasta el ministro de Hacienda en 1937 Miguel Frías.

Comentarios