El FMI vuelve para revisar las cuentas

Una delegación del organismo se reunirá con funcionarios. La visita se produce al cumplirse exactamente el primer aniversario del regreso al organismo internacional.

08 May 2019
1

CONFIANZA. Desde Washington, el FMI hace su apuesta para mantener la candidatura de Mauricio Macri. REUTERS

Una nueva misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará hoy a Buenos Aires para comenzar la cuarta revisión de las cuentas fiscales, en el marco del crédito por U$S 53.700 millones que el organismo le dio al Gobierno Nacional.

Encabezará la misión el titular del caso argentino, Roberto Cardarelli, quien estará acompañado por técnicos del FMI. En días sucesivos, el equipo visitante se entrevistará con las autoridades del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y del ministerio de Hacienda, según informaron fuentes oficiales.

El encuentro se producirá luego de que el FMI flexibilizó sus normas y le permitiera al Gobierno intervenir de manera directa en el mercado de cambios, sin esperar a que el dólar quede debajo del límite inferior o supere el máximo de la banda cambiaria que se había fijado en octubre.

La mirada estará puesta en los resultados fiscales de abril, ya que Hacienda había sobre cumplido la meta fiscal con un superávit primario de $ 10.347 millones, un 0,1% del PBI, según informó el titular de la cartera, Nicolás Dujovne, en conferencia de prensa.

El arribo de los funcionarios del Fondo se producirá en medio de un mercado cambiario que si bien pareciera que está más estabilizado, aún resta saber cómo será la reacción oficial ante una suba más acelerada del dólar.

Además, esta misión llegará cuando a exactamente un año desde que Mauricio Macri anunció que el país volvía a pedir un préstamo al organismo de crédito.

Por lo pronto, el FMI ya claudicó con la Argentina y permitió (en forma inédita) que el Banco Central pueda utilizar dólares para reducir la volatilidad del tipo de cambio. Es más, lo permiten en el marco de total y completa discrecionalidad: siempre el organismo pidió “transparencia” en el uso de los recursos, por eso el Tesoro vende a razón de U$S 60 millones por día vía subastas preacordadas.

El hecho de que no haya certidumbre acerca de cómo, cuánto y cuándo el BCRA intervendrá en la plaza cambiaria, muestra a las claras que en Washington están completamente lanzados a mantener la candidatura de Macri a flote. “El éxito del cambio de régimen depende tanto de la cuantía del arsenal de reservas para intervenir como del compromiso del Banco Central de apretar el gatillo cuando las condiciones del mercado lo requieran. El arsenal es contundente y bajo supuestos conservadores tiene un piso de U$S 23.300 millones”, dijo Miguel Kiguel, director de Econviews.

Cardarelli, que ahora vuelve a Buenos Aires después de haber participado en la anterior reunión de febrero, fue quien informó sobre la abrupta suba del dólar que estaba experimentando la Argentina. El resto fue pura decisión política, según advirtieron los expertos y analistas económicos.

Comentarios