Unas 170 licenciadas en obstetricia podrían recetar y colocar anticonceptivos en Tucumán

Diputados aprobó la semana pasada un proyecto sobre el ejercicio de esa profesión que les dará autonomía.

02 May 2019
1

FOTO / www.fedeepilepsia.org/

Son alrededor de 170 las licenciadas en obstetricia en Tucumán que vislumbran una esperanza en el proyecto de ley sobre el ejercicio de su profesión que acaba de aprobar la cámara de Diputados y que todavía debe pasar por el Senado.

El proyecto que la semana pasada obtuvo media sanción (solo votó en contra la diputada del ARI Lucila Lehmann) busca jerarquizar el trabajo de las obstetras y ampliar sus incumbencias para que puedan, entre otras cosas, prescribir y colocar métodos anticonceptivos de larga duración en la atención primaria de salud.

"En realidad lo que el proyecto propone es darle un marco legal a la tarea que ya venimos haciendo, como la asistencia en el trabajo de parto, el parto, el puerperio, la recepción del recién nacido", enumeró Mónica Barrera, licenciada en obstetricia y fundadora y presidenta del Colegio de Licenciados en Obstetricia de Tucumán. 

"Necesitamos un reconocimiento por parte del sistema para tener autonomía, que se reconozca que estamos capacitadas para esto", advirtió.

Barrera explicó que están desprotegidas como profesionales. "La ley que nos ampara es de la época de la dictacura. Estamos sumamente desprotegidas, desvalorizadas, incluso nos agrupan dentro del trabajo de los enfermeros obstétricos", agregó.

Solo 100 de las casi 170 licenciadas en obstetricia que hay en Tucumán forman parte del sistema de salud, apuntó la presidenta del colegio que las agrupa. "Las otras 70 no tienen trabajo y se dedican a otra cosa que no tiene que nada ver con la profesión. Esto se debe a la falta de valoración y reconocimiento de nuestra profesión, hay cargos que están ocupados por enfermeros obstétricos y deberíamos ocuparlos nosotras. Hay una desidia por parte del Estado hacia nuestra profesión", remarcó.

Ante esa realidad, las obstetras tucumanas esperan con ansias que el Senado también se pronuncie a favor del proyecto. "Esta ley es un avance enorme: podemos tener consultorios de forma particular, hacer control prenatal y asistir en educación sexual, porque cumplimos una función sumamente importante en la vida sexual y reproductiva de las mujeres", destacó Barrera.

Comentarios