Los últimos resultados de Atlético estuvieron “fuera de los libros”

Es un equipo que no bajará la guardia.

11 Feb 2019
1

YA PASÓ. Atlético no jugó un buen partido contra Talleres, pero no perdió y ese es un punto a destacar. Igualmente, su margen de error se reduce de ahora en adelante. La clasificación a la Libertadores 2020 arde. FOTO LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ.

“Van tres partidos. Ganamos uno, perdimos uno y empatamos el otro. Nada para dramatizar”. Sin ir más allá de lo conceptual, pero haciendo foco en la realidad misma de esta Superliga 2018/19 en estado de ebullición, Cristian Lucchetti echa por tierra toda canción dramática que amenace cruzar las fronteras de paz que protegen la actualidad de Atlético.

Es verdad que estos dos últimos resultados -el deslucido 0-0 con Talleres y el extraño 0-3 con Patronato- suenan un tanto inesperados. Hay que avanzar sin mirar atrás, destacan el capitán y el resto de la comitiva del “Decano”. “Ya pasó”, aceptan dentro de un plantel que no quiere hablar acerca de que las chances de clasificarse a la Copa Libertadores 2020 pueden reducirse si la nave no levanta vuelo.

“Jugamos tres partidos”, repite Lucchetti, tres partidos en los que Atlético logró cuatro puntos. Tienen gusto a poco, pero tampoco es para hacer un escándalo.

“Siempre es bueno sumar. Si bien uno siempre quiere ganar, ahora se sumó un punto y se vio una imagen distinta a la que se vio el otro día”, destaca la mejor parte de la historia con la “T” Juan Mercier. Algo de razón tiene, porque cuando se juega mal, lo mejor es no perder. Y eso hizo Atlético ante un rival que jamás lo acorraló pero que sí inquietó.

“Pudimos aguantar el 0-0”, mencionaba Bruno Bianchi en otro ítem positivo que marcó el equipo el sábado por la noche en 25 de Mayo y Chile. La pólvora estuvo mojada, curiosamente, pero al menos entre Lucchetti y la defensa cercaron el arco, acción que pocas veces se repitió durante el campeonato. De los 17 encuentros que disputó Atlético, en apenas cuatro su valla no fue vulnerada.

Mirar la mitad del vaso lleno no hace más que enganchar al resto en una mirada positiva. Eso hace Mercier con sus palabras. A “Pichi” le interesa la mitad del vaso lleno, no la vacía. “Rescato que se jugó mejor que el otro día, la imagen fue positiva en comparación a Patronato. Ahora nos vamos a enfrentar a un gran rival (Unión, el viernes a las 19, en Santa Fe)... Si entra la pelota vamos a seguir sumando de a tres”, sostiene “Pichi” sin entrar en pánico por estas dos presentaciones sin goles.

Bianchi pide volver a las fuentes, una lavada de cara. “Tenemos que refrescar la cabeza”, asume el central en una declaración con sentido definido: “el técnico hará su trabajo para que volvamos a ser el Atlético que éramos”. Por eso desde hoy en Atlético no se hablará más que de ver la manera de vencer el viernes al “Tatengue”. Y así, olvidar los sinsabores recientes.

Comentarios