Sondeo de LA GACETA: el 90% de los participantes quiere que prohíban a los “trapitos”

Reabrieron la licitación para implementar el sistema de estacionamiento pago. El Gobierno lanzó la convocatoria en diciembre pasado y a fines de febrero tendrá un elegido.

21 Ene 2019 Por Camila Carceller

“Trapitos” sí, “trapitos” no. LA GACETA hizo un sodeo para conocer qué opinan los tucumanos sobre este sistema de pago y más de 4.500 lectores contestaron. 

SONDEO TRAPITOS. La opinión de los tucumanos sobre el cobro ilegal en las calles tucumanas. CAPTURA DE PANTALLA

El 90% de los 4.528 participantes coincidió en que le parece bien que les prohíban a los “cuidacoches” -nombre correcto-, cobrar por permitir estacionar en la vía pública. Un 9% aseguró que no; y al 1% restante le da igual.

“En San Miguel de Tucumán el estacionamiento es libre y sin cargo ni costo alguno para el automovilista. No hay ningún vínculo entre el municipio y las supuestas cooperativas, centros o asociaciones”, explicó a LA GACETA el Secretario de Gobierno, Walter Berarducci.

El Poder Ejecutivo Municipal quiere legalizar el cobro por estacionar en la ciudad. Llamó a una licitación para que empresas, asociaciones, organizaciones, cooperativas o personas puedan presentarse para hacerse cargo del sistema de estacionamiento pago en las calles de la capital.

El 22 de febrero se conocerá cuál es el proyecto elegido y a partir de allí –desde la firma del contrato-, el responsable tendrá 60 días para implementarlo. Esto quiere decir que, si el proceso se cumple en tiempo y forma, a fines de abril o principios de mayo, el estacionamiento en la vía pública ya estará formalizado y regulado. En caso de que no se seleccione ninguna de las propuestas presentadas, se abrirá una nueva licitación.

“No quisimos dejar a nadie afuera. La idea es que a través de la licitación participen todos, si es que responden a las exigencias”, comentó Berarducci.

No es la primera vez que el gobierno llama a licitación en esta cuestión. El último intento fue en junio de 2015, por un proyecto presentado por el –en aquel momento intendente-, Domingo Amaya.

La iniciativa estaba basada en un mecanismo que preveía que los usuarios del estacionamiento callejero puedan acceder al servicio mediante la emisión de un ticket previo pago de las horas de estacionamiento en kioscos, telecentros o cualquier comercio que debía estar inscripto en el Municipio para poder operar. No obstante, también sería posible adquirir horas de aparcamiento enviando un mensaje de texto a cualquiera de las tres compañías de telefonía celular (Claro, Personal y Movistar).

En su momento, dos empresas compitieron por hacerse cargo del plan. Una llegó hasta la etapa de pre adjudicación pero, sorpresivamente, fue declarada incompetente y la licitación, sin efecto.

TRAPITOS. Buscarán regular el cobro del estacionamiento en la vía pública. LA GACETA/ARCHIVO

“Alfaro aceptó pre adjudicación y después la declaró desierta. No entendemos el porqué de las visiones cambiantes de la intendencia”, expresó a LA GACETA José Franco, quien ocupaba el cargo de concejal cuando fue presentado el proyecto y, actualmente, es prosecretario Administrativo del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán.

“Esperemos que esta vez la comisión de pre adjudicación actúe y emita en pleno sus resoluciones y también si hay impugnaciones no las desechen”, agregó Franco.

Las concesiones a empresas privadas vencieron en 2005. En ese momento, la Municipalidad determinó que estacionar en el microcentro no costaría nada hasta que se adjudicara la concesión del servicio.

No obstante, los ex empleados de la empresa que administraba el estacionamiento pago formaron la cooperativa “Aparkar”, y comenzaron a cobrar a voluntad por el cuidado de los vehículos, junto a miembros del Centro Mutual de Lisiados de Tucumán. Lo llamativo es que, actualmente, ninguna de las dos organizaciones tienen direcciones físicas o números de contacto.  

Estos explotan el estacionamiento callejero desde 1972, aunque como casi nunca cumplieron con las obligaciones tributarias, su concesión venció hace años.

Qué pasará con los “trapitos”

La licitación tienen en cuenta proyectos que contemplen tanto sistemas manuales como electrónicos. Por lo tanto, cualquiera de los dos podrían implementarse en los próximos meses. Pero una duda invade cuando se piensa en descartar la regulación manual: ¿qué pasará con los trapitos?

TRAPITOS. Buscarán regular el cobro del estacionamiento en la vía pública. LA GACETA/ARCHIVO

“Nosotros queremos hacer un relevamiento de los trapitos y ofrecerles capacitación y contención, para capacitarlos en electricidad, cocina, arreglo de aire acondicionado, para que puedan tener una alternativa que no sea esta”, dijo a LA GACETA Enrique Romero en junio del 2018, en una entrevista con Panorama Tucumano.

El caso de Yerba Buena

Gracias al proyecto aprobado a principios de diciembre en el Concejo Deliberante, Yerba Buena está libre de trapitos. "La Municipalidad, la Guardia Urbana y Tránsito, controlan que no haya gente pidiendo colaboración para estacionar y, hasta el momento, no recibimos ningún reclamo de los vecinos", explicó a LA GACETA el edil propulsor de la iniciativa Javier Jantus.

La ordenanza fue aprobada el 5 de diciembre de 2018, y propuso dos sistemas de control -que aún no se implementaron-. Uno de forma electrónica y otro con personas que vivan en Yerba Buena y certifiquen buena conducta.

El concejal explicó que cuando comience el período ordinario, en Marzo, se retomarán las discusiones para definir qué sistema de regulación se implementará en la ciudad. Mientras tanto, la Guardia Urbana se encarga de proteger las calles y brindar seguridad a aquellos que estacionan en la ciudad.

Comentarios