Cómo se aplicará el tributo en la compra o venta de cualquier propiedad

Se aplica sólo para los inmuebles adquiridos a partir de enero.

28 Dic 2018
1

ARCHIVO

Con la nueva disposición reglamentada ayer por el Gobierno, el pago de impuesto a las Ganancias por la compraventa de inmuebles reemplazará al impuesto anterior: el vendedor pagaba el ITI (Impuesto a la Transferencia de Inmuebles), que era el 1% del precio de venta.

“Se deja de pagar el ITI y se empieza a pagar el impuesto a las Ganancias. La diferencia es que era un impuesto sobre el total de la venta y ahora se toma en cuenta el precio de venta menos el costo”, indicó Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados.

Se aplica sólo para los inmuebles adquiridos a partir de enero de 2018. Es decir, si se vende ahora un inmueble adquirido antes no tributa Ganancias. “Puede ser más o menos conveniente dependiendo del valor de la escritura. A partir de ahora, todo el mundo va a querer escriturar por el valor real y va a servir para blanquear la economía”, agregó el especialista.

Un fuerte castigo al ahorro

La inclusión de la renta financiera en el impuesto a las ganancias de personas humanas genera importantes complicaciones de administración tributaria tanto para el fisco como para los contribuyentes, además de generar distorsiones sobre la equidad del tributo. Estas distorsiones se han potenciado como consecuencia de los altos rendimientos nominales registrados en 2018, consecuencia directa del fuerte proceso inflacionario vivido. Esa es la conclusión de un detallado informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), difundido ayer, sobre el nuevo tributo.

El trabajo destaca: “aparece como inequitativo que el impuesto se aplique sobre utilidades nominales y no reales, razón por la cual debería permitirse deducir de los rendimientos nominales obtenidos la tasa de inflación, y aplicar la alícuota del 15% sobre el resultante, tal como se da en el caso de las colocaciones en dólares”.

Comentarios