El auxilio del PE puso fin al paro de colectivos

Manzur firmó un DNU para adelantar $ 80 millones a las empresas.

20 Dic 2018 Por Martín Dzienczarski
1

COMO UNA ASPIRINA. “Pusimos en marcha todos los instrumentos legales para que esto se resuelva”, dijo Manzur. prensa y comunicacion publica

El Gobierno provincial intervino en la crisis del transporte público salvando a las empresas, en los días previos a Navidad. Un adelanto del Poder Ejecutivo fue la llave para destrabar el paro de los choferes de colectivos. La medida de fuerza, en reclamo por el pago de dos ítems salariales (unos $ 7.000), mantuvo en vilo a los más de 320.000 usuarios de la provincia por 21 horas.

El gobernador, Juan Manzur, anunció el empréstito ayer al mediodía, tras una reunión en el despacho de la Gobernación junto a los empresarios de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor y a los titulares de la Unión Tranviarios Automotor.

“Como Gobierno de la provincia privilegiamos a la gente. Con el transporte público venimos haciendo un esfuerzo enorme. Entendemos la situación por la que pasa el sector, con la quita de subsidios que viene haciendo el Gobierno de la Nación. Se intervino para dar respuesta a un punto límite y así la gente pueda trasladarse en esta época”, sintetizó el gobernador.

Si bien los empresarios esperaban que la Caja Popular de Ahorros tramitase un préstamo por $ 100 millones, la posibilidad fue aplazada. Así, el Gobierno provincial avanzó con la asistencia de $ 80 millones a cuenta de los $ 1.500 millones de subsidios provinciales que otorgará el PE desde el año que viene al sector. La determinación se hará efectiva a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, que aprobarán los legisladores del oficialismo en la próxima sesión de la Cámara. El instrumento establece que la ayuda económica será devuelta en 10 cuotas mensuales consecutivas. El dinero se descontará de los subsidios que girará la Provincia.

Los empresarios, que habían adelantado que necesitaban una ayuda económica y un ajuste de tarifa, salieron de Casa de Gobierno con rumbo al Concejo Deliberante capitalino. La siguiente batalla será por una suba del boleto (ver “Cortalezzi ratificó que el boleto de colectivos no subirá hasta marzo”).

“Los trabajadores siempre hacemos un esfuerzo más; aunque nos acusen de un montón de cosas sólo trabajamos y esperamos recibir las remuneraciones que nos corresponden”, dijo a su turno César González, de UTA. El sindicalista explicó que hasta hoy se pagará el medio aguinaldo y que los $ 7.000 ($ 3.200 retroactivo a noviembre y una suma no remunerativa $ 3.814) se depositarán la semana que viene. ¿Por qué si el paro era contra las empresas estacionaron los colectivos alrededor del Concejo?, le consultó este diario. “No se hostigó al Concejo ni a la Municipalidad; los coches quedaron en los lugares del recorrido al momento en que se determinó el paro”, rechazó González.

Los empresarios destacaron la asistencia del PE, y buscaron separar el conflicto de cualquier pelea política. “Lamentamos profundamente esta situación (por el paro). Destacamos la preocupación de la Provincia para solucionar esto para todos los tucumanos”, consideró Daniel Orell, presidente de Aetat. Y agregó: “nos preocupa muy poco lo mediático y político; sólo nos interesa brindar el servicio para la comunidad. El transporte público no se puede prestar sin un reconocimiento de costo justo”. Jorge Berreta, su vicepresidente, insistió en que requieren una suba de tarifa. “Este anticipo de subsidios, que será devuelto mediante débito de modo automático, es para que no haya otro cuello de botella. No vamos a dejar de bregar por una tarifa justa. No pedimos de forma inmediata los $ 28,50, sino que pedimos responsabilidad con el transporte”, finalizó el empresario, cigarrillo en mano, listo para apaciguar nervios.

Comentarios