Apasionante: River le dio vuelta el partido a Gremio y llegó a la final de la Copa Libertadores

Gomes abrió la cuenta para el local y cuando todo parecía perdido, Santos Borré y "Pity" Martínez (de penal) establecieron el 2-1 que cambió la historia. Mirá los goles.

30 Oct 2018
1

A LA FINAL. River dio vuelta un partido dramático y llegó a la final. FOTO FIFA.COM

River vivió otra noche épica. De la mano de un Marcelo Gallardo que hoy tuvo que ver todo desde la tribuna, el equipo "Millonario" remontó la serie semifinal con Gremio de Porto Alegre, venció 2 a 1 y se convirtió en el primer finalista de la Copa Libertadores 2018.

El equipo argentino llegó a suelo brasileño con un 1-0 abajo que, sabía, sería más que difícil de revertir. Mucho más cuando en el primer tiempo, y casi sin merecerlo, Gremio abrió la cuenta de la mano de Leo Gómes cuando era River el que más había buscado.

A partir de ahí, el conjunto anfitrión comenzó a sostener su ventaja haciendo todo el tiempo posible, sin saber que al final de la historia todo eso le jugaría en contra.

River siguió buscando y el partido se hizo trabado y muy conversado. En el complemento, cuando todo parecía controlado por parte de Gremio, Rafael Santos Borré encontró de cabeza un gol que revivió la llama "Millonaria".

El 1-1 dejaba a tiro a River por la final tan deseada. Un gol más le permitiría acceder de manera directa.

Y así pasó. Una mano del futbolista Bressan quedó en la mira del árbitro Andrés Cunha, que sin reclamos por parte de los futbolistas decidió revisar el VAR. 

Una vez que completó toda la jugada, el juez marcó el polémico penal que Gonzalo Martínez cambió por gol luego de más de 10 minutos de espera, porque el árbitro y las autoridades del campo tuvieron que controlar todo lo referido a la seguridad en un momento que los hinchas locales se mostraban claramente exaltados y con bronca.

Nada de eso le importó al "Pity", que definió de gran manera y puso el 2-1 definitivo que mandó a River a la final, a la espera por Palmeiras o Boca (que juegan mañana).

Bajo la lluvia y casi con el corazón en la mano, River disfrutó el festejo en suelo ajeno y se prepara para definir una nueva edición de la Libertadores. ¿Habrá Superclásico? Para eso, Boca deberá hacer su parte.

Comentarios