Tirar basura, es señal de lo poco que nos importa el espacio público

16 Sep 2018
1

LIMPIEZA. Ayer se realizó una jornada de limpieza en distintos puntos de la provincia; en la foto, dos jóvenes en la ruta 9.

Arrojar basura en la calle es señal de lo poco o nada que nos importa el espacio público. Además, no todos los vecinos están dispuestos a reclamarle a alguien que no ensucie, tal como lo hizo el motociclista que filmó esta semana al infractor de la plaza Alberdi. Probablemente, si alguien le exige a un peatón que levante el papel que acaba de tirar, le responda: ¿ acaso la ciudad es tuya? Una urbe se respeta más cuando tiene un fuerte vínculo con sus ciudadanos. Lo tienen en claro los urbanistas.

Florencia Caminos, arquitecta y magíster en gestión ambiental, sostiene que el tema de la basura está muy relacionado con la conciencia de cuánto se consume y cuánto residuo se genera. “Hay que mejorar la educación, desde las escuelas. Entender que no es basura, que si la separo puede ser un recurso, una fuente laboral para otra persona”, remarcó. Añadió que el Estado puede tomar medidas para reforzar esta concientización: “en Dublín, por ejemplo, se retira de forma gratuita todo lo que sea reusable, mientras que para los otros residuos hay que comprar un stiker”. Dice que una ciudad amigable es una urbe segura, en la que cuenta el espacio verde como lugar de integración, de encuentro. “A nuestra provincia le pasa lo que a muchas ciudades de Latinoamérica que crecen sin planificación. Se perdió la visión de importancia del espacio verde como espacio público. Hoy muchas plazas están en desuso por la inseguridad; las que sí están cuidadas y son seguras se ven desbordadas”, opina.

Comentarios