Los miembros de “La banda de Trayán” recibieron penas de entre seis y nueve años - LA GACETA Tucumán

Los miembros de “La banda de Trayán” recibieron penas de entre seis y nueve años

Condenan a integrantes de un grupo narco que cayó en 2016.

13 Sep 2018 Por Francisco Fernández
1

FIN DE LA ESPERA. Los imputados miran al Tribunal que acaba de ingresar a la sala para dictar sentencia. LA GACETA / INÉS QUINTEROS ORIO

Entre septiembre y noviembre de 2016 fueron desbaratadas tres grandes organizaciones de narcos que operaban en la provincia. Ayer fueron condenados seis de los integrantes de una de ellas: la denominada “banda de Trayán”, la primera de las tres en ser elevada a juicio.

Las otras bandas que cayeron ese año fueron la de Rogelio “El gordo” Villalba y la de Luis “El gordo Vaca” Vega. Los miembros de estos grupos acusados de comercializar estupefacientes aguardan en prisión el comienzo de sus juicios.

“La banda de Trayán” fue denominada de esa manera por los vínculos políticos de uno de sus miembros: Julio César Trayán, quien era puntero político en Villa Muñecas y trabajó en la Legislatura bajo las órdenes del oficialista Santiago Cano y también tuvo un paso por el Concejo Deliberante capitalino.

Ricardo Gustavo García fue condenado ayer a una pena de nueve años de prisión y una multa por $ 20.000, por considerarlo responsable del delito de “organizar una asociación ilícita destinada a tener materiales estupefacientes con fines de comercialización y los elementos o materias prima destinadas a su producción o elaboración”.

El veredicto fue emitido por los jueces Gabriel Eduardo Casas -presidente- y los vocales Enrique Ignacio Jiménez Montilla y Federico Bothamley, del Tribunal Oral en lo Criminal.

“En 2013 tuve una causa en Córdoba que padezco hasta hoy. Soy víctima de una persecución policial en esa provincia. Ya pagué una condena y la cumplí. Estos dos años que estuve preso perjudicaron a mi familia”, aseguró García al formular sus últimas palabras antes de que los jueces pasaran a deliberar.

Su hermano Walter Adolfo García recibió una pena de siete años de prisión y una multa por $ 14.000. El Tribunal lo consideró responsable de “guardar precursores químicos o cualquier otra materia para producir o fabricar estupefacientes y por tenencias de estupefacientes con fines de comercialización”.

Fue detenido el 14 de septiembre de 2016, en la localidad chaqueña de Laguna Blanca cuando transportaba 80 kilos de marihuana en un Citroën C4. Horas después, en el paraje Makalle, también en Chaco, fue arrestado su hermano Ricardo.

Daniel Eduardo García, otro de los hermanos, recibió una pena de seis años de prisión y una multa de $ 10.000 como responsable del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

“Hoy tengo que decir que no sé de qué se me acusa. Soy culpable de haber tenido droga para consumo personal. Hoy estoy recuperado de esa adicción”, señaló frente al Tribunal.

En un allanamiento en su domicilio fueron hallados 39 gramos de cocaína. Él afirmó que esa droga era para consumo personal.

La misma pena recibió Trayán, aunque en su caso se fijó una multa de $ 14.000.

“Soy inocente de lo que se me acusa. Yo no comercialicé ningún tipo de estupefaciente. Le pido al Tribunal que me permita volver a mi vida y a mi trabajo como cualquier ciudadano normal”.

Juan Andrés Saucedo también fue condenado a seis años de prisión, además de una multa de $ 13.000. Se cree que guardaba precursores químicos para fabricar estupefacientes. A ese delito se sumó el de tenencia de estupefacientes.

Finalmente, Juan Carlos Straatman fue acusado por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y recibió una condena de ocho años y $ 18.000 de multa.

“No hay pruebas de que yo haya sido proveedor de drogas. Arruinaron mi vida. En esta causa no hay nada contra mí. El hecho de que tenga antecedentes no significa que siempre haya hecho lo mismo”, dijo.

Carlos José Casuso fue absuelto por el beneficio de la duda.

Comentarios