Tras los anuncios, Dujovne deberá rendir examen ante el FMI

En Estados Unidos, la misión argentina intentará obtener la autorización del organismo para usar las reservas del Central, con el fin de frenar al dólar, y solicitar el anticipo de remesas para garantizar el pago a los acreedores durante 2019

04 Sep 2018
1

Reuters

En el vuelo hacia la recuperación de la imagen de la Argentina, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tendrá que rendir hoy examen en los Estados Unidos. Frente al futuro ministro de Economía estarán los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que analizará, al detalle, el paquete de medidas anunciado ayer en conferencia de prensa, con el fin de alcanzar el equilibrio fiscal durante el año que viene.

La gestión del presidente Mauricio Macri aspira a conseguir el envío anticipado de los fondos del FMI para garantizar el cumplimiento de los compromisos financieros el año próximo y recuperar la confianza de los mercados. Pero, además, solicitará que el organismo permita que el Banco Central pueda utilizar las reservas internacionales (ayer cerraron en U$S 52.389 millones) para intervenir en el mercado y así evitar sobresaltos con el dólar.

El país atraviesa una crisis que lo llevará a una recesión mayor a la pronosticada, reconoció Dujovne. La economía registra un marcado retroceso productivo, fuertes desequilibrios en las balanzas externas y un alza de la inflación que en los primeros siete meses llegó a casi un 20%. Además, según cifras oficiales, en el primer semestre se perdieron 106.000 puestos de trabajo y los salarios cayeron en promedio un 4,3% sólo en junio. La política gradualista generó una fuerte dependencia del financiamiento externo, que multiplicó el endeudamiento público, consignó la agencia DPA.

En ese contexto, el ministro de Hacienda anunció ayer una reducción del déficit fiscal hasta alcanzar un equilibrio el año próximo, a partir de un incremento en los ingresos y una reducción del gasto del Estado, y a partir de allí asegurarse que el Fondo brindará todo el financiamiento necesario para que Argentina pague su deuda.

Dujovne planteó que el Gobierno “para tener menor debilidad externa” en lugar de a reducir el déficit de las cuentas públicas al 1,3% del PBI el año próximo “alcanzaremos al equilibrio fiscal” en el 2018, y para esos se reducirán los gastos del Estado y se incrementarán los ingresos. El funcionario explicó que en este año, el déficit fiscal alcanzará a 2,6% del PBI, y para el año próximo deberá quedar equilibrado o con “déficit cero” , lo que implica un ahorro adicional de U$S 6.000 millones, los cuales se alcanzarán como parte de una combinación de reducción en los gastos del Estados, y aumento de los recursos.

La primera reacción de los mercados a los anuncios fue negativa, con una depreciación del peso de un 4,3%. Pero tras una intervención del Banco Central, finalmente cedió y perdió al cierre sólo un 1,5% respecto del viernes, al cotizar el dólar a $ 38,99, lejos de la marca récord del jueves pasado, cuando la cotización de la divisa norteamericana superó los $ 40 y llevó al Gobierno a elevar los tipos de interés a un 60%.

Entre los ahorros que prevé el gobierno nacional y que ayer anunció el confirmado ministro se prevé una reducción a la mitad de las partidas Gastos de Capital, que es la que se destina a la ejecución de obras públicas. También se congelarán las vacantes en el Estado, se dará aumento salarial según la inflación, y habrá un ahorro del 20% en Bienes y Servicios en el gasto corriente. Sobre este tema, Dujovne indicó, durante la conferencia: “continuamos con la política de reducción de gastos inédita para la historia de la Argentina, en la cual desde 2015 hasta 2019 habremos bajado el gasto primario de la administración nacional desde 24 puntos del PBI hasta 20 puntos del PBI”.

Respecto de los ingresos, desde el Gobierno confirmó el cobro de Derechos de exportación, bajo el siguiente esquema:

• $ 4 por dólar para las exportaciones primarias (1) y servicios

• $ 3 por dólar para el resto de las exportaciones.

• Reducción al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja, que se extenderá hasta diciembre de 2020.

Hacienda calculó que la recaudación adicional por estas medidas será de $ 68.000 millones (0,5% PBI) para este año y de $ 280.000 millones (1,5% PBI) para el año electoral que viene.

Dujovne consideró que “es crucial que el riesgo país vuelva a bajar” para alentar el crecimiento de la economía. “Quiero hablarle a los argentinos, a los que nos están mirando preocupados, con angustia. No solo a los mercados. Quiero decirle que estén tranquilos que este equipo está dejando todo en la cancha para que todo salga adelante y que vamos a salir fortalecidos de esta situación“, finalizó.

Comentarios