"A mi marido se lo está condenando socialmente", protestó la esposa de Hugo Sánchez

Claudia Ibáñez López afirmó que no hay elementos que confirmen que su esposo haya amedrentado a Fernando Vázquez Carranza.

28 Ago 2018
1

APOYO. Ibáñez López cuestionó que Sánchez esté detenido desde hace cuatro meses. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Claudia Ibáñez López, esposa de Hugo Sánchez, afirmó ayer que no hay elementos que confirmen que el ex jefe de Policía haya amedrentado a Fernando Vázquez Carranza, ex director de Policía Científica, durante el juicio oral por el crimen de Paulina Lebbos. Además, se quejó de que al imputado lo han tildado de “amedrentador”.

“Aquí, se ha coartado todo el derecho de defensa contra mi esposo. La Corte Suprema (de Justicia de la Provincia) tiene que ver lo que está pasando. Se lo ha detenido, cuando no hay un antecedente en la República Argentina de un detenido durante un proceso (penal) por una causa paralela. Al día de hoy, no hay un hecho que demuestre que mi marido haya amedrentado a alguien”, expresó la mujer.

En esa línea, insistió en que la Corte falle a favor de un recurso de queja presentado por la defensa técnica contra la disposición de la Sala III en lo Penal, para revertir la prisión preventiva del ex jefe de Policía.

Durante su declaración, Vázquez Carranza había presentado una serie de mensajes de la red WhatsApp. Los textos habían sido enviados por Enrique Andrada Barone, quien hasta ese momento era abogado de Sánchez, y hacían referencia al ex policía Luis “El Niño” Gómez. Ante ese hecho, el Tribunal determinó la separación del abogado defensor y la prisión preventiva, hasta que finalice el proceso oral, de Sánchez, quien está acusado de encubrimiento.

A mediados de este año, la Sala III rechazó un recurso de casación que había sido presentado por los siguientes letrados.

“Llevamos cuatro meses de detención y permanentemente se nombra la figura de amedrentador. A mi marido se lo está condenando socialmente. Así como el señor Lebbos tiene los Derechos Humanos para su hija (por Paulina),  yo también lo tengo para mi esposo”, remarcó Ibáñez López.

Dijo que los mensajes telefónicos fue una triangulación entre personas que se conocía, y no hay relación con Sánchez.

Sobre el juicio, afirmó que se ha direccionado hacia el funcionar de la Policía y “no se está investigando al asesino de Paulina Lebbos”. “La hipótesis está dirigida solamente a los ‘hijos del poder’. Esto está transformándose en algo totalmente político”, remarcó.  “Mi marido no ha encubierto a nadie”, finalizó.

Comentarios