José García respaldó a los docentes y pidió respuestas a la Nación: "deben ganar lo que corresponde”

El rector de la UNT reclamó una solución al Ministerio de Educación y sugirió medidas de fuerza alternativas para no perder clases. El Consejo de Decanos resolvió realizar asambleas en todas las facultades la semana que viene. Educación cita a gremios.

24 Ago 2018
1

PREOCUPADO. El rector reiteró su rechazo a las huelgas docentes pero insistió en que el Ministerio de Educación debe mejorar la oferta salarial. prensa unt

Para el rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), José García, el conflicto salarial docente es un embrollo que el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, debe resolver cuanto antes. “Le pedimos imperiosamente al Ministerio de Educación una solución a este conflicto, que desate este nudo porque 15% -de ofrecimiento- es muy poco; el 10,8% de aumento otorgado también es muy poco. Creo que el ministro de Educación debe hacer un ofrecimiento lógico a los docentes porque deben ganar lo que corresponde”, explicó la máxima autoridad de la UNT.

Con el paro de hoy, ya suman tres semanas consecutivas de huelga docente en las 57 universidades nacionales: el segundo cuatrimestre, que debía empezar el 6 de agosto, no comenzó en ninguna facultad pública del país. Si se cuentan los 18 días sin clases en el primer cuatrimestre, suman 33 las jornadas sin actividad en el año lectivo por los reclamos salariales.

La única paritaria pública abierta en el país es la de docentes universitarios: el primer ofrecimiento salarial fue del 15% en cuatro cuotas, sin cláusula gatillo. Los gremios rechazaron la propuesta. El Ministerio luego otorgó un incremento del 5% en mayo, a cuenta de la negociación irresuelta. Desde la Nación volvieron a ofrecer un 15% en tres cuotas, que nuevamente fue rechazado. Trascartón, la cartera nacional definió otorgar un 5,8% en agosto (se cobrará a partir de septiembre).

Los dirigentes de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt) pidieron que se retome la negociación. “No tenemos una fecha de una nueva paritaria nacional, pero creemos que va a surgir fruto de esta lucha. Se ha puesto de manifiesto la adhesión y el acatamiento creciente que está teniendo el paro, incluso en las redes sociales con los mensajes ‘Yo apoyo la lucha docente’. Pedimos a los rectores y al Gobierno nacional que convoquen de manera urgente la paritaria”, explicó Ariel Osatinsky, secretario general de Adiunt (ver nota aparte).

Funcionarios del área de prensa del área de Educación informaron a LA GACETA que el ministro no brindaría declaraciones. “Estamos trabajando para resolver este conflicto, que nada tiene que ver con cuestiones presupuestarias del sistema”, informó una fuente de esa cartera. Ayer se conoció que ese Ministerio convocó a los gremios docentes universitarios para el próximo lunes, con la idea de encontrar alguna salida al problema.

García comentó que el conflicto salarial generó preocupación en una nueva reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). “(El CIN) determinó que el 15% (ofrecido) es insuficiente, y también que lo propuesto en la última apertura de paritarias no era un mal ofrecimiento porque era poner como posicionamiento que queden abiertas la convocatoria a paritarias siempre y cuando el gremio no realice medidas de fuerza. Es imperioso que el ministro de Educación de la Nación se defina con un ofrecimiento para el sector docente”, planteó el rector.

En línea con la proclama de los rectores, el Consejo de Decanos de la UNT reclamó convocar cuanto antes a una nueva reunión paritaria. Las autoridades de las 13 facultades propusieron que se realicen asambleas para que la comunidad universitaria charle sobre las medidas de fuerza: “en claro apoyo a estos reclamos salariales y presupuestarios, el Consejo de Decanos propuso la realización de un día de ‘Jornada de Reflexión’, dirigida a docentes, no docentes y estudiantes para debatir la situación universitaria en todas las unidades académicas y escuelas experimentales”, consignó el documento.

García explicó que la situación le genera zozobra. “En todo el sistema universitario existe preocupación. Estoy en contra de las medidas de fuerza (refiriéndose al paro docente). Existen otras medidas para manifestar una postura al Gobierno nacional, haciendo marchas o abrazos simbólicos, como la semana pasada. Cuando se hace huelga, sobre todo por tiempo indeterminado, el impacto lo sufren los estudiantes, en particular los alumnos de escuelas medias o experimentales y los estudiantes de primer año. Por eso llamo a cuidar las instituciones”, sentó posición.

Por último, el rector agregó: “no estoy de acuerdo con la huelga pero sí con el reclamo, porque los docentes deben cobrar más dinero. Hay que buscar otra medida de fuerza donde el estudiante no sea el factor más perjudicado, el más afectado”.

Dos reclamos locales de la paritaria docente universitaria

En la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt), reclamaron dos deudas del Rectorado a los profesores. “Reclamamos el pago de los sueldos retroactivos impagos y el pago del ítem de adicional por postgrados. Para explicarlo fácil: un docente comienza a trabajar en mayo, pero cobra el primer sueldo en septiembre. Sin embargo, no le pagan los meses anteriores que trabajó y no percibió su salario. Además, hay cerca de 300 docentes que se recibieron de una especialización, maestría o doctorado, y le corresponde un adicional en el sueldo por el convenio colectivo, pero el Rectorado no lo paga”, planteó Ariel Osatinsky, secretario general de Adiunt.
El rector de la UNT, José García, rechazó los planteos de los dirigentes docentes, pero pidió analizar con la documentación cada caso. “Cuando reclaman sueldos retroactivos decimos que no debemos nada. Que el gremio demuestre que los debemos. Si es así, lo analizaremos. El proceso no indica que vos tenés derecho al salario desde el momento en que se hace la designación, sobre todo de auxiliares, porque aquellas designaciones la realizan las facultades, no el Rectorado. Una vez que salen las resoluciones, deben ser firmadas por el rector y allí se le asigna una partida presupuestaria. Si es como dice Adiunt, reconoceremos el error, pero hasta ahora no es así”, desestimó García. En cuanto a los adicionales por postgrados, por el título de doctorado se otorga una suma de 18% al básico; por la maestría, del 8%; y por la especialización, del 5%. “Esos adicionales se fijaron en el año 2008. La Nación enviaba los fondos pero dejaron de mandar las partidas en 2010. Desde entonces se hizo cargo la UNT con recursos propios. Se ha vuelto un monto importante, no tenemos el dinero para pagarlo. Debemos llegar a un acuerdo, porque el reclamo es justo”, finalizó García.

Comentarios