Haddad, el "plan B" de Lula da Silva

Los comicios presidenciales en el mayor país de Sudamérica se realizan el 7 de octubre. Con las candidaturas definidas, aún falta saber si la Justicia habilitará la participación del postulante que lidera las encuestas El ex alcalde paulista es candidato a vice Mourão defiende la dictadura militar

07 Ago 2018
1

GIGANTE EN PROBLEMAS. Una llamada laboral convocó a miles de personas en San Pablo, Brasil, país que tiene 13 millones de desempleados. reuters

RIO DE JANEIRO, Brasil.- El izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) anunció que Fernando Haddad, ex alcalde de la ciudad de San Pablo, será el compañero de fórmula de Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones de octubre en Brasil.

El anuncio cobra relevancia ya que -en el caso de que Lula, que está preso, no sea habilitado para participar en la contienda- se presume que será Haddad quien compita por la presidencia. Además, se estima que será Haddad quien encabece la campaña y concurra a los debates televisivos, debido a la reclusión de Lula en Curitiba, condenado en la megacausa conocida como “Lava Jato”.

La senadora Gleisi Hoffmann, presidenta del PT, realizó el anuncio en un video subido a las redes. El partido fundado por Lula comunicó su alianza con el Partido Comunista (PCdoB), que retiró la candidatura presidencial de Manuela D’Avila.

Haddad fue alcalde de San Pablo de 2013 a 2017, después de haberse desempeñado como ministro de Educación de 2005 a 2012 en las presidencias de Lula y de Dilma Rousseff. Durante su gestión al frente de la ciudad más populosa del país, desarrolló una exitosa política de movilidad urbana para mejorar el tránsito automotor. El 15 de agosto se sabrá si Lula puede participar de los comicios. (DPA)

Un general va con Bolsonaro

BRASILIA, Brasil.- El candidato presidencial brasileño de ultraderecha Jair Bolsonaro propuso el domingo como compañero de fórmula a un polémico general retirado del ejército que el año pasado dijo que un golpe militar era posible en el país.

El general Antonio Hamilton Mourão dijo en septiembre que el ejército podría tomar el poder si las cortes brasileñas no castigaban a los políticos corruptos.

Mourão fue removido de su puesto como jefe de finanzas del Ejército después de que afirmó que las fuerzas armadas podrían intervenir en caso de producirse el caos en Brasil.

A medida que se acercan las elecciones con final más incierto en Brasil en décadas, Bolsonaro lidera los sondeos de opinión que no cuentan al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Bolsonaro, que va como candidato del pequeño Partido Social Liberal (PSL), elaboró gran parte de su candidatura con declaraciones provocadoras, ya sea en defensa de la dictadura militar o pidiendo actos de violencia contra los homosexuales.

Bolsonaro tuvo dificultades para elegir un compañero pues los demás partidos trataban de distanciarse de sus posturas.

Otros candidatos propuestos para vicepresidente, incluyendo otro general, un astronauta y un senador en funciones, no fueron aceptados. (Reuters)


Comentarios