Los cuadernos de las coimas no aparecen, pero el fiscal cree que no son necesarios

Según Carlos Stornelli, el testimonio de Oscar Centeno es el principal elemento que impulsa la investigación. Afirmó que el 50% de los datos ya fueron corroborados.

03 Ago 2018
1

Los cuadernos que revelaron un supuesto escándalo de corrupción. FOTO TOMADA DE LA NACIÓN

La Justicia sacudió el mundo empresarial y político por el caso de presunta corrupción que se disparó por los datos que aportó Oscar Centeno, el ex chofer del ex funcionario kirchnerista Roberto Baratta. Lo particular es que los cuadernos de donde se sacaron los datos no aparecen, y la investigación se realizó en base a fotocopias. El fiscal Carlos Stornelli, sin embargo, considera que los cuadernos no son necesarios para avanzar con la causa más escandalosa de los últimos años.

Centeno admitió que las copias con que cuenta la Justicia son reproducciones de sus cuadernos originales: reconoció su letra y admitió el contenido como escrito por él mismo, más allá de que dan por descontado que el batallón de abogados y estudios de primera línea que representan a los funcionarios y empresarios involucrados intentarán invalidar las copias como pruebas. Pero es su confesión, cree el fiscal, el principal elemento que impulsa la investigación, consignó "Infobae.com".

De las fotocopias de los cuadernos, la fiscalía indicó que ya comprobó un 50% de la información. Por ejemplo: las anotaciones de Centeno de sus visitas a la Quinta de Olivos fueron cotejadas con el libro de ingresos de la residencia presidencial, que en todos los casos coincidió. Stornelli cree que la gran cantidad de detalles que pudieron corroborar (visitas a familiares, etc.) hace imposible que los cuadernos hayan sido escritos con posterioridad.

En el juzgado del juez federal Claudio Bonadio, que ordenó la detención de los ex funcionarios kirchnerista y empresarios, no mostraron aún los originales que reveló el diario "La Nación" en su investigación, por lo que las detenciones se basaron en primera instancia en las fotocopias, informó el portal "La Política Online".

En la Fiscalía de Stornelli creen que todo comenzó con una libreta, como cualquiera de las que tienen los remiseros: cantidad de kilómetros, origen, destino y monto del viaje. Pero los cuadernos de Centeno, chofer del segundo de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación durante los años del kirchnerismo, fueron sumando detalles a medida que se enturbiaban las circunstancias en que realizaba los viajes.

El caso

"La Nación" indicó que entre 2005 y 2015, durante los gobiernos de los presidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), Centeno trasladó bolsos de dinero, aunque con algunos intervalos, a la residencia presidencial oficial, el departamento de los Kirchner o la oficina de la Jefatura de Gabinete, entre otros lugares.

Este registro, según el diario porteño, figura en ocho cuadernos en los que aparentemente Centeno relató el recorrido del dinero.

La causa judicial tuvo este jueves dos nuevos detenidos, con lo que ya suman 14: el ex funcionario Hernán Gómez y Carlos Wagner, que presidió la Cámara Argentina de la Construcción entre 2004 y 2012. Otros cuatro imputados, en tanto, permanecen prófugos.

"No sé por qué estoy detenido. Esto es un show mediático. Yo no pagué coimas (sobornos)", dijo a la prensa Gerardo Ferreyra, vicepresidente de la compañía Electroingeniería, uno de los apresados en el caso, cuando era llevado a los tribunales.

Bonadio investiga una supuesta asociación ilícita, y en ese contexto decidió este miércoles citar a declarar el 13 de agosto a Fernández de Kirchner, actual senadora opositora por la agrupación Unidad Ciudadana.

Durante el día trascendieron versiones acerca de que el juez pedirá a la Cámara de Senadores que le retire a Cristina la inmunidad parlamentaria de la que goza desde que fue electa legisladora por la provincia de Buenos Aires en los comicios de medio término de octubre de 2017. Sin esa inmunidad, la ex mandataria podrá ser arrestada si así lo decide el juez.

Cristina optó hasta el momento por el silencio, pero en su entorno apuntaron contra el Gobierno por "generar un clima mediático que distraiga" de la crisis.

"Es muy llamativo que cuando aparece un problema de lavado de dinero en la provincia de Buenos Aires aparece esto", afirmó hoy Alberto Fernández, que fue jefe de Gabinete de los gobiernos kirchneristas.

En diálogo con radio Con Vos, Fernández hizo referencia a las denuncias acerca de presuntos falsos aportantes de dinero para las campañas electorales de 2015 y 2017 que hizo Cambiemos.

Desde el Gobierno de Mauricio Macri, en tanto, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró en declaraciones al canal "Todo Noticias" que la Justicia "está poniendo presos a delincuentes que se llevaron plata de la gente".

Comentarios